Siendo el primer videojuego de la compañía creada por Elijah Wood, SpectreVision, Transference recibe niveles de atención exagerados. Generando una gran expectativa, especialmente en los departamentos de narración y actuación, dada su asociación con la superestrella de Hollywood. Después de una deslumbrante revelación en la E3 2017, la anticipación era alta.

Introducción

Transference cuenta la historia de un científico llamado Raymond Hayes, que descubrió una forma de cargar la conciencia humana a una computadora, lo que hace que sus sujetos de prueba sean efectivamente inmortales. Naturalmente, para cualquier hombre de ciencia megalómano, escanear su propia mente y ponerla en el ciberespacio nunca será suficiente. En su lugar, decide llevar a su hijo Ben y a su esposa Katherine a un espeluznante y deliberadamente confuso ciber paseo.

Ambientado en una recreación digital de una casa en Boston a lo largo de la década de los 2000. Transference es un Walking Simulator, un género que intenta engendrar un compromiso emocional en lugar de poner a prueba tu destreza. Cambiarás entre Ben, Raymond y Katherine, para explorar la casa desde sus distintos puntos de vista y en diferentes marcos de tiempo, absorbiendo la atmósfera, desenredando pistas y resolviendo una serie de rompecabezas simples.

Transference

Paseando por sus interiores intencionalmente torpes y de baja fidelidad, pronto descubrirás todo tipo de historias, desde garabatos infantiles en las paredes hasta pedazos de la casa que aparecen y desaparecen. Píldoras para dormir y de cafeína van y viene del botiquín, las puertas se desvanecen y reaparecen, y las voces de otros miembros de la familia te llaman desde el vacío, ayudando a crear una imagen de lo que le sucedió a la familia Hayes.

Los acertijos, que inicialmente son llamativos, terminan siendo muy simples ya que solo requieren interacción con objetos cercanos y un poco de prueba y error.

En caso de que los pedazos de la trama fragmentados en las paredes, pisos y armarios sean demasiado sutiles, también encontrarás grabaciones de video, hechas por cada miembro de la familia. Aunque no te dan mucha información nueva más allá de lo que has visto a tu alrededor, lo interesante es que son filmaciones reales en lugar de CGI, una decisión que vale la pena en algunas grabaciones más que en otras.

Para un juego con el pedigrí de SpectreVision, la actuación es desigual, en algunos casos convincente, en otros levemente vergonzosa. También sufre de una escasez de trama. El hecho de que un científico haya cargado la conciencia de su familia a una computadora se aclara desde el principio, pero no se hace ninguna revelación a lo largo del resto del juego, que solo se centra en dar forma a los aspectos de sus relaciones deterioradas. Es decepcionante, especialmente teniendo en cuenta que la historia y el ambiente son las características principales de Transference.

Transference

Gameplay

Los acertijos, que inicialmente son llamativos terminan siendo muy simples, solo requieren interacción con objetos cercanos y un poco de prueba y error. Algo muy común en los Walking Simulators, pero dadas sus deficiencias en otras áreas, solo aumenta la sensación de oportunidad perdida. Ni siquiera cumple con sus leves tendencias de horror, conformándose con jumpscares en lugar de algo más visceral o psicológico.

El área en donde brilla Transference es su atmósfera. Voces extrañas que resuenan desde el espacio digital con una sensación de caos apenas contenido, puertas, heladeras y paredes entrando y saliendo de la existencia, mantienen una sensación de terror leve que la trama y la acción nunca logran cumplir.

Puedes finalizar el juego en un par de horas (te llevará una hora más coleccionar hasta el último DVD oculto), pero aun así es una experiencia bastante breve por su precio. Te resultará adicionalmente insatisfactorio si has jugado a otros juegos del género, como el emotivo Gone Home, el maravillosamente siniestro What Remains Of Edith Finch, o el genuinamente misterioso Everybody’s Gone to The Rapture, todos los cuales son más largos, más interesante, y tienen mejores personajes y actuación. Sin mencionar que son un poco más baratos.

Ninguno de los juegos mencionados anteriormente esta para VR, lo cual es un buen punto de diferencia con Transference, aunque no lo suficiente para hacerlo excelente, especialmente, si la mayoría de las personas, no posee un HTC Vive, Oculus Rift o PlayStation VR.

Conclusión

Transference es una obra de ficción interactiva leve pero bien intencionada que no cumple con sus ambiciones, y que a pesar de las conexiones con el estrellato de Hollywood carece de la conexión emocional o de la actuación para que la experiencia sea memorable.

Puntajes
Gameplay
70 %
Historia
70 %
Gráficos
80 %
Música/Sonido
80 %
Nintendo Nerd, Blizzard fanboy, Pokemon Master, i don't wanna lie but i don't wanna tell you the truth...

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!