Soportando la 9na y 8va generación de procesadores Intel Core para socket LGA 1151, en esta oportunidad analizamos la nueva plataforma de Gigabyte AORUS Z390 Pro con las últimas tecnologías y un diseño atractivo para captar el ojo del gamer entusiasta.

Bajo la línea gamer AORUS, Gigabyte propone un modelo interesante que provee los componentes y características necesarios para exprimir los procesadores Intel Core como así también las memorias, dispositivos de almacenamiento y muchas cosas más. Sin dudas se trata de un producto que provee las bases suficientes para armar una PC competitiva y duradera.

Se acompaña con una gran variedad de accesorios. Contamos con un manual de usuario, guía de instalación, CD con software/drivers, placa de E/S, dos separadores M.2 y tornillos, cuatro cables SATA, Cables adaptadores de tira de LED digital y otro cable de extensión de tira de LED RGB. También se incluye un conector G (para una fácil instalación), dos cables de termistor y finalmente una insignia de Aorus para presumir.

Gigabyte AORUS Z390 Pro

La placa base presenta el formato ATX de 30.5 x 24.4 cm junto a un diseño robusto utilizando componentes de alta calidad muy bien distribuidos a lo largo y ancho del PCB reforzado.

Utiliza un diseño de potencia de CPU digital de 12 + 1 fases que incluye tanto el controlador PWM digital como DrMOS. Se suman dos conectores PCIe de 8 + 4 pin para entregar energía precisa con el objetivo de que el procesador de Intel pueda desplegar toda su capacidad de rendimiento. Gigabyte menciona que incluso podemos llevar a 5GHz de velocidad todos los núcleos del procesador (según el modelo de CPU por supuesto).

El socket LGA 1151 soporta los procesadores Intel de novena y octava generación Core i9 / i7 /i5 / i3 / y los Pentium / Celeron.

Se destaca la implementación de su diseño completo térmico que combina dos disipadores de calor con un heatpipe, manteniendo así temperaturas de operación óptimas en la zona MOSFETs y por consiguiente una performance elevada que los entusiastas sabrán aprovechar.

Respecto a las memorias, contiene cuatro ranuras DDR4 Dual-channel reforzadas con acero inoxidable para prevenir la distorsión o torsión del PCB, y las interferencias de ESD. Soporta hasta una velocidad de 4266 MHz (mediante overclock) y una capacidad máxima de 64GB.

El chipset Intel Z390 se encarga de los conectores M.2 (Socket 3, clave M, tipo 2242/2260/2280/22110 SATA y soporte de SSD PCIe x4 / x2) y el M.2 (Socket 3, clave M, tipo 2242/2260/2280 SATA y soporte de SSD PCIe x4 / x2), compatibles con Intel Optane Memory.

En posición de 90 grados, figuran los seis puertos SATA III de 6 Gb/s con soporte de RAID 0, 1, 5 y 10.

La placa base viene con tres ranuras PCIe 3.0 de 16x (las dos primeras reforzadas en acero), las cuales dependiente la cantidad de tarjetas instaladas funcionan de la siguiente manera (Nvidia SLI y AMD Crossfire):

  • Con dos tarjetas gráficas: 8x – 8x – 0x
  • Con tres tarjetas gráficas: 8x – 4x – 4x

En audio, contiene el chipset de Realtek ALC1220-VB de hasta 7.1 canales. Cuenta con la tecnología “Smart Headphone Amp” que detecta automáticamente la impedancia de los auriculares lo cual evita inconveniente de distorsión o control de volumen. Por otra parte el micrófono presenta SNR hasta 110 / 114dB (A).

La solución de audio se encuentra totalmente aislada del resto de los componentes del PCB (se puede apreciar la línea led divisoria) donde integra capacitores WIMA FKP2 de grado Hi-Fi. Sin dudas tanto los gamers como usuarios exigentes estarán satisfechos con este tipo de implementación.

Finalmente damos un vistazo al panel trasero, que se encuentra totalmente protegido. Brinda una salida de video HDMI, cuatro puertos USB 2.0, dos USB 3.1 Gen 2 Type-A (los rojos), tres USB 3.1 Gen 1 y un USB Type-C (compatible con USB 3.1 Gen 2). Además se integra un puerto de red Gigabit y 5 audio jacks + una salida óptica S/PDIF. Este modelo en particular carece de una solución Wi-Fi.

El PCB tiene un diseño exclusivo de 2X cobre que permite sostener cargas de energía mayores a las normales y eliminar rápidamente el calor. De esta manera el manejo de energía es mucho más eficiente y la potencia requerida para el CPU es mayor por lo cual se vuelve más atractivo para el overclocking.

Comparación de los modelos AORUS Z390 de Gigabyte (Fuente Amazon)

Para más información visita el sitio oficial de Gigabyte.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i9 9900K
  • G.Skill Ballistix DDR4 2400 16GB Kit
  • Noctua NH-U12S
  • GeForce RTX 2060
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente Thermaltake Smart M1200W

Bios

Ya con la PC conectada y funcionando hacemos una escala en el UEFI Dual Bios de Gigabyte con una estética gamer ya conocida donde no observamos cambios determinantes. Para los principiantes, tenemos la pantalla de “Easy Mode” agrupando en un solo lugar todas las opciones principales y sirve para dar un buen vistazo al funcionamiento de los componentes.

En el modo avanzados tenemos todas las pantallas necesarios para configurar cada componente del sistema. Contamos con variedad de opciones para exprimir la arquitectura de Intel donde permite configurar los voltajes y monitorear las temperaturas y revoluciones del ventilador (Smart Fan 5).

Si bien no ofrece novedades, el Bios sigue siendo robusto y estable.

El UEFI Bios sigue sin cambios a otras ediciones y no ofrece variantes respecto a la interfaz. Eso sí, resulta muy estable lo cual es importante siendo ideal para realizar prácticas de overclock. Por otra parte no figura el RGB Fusion siendo necesario configurar el RGB desde la aplicación en el sistema operativo.

Información

En esta oportunidad se suma uno de los procesadores de novena generación más potente del mercado, el Core i9 9900K (con multiplicador desbloqueado y TDP de 95W) el cual no tiene problemas con la placa base AORUS Z390 Pro al igual que la flamante tarjeta RTX 2060 que ocupa la ranura PCIe 3.0 de 16x. Las memorias funcionan en dual-channel a 3400 Mhz mediante el perfil X.M.P formando un total de 16GB.

Overclock

Con las herramientas y calidad de componentes que contamos como base para aplicar overclocking en el AORUS Z390 Pro, aumentamos la frecuencia del Core i9 9900K con facilidad alcanzando los 5.1 GHz para todos sus núcleos por medio de la solución por aire de la compañía Noctua. Se destaca la estabilidad ya que a un voltaje menor de 1.4v podemos mantener perfectamente estable el sistema a 5.0 Ghz.

Indudablemente la capacidad de la placa base para ofrecer un OC elevado es amplia y eso que solo estamos hablando con refrigeración por aire para el CPU. El i9 9900K logra un desempeño estupendo y abrumador en este tipo de arquitectura con dual-channel.

Software

Gigabyte ofrece al usuario un paquete de software para que la experiencia frente a la PC sea la más completa posible. En el APP Center se agrupan todas las aplicaciones que hayamos decidido instalar como es el caso del RGB Fusion, @Bios, Easy Tune, entre otros.

Con todos los controladores instalados, damos un vistazo al panel de audio de Gigabyte y Realtek que permiten configurar cómo vamos a disfrutar tanto del contenido multimedia como de los juegos.

RGB Fusion

Aquí podemos darle una vida de colores a la placa base seleccionando diferentes modos de iluminación y efectos. La aplicación resulta muy sencilla de utilizar.

La placa base AORUS tiene distribuidos leds en distintos sectores resaltando sus respectivos logos. Llama la atención cómo queda iluminado el panel trasero, realmente queda de lujo. Tanto los gamers como fanáticos del RGB quedarán satisfechos ya que se trata de la dosis justa y necesaria para presumir la PC como corresponde dentro del gabinete.

Pruebas de rendimiento

Durante un lapso considerable de tiempo, el PCMark10 analiza distintas situaciones de uso de la PC, incluido el gaming. De esta manera por medio de infinidad de pruebas da un resultado en concreto y es realmente alentador. Con las piezas de hardware que hemos armado, el puntaje se eleva hasta casi los 8200 puntos demostrando que la placa base resulta un “todo terreno”, manifestando una gran eficiencia y capacidad de potencia.

Con la Geforce RTX 2060, el 3DMark Fire Strike arroja un contundente puntaje muy superior a lo que hemos recopilado en otros casos con una GTX 1070 y un Core i7 8700K (alrededor de 16.000 puntos). Con más de 18.530 puntos tenemos un rendimiento bastante alentador sin tomar en cuenta que todavía no hemos realizado prácticas de overclock a la placa de video, procesador ni memorias por lo cual el techo de desempeño todavía no está dicho. Lamentablemente la RTX 2060 no soporta SLI por lo cual si queremos aprovechar las otras Ranuras PCIe 3.0 de 16x tendremos que ver otras placas de video que si lo soporten.

En el programa Cinebench junto al Core i9 9900K cosechamos un promedio en multi-tareas de 33.28 puntos frente a los 15.60 puntos que puede arrojar un Core i7 8700K. Claramente los 16 núcleos del Core i9 9900K hacen mucha diferencia y la placa AORUS Z390 Pro logra sostener con la frente bien alta.

Finalmente ejecutamos el Passmark Performance Test 9 donde logramos superar con facilidad los 20.000 cpus marks del procesador (con los 15.400 del 8700K). Sin dudas a la hora de elegir un procesador vamos a tomar en cuenta la relación costo / rendimiento pero algo es seguro, el AOURS Z390 Pro no tendrá problemas en exprimir cualquiera sea la elección.

Por otra parte, las memorias DDR4 arrojan un puntaje sintético adecuado a sus 3400 Mhz, mientras estaba a costumbrado a no superar la barrera de los 3000 puntos con módulos a 2400 MHz. Además, la placa soporta hasta 4266 MHz, por lo tanto tenemos todavía aún más para sacar provecho.

Conclusión

Que puede decir de esta plataforma, si tuviera que definirla en una sola palabra sería “equilibrada” ¿Por qué? Porque no solo ofrece una relación entre costo y rendimiento estupenda, sino que tiene muchas características tanto de calidad como de prestaciones realmente útiles que potencian cualquier componente que vayamos a instalar.

Tiene varias virtudes, entre ellas su capacidad de overcloking que eleva el rendimiento tanto de las memorias como del CPU a niveles máximos sin generar demasiado calor ni perder energía.

Para una PC Gamer resulta un placa base muy interesante y recomendada con la dosis de RGB justa para que el sistema se vea atractivo y a su vez motive al entusiasta a realizar efectos de iluminación a gusto.

La Gigabyte AORUS Z390 Pro tiene sin dudas cualidades notorias para formar parte de tu PC y si te hace falta tecnología inalámbrica Wi-Fi, hay un modelo particular para ello (el costo por supuesto aumenta). En Amazon USA se puede conseguir desde U$213.57.

Lo Bueno

  • Capacidad de overclock.
  • Calidad de componentes.
  • RGB distribuido en todo el PCB.
  • Ranuras PCIe de 16x y memorias reforzadas en acero.
  • Audio de calidad.
  • Dual UEFI Bios estable.
  • Todos los conectores M.2 con disipación pasiva.

Lo Malo

  • En el Bios no figura para configurar el RGB (por el momento).

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!