• Novedades
  • Hardware
  • Software
  • PC
  • Xbox
  • Playstation
  • Eventos
More

    Razer Blackwidow

    Nos toca analizar el miembro más reciente que se suma a la familia de teclados más populares de Razer. Se trata del teclado mecánico gamer Razer BlackWidow (2019) que integra green switches y tecnología RGB. Te contamos lo que necesitas saber en esta review.

    Introducción

    Nuevamente tenemos en nuestro laboratorio un producto Razer orientado a gamers y entusiastas que necesitan un teclado mecánico conocido pero con mejoras sustanciales. El BlackWidow ya es un nombre que se ha implementado allá por el año 2010 siendo muy popular, por ello ahora tenemos una nueva revisión con interesantes novedades para todos los gustos.

    Tiene una presentación simple cuya portada ofrece un pequeño indicio de cómo son las teclas al presionarlas. como se ha mencionado al principio, el teclado emplea interruptores Razer Green para una experiencia de juego placentera como así también en escritura aumentando la precisión y tiempo de respuesta, entregando a su vez un largo tiempo de vida útil. Si eres de aquellos/as que pasan todo el tiempo utilizando el teclado (de forma intensiva) ya sea para trabajo o juegos, este modelo puede ser de tu interés.

    El BlackWidow además incorpora tecnología que ilumina de forma individual cada una de las teclas con 16.8 millones de colores, que son manipulados por media de la aplicación propietaria Razer Synapse 3. Con Razer Hypershift, cada una puede convertirse en una tecla macro, o se le puede asignar funciones secundarias a través de Razer Synapse 3. Por si fuera poco, suma en su interior una memoria híbrida y soporte almacenamiento en la nube de hasta 5 perfiles, lo cual es ideal si vamos a usar el teclado en diferentes lugares sin tener que cambiar nuestra configuración.

    Teclado mecánico gamer

    Con un diseño muy similar al BlackWidow Chroma V2, tenemos en esta oportunidad la versión del 2019 del Blackwidow en un formato básico con ausencias de macro keys pero que sin dudas presenta la calidad adecuada y necesaria para poder trabajar y jugar intensamente sin preocupaciones en su uso. Esta vez vuelve a su origen siendo mucho más minimalista y accesible en términos económicos.

    No tiene para apoyar la muñeca lo cual para algunos usuarios puede resultar crucial si se juegan muchas horas, pero también es una cuestión de gustos y tipos de comodidad.

    El teclado le permite al usuario accionar hasta 10 teclas en simultáneo con una tasa de refresco de 1000 Hz. Sus dimensiones resultan estándar por lo cual no afecta el tema de espacio (tomando en cuenta que incluye el numpad). Su vida útil es contundente, soporta alrededor de 60 millones de pulsaciones, así que te puedes imaginar cuánto tiempo llegará a durar.

    En este caso, como lo hemos comentado, Razer ha optado únicamente para este producto por los interruptores mecánicos «Green» (verdes) que se sienten muy suaves al presionar con un sonido distintivo (en esta versión son mucho más estables), lo cual es bastante popular para juegos.

    La base es firme y sólida con gomas antideslizantes en sus extremos y sus dos patas en cada lateral para asignarle altura adecuada (se puede ajustar en dos alturas diferentes). Se destaca en la parte superior el canal para que el cable USB pueda salir , además del medio, por la izquierda o la derecha, una característica salvadora según el escritorio donde se encuentra el teclado.

    Dicho cable USB está trenzado (que evita que se corte, doble o aplaste) y viene con tapa para el puerto USB que no tiene algún tipo de amarre por lo cual hay que tener cuidado en no perderlo. No tiene audio ni puertos USB adicionales.

    Características del Producto

    • Razer Green Mechanical Switches diseñados para jugar
    • Vida útil de hasta 80 millones de pulsaciones
    • Iluminación personalizable Razer Chroma con 16.8 millones de opciones de color
    • Memoria Híbrida Integrada y Almacenamiento en la Nube – hasta 5 perfiles
    • Compatible con Razer Synapse 3
    • Enrutamiento de cables
    • Reconocimiento de N teclas con protección contra interferencias
    • Teclas totalmente programables con grabación simultánea de macros
    • Opción de modo de juego
    • Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
    • Tecnología Instant Trigger

    Software Razer Synapse

    Para configurar el BlackWidow en todo su esplendor descargamos y utilizamos el software de Razer Synapse. Ofrece gran variedad de opciones y pantallas para que el teclado luzca y funcione a nuestra semejanza.

    El software Synape permite configurar y guardar perfiles como así también manipular efectos de iluminación.

    Contamos con una solapa de ventana para personalizar cada una de las teclas a casi cualquier tipo de función. Además, resulta compatible con Hypershift que permite asignar a una tecla una segunda función, lo cual es ideal para los gamers. En caso de los perfiles, tenemos la posibilidad de guardar en la memoria integrada hasta cinco mientras que en la nube (con la cuenta de Razer) es ilimitado.

    Respecto a la iluminación, podemos ajustar la intensidad del brillo de las teclas, generar o activar efectos existentes de luces como el de «fuego», «ciclo de espectro»o el de «ondulación». Por si fuera poco, Razer suma el modo avanzado de Chroma Studio que básicamente brinda al usuario la posibilidad de un control total de los LED por tecla a diferentes velocidades. Por lo tanto podemos generar infinidad de efectos generando así una personalización absoluta. En mi caso iluminar con un color diferente las teclas WASD para que resalten y se visualicen mejor (foto abajo).

    Experiencia de uso

    Conectamos a nuestra computadora el flamante teclado de Razer donde previamente tiene un efecto de iluminación pre cargado que va cambiando de colores.

    Para lograr un opinión consistente y confiable, probamos el teclado sometiéndolo durante varias semanas a intensas sesiones de juegos, escritura y uso cotidiano. Si bien con los interruptores green se siente el ruido distintivo que tiene particularmente no me afecta en lo absoluto, resulta suave al tacto y responde perfectamente a todo tipo de actividad. El tema del tamaño la tecla enter siempre ha sido una discusión por parte mía especialmente a la hora de escribir, sin embargo al estar orientado al público gamer no es algo a tomar en cuenta como punto negativo, solo es cuestión de gustos.

    Con sus gomas antideslizantes y patas de altura en la parte trasera logramos una firmeza en el escritorio contundente demostrando incluso que jugando a juegos competitivos con mucha emoción el teclado mantiene su postura.

    Efecto de fuego.

    Ah, el RGB resulta un gran placer. Particularmente no soy un ferviente admirador de mantener siempre efectos de colores e iluminación en la vida cotidiana, directamente apunto a un solo color con la intensidad adecuada. Lo bueno del teclado es la posibilidad de configurar los colores a nuestro antojo, ya sea tecla por tecla o bien generando una combinación llamativa que emule visualmente algo recreativo, sin dudas podemos dar rienda suelta a la imaginación. El Software Synapse resulta muy intuitivo de usar, se nota que está bien pulido.

    Jugamos a gran cantidad de títulos como el Shadow of the Tomb Rider, Doom, Tom Clancy’s The Division 2, Far Cry New Dawn, entre otros, donde la experiencia de juego es precisa y duradera, se percibe que ni bien presionamos cada tecla recibimos una respuesta rápida y consistente. Particularmente creo que un apoya muñecas sería un adición bienvenida especialmente si estamos muchas horas frente a la computadora pero en este caso está ausente. ¿Es Negativo esto? Creo que no porque aquellos que que tienen un espacio reducido para el teclado, las dimensiones del Blackwidow vienen como anillo al dedo.

    Tiene un muy buen tiempo de respuesta, en cada juego el Blackwidow se ha comportado como corresponde.

    En el juego de Mortal Kombat 11 he notado que una de las opciones que tiene hace mención al RGB. Dado que es compatible con Razer pensé, ¿lo probamos? Ni bien ejecutamos el juego el Blackwidow va tomando los colores correspondientes y no son fijos, dependiendo del modo de juego o personaje seleccionado toma su propia personalidad. Por ejemplo al elegir a Sub-Zero, uno de mis favoritos, las teclas van reflejando diferentes tonalidades de azul, es genial!

    Conclusión

    Si pudiera definir este producto en una sola palabra sería: simplicidad. Razer propone un diseño simple de su clásico teclado mecánico BlackWidow sin agregados especiales (puertos USB, audio, etc), solo un modelo BlackWidow para aquellos usuarios que necesitan algo resistente, confiable y con un tiempo de respuesta decente para poder jugar a sus juegos favoritos con la intensidad que se merece y realizar tareas cotidianas sin desgastar las teclas.

    La nueva edición de BlackWidow (2019) vuelve a sus raíces con unas dimensiones acertadas para que se ajusten a escritorios reducidos pero sin sacrificar el numpad. Además, si sumamos sus efectos de iluminación y software Synapse tenemos un completo teclado al alcance de las manos.

    Con los interruptores verdes de Razer que cumplen perfectamente su cometido (con diseño renovado), calidad de construcción y firmeza puedo decir que es un teclado recomendado cuyo precio de venta sugerido se ubica en los $119.99 USD / 129.99 €.

    Lo Bueno

    • Interruptores Razer green.
    • Diseño y calidad de construcción.
    • Iluminación y efectos Chroma, se acopla con algunos juegos compatibles como el MK11.
    • Software Razer Synpase completo.
    • Teclas totalmente programables.
    • La salida del cable USB se puede acomodar tanto a la izquierda como a la derecha.

    Lo Malo

    • No hay para destacar.
    Alejandro Dau
    Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
    EN VIVO
    Desconectado