AMD nos hace llegar el procesador de segunda generación AMD Ryzen 7 2700X para brindar el máximo rendimiento de multi procesamiento que se puede obtener en computadoras de escritorio estándar. A continuación, en este review, analizamos su desempeño general y otros detalles.


La presentación del procesador es muy atractiva e incluye un cooler stock. Este modelo es lo mejor que podemos encontrar en la actualidad en Ryzen, así que es importante tener una placa base con la capacidad suficiente de exprimirlo al máximo.

AMD Ryzen 7 2700X

El packaging contiene el procesador con un manual y el sticker de Ryzen, al que podemos pegar en el frente del gabinete, queda de lujo. El “X” significa que está desbloqueado, es decir es ideal para overclocking.

Aquí tenemos al flamante Ryzen 7 2700X para el socket AM4, que contiene 8 núcleos físicas, y un total de 16 hilos con una frecuencia base de 3.7 GHz (con un turbo máximo de 4.3 GHz). Sin dudas se trata de una opción potente y rendidora ideal para PCs de Gaming o estaciones de trabajo.

Por otro lado se destaca su tecnología AMD StoreMI para placas base con chipset de AMD serie 400 que básicamente une la velocidad de un SSD con la capacidad de un disco rígido en una sola unidad. También la tecnología AMD SenseMI que emplea el uso de la inteligencia artificial para incrementar el potencial de la arquitectura.

Para mayor información puedes visitar el sitio de AMD.

Cooler

AMD dispone de una línea de sistemas de refrigeración AMD Wraith para procesadores Ryzen socket AM4 que va desde el modelo Wraith Stealth, pasando por el Wraith Spire hasta llegar al Wraith Prism. Algunos vienen con iluminación LED configurable a través de placas base con su software compatible tales como ASRock RGB LED, ASUS Aura sync, Biostar VIVID LED DJ, Gigabyte RGB Fusion y MSI Mystic Light.

En este caso junto al Ryzen 7 2700X se suma el cooler stock AMD Wraith Prism con iluminación RGB (solo disponible en los Ryzen 7). Esta opción de refrigeración por aire resulta compatible con la mayoría de los motherboards dado a su perfil compacto que no molesta para nada a las memoria RAM ni placa de video.

El Wraith Prism presenta un anillo de luz iluminado (LED RGB) con las aspas del ventilador transparentes ofreciendo un movimiento con efectos de arco iris, sin dudas realmente atractivo. Presenta una base de cobre con contacto directo al CPU sumando dos heatpipes del mismo material que se funcionan con el disipador conformado por finas aletas de aluminio.

Dicho cooler pasa a ser una muy buena opción para el Ryzen 7 tomando en cuenta que se trata de una versión stock, si queremos mejorar el rendimiento podemos ir a soluciones mucho más avanzadas, incluyendo water cooling. Eso sí, vamos a ver en este caso si la capacidad de overclocking es abultada.

Plataforma de pruebas

  • G.Skill Ballistix DDR4 2400 16GB Kit
  • X470 AORUS Gaming 5 WiFi
  • Corsair H100i Pro RGB
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • WD Green SSD 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente Cougar VTX 700W
  • Aerocool Proyect 7 P7-C1

Información

El Ryzen 7 2700X corresponde a la segunda generación de procesadores Ryzen con arquitectura “Pinnacle Ridge” que tiene un proceso de fabricación de 12nm FinFET con un TDP predeterminado de 105 W y una temperatura máxima de 85°C. Soporta gran variedad de sets de instrucciones tales como el SSE-4A, AMD-V, AES, AVX, FMA3, SHA, entre otros.

Emplea el socket AM4 que tiene un total de 1331 pines y tiene un voltaje de 1.212 (aproximadamente según el CPUz). En cuanto a núcleos, tiene 8 físicos y 8 lógicos, es decir un total de 16 hilos de ejecución lo cual se vuelve una opción ideal para multi-tasking.

Contiene un caché L1 de 768 KB, un caché L2 de 4 MB y finalmente un caché L3 total de 16MB. Activando el perfil de XMP en el Bios, las memorias pasan a funcionar a 3400 MHz con una capacidad de 16 GB en Dual-Channel. De todas maneras, para unas comparaciones justas con otros procesadores vamos a dejar luego la configuración por defecto en 2400 MHz.

Por último contamos con la versión de PCI Express 3.0 a 16x utilizando la tarjeta de video GeForce GTX 1070, la cual acompaña de manera estupenda este tipo de procesador.

AMD Ryzen Master

AMD dispone de su herramienta para desbloquear los procesadores AMD Ryzen “X”, dado que tienen desbloqueado cada multiplicador de cada núcleo de fábrica, para que puedas personalizar y mejorar el desempeño a gusto. Por ende, con la herramienta AMD Ryzen Master podremos lograr exprimir la arquitectura de segunda generación Ryzen al máximo y con seguridad.

El AMD Ryzen Master contiene hasta hasta cuatro perfiles para almacenar los ajustes de velocidad y voltaje, incluyendo uno de “Game Mode” que básicamente se prepara para ofrecer un rendimiento óptimo mientras jugamos sin levantar demasiado calor. Incluso de ser necesario ofrece la posibilidad de anular núcleos y así alcanzar mayores frecuencias de overclock. También permite ajustar las memorias DDR4.

Otra característica de la utilidad de AMD es el monitoreo de temperaturas, voltajes y velocidades por núcleo, muy útiles a la hora de tomar conclusiones del funcionamiento del sistema en general.

Pruebas de rendimiento

Arrancamos con el Passmark 9 donde el procesador queda muy bien posicionado frente al peso pesado de la octava generación Intel Core, el 8700K. Cunado se trata de realizar cálculos de todo tipo, incluyendo punto flotante y números enteros, el Ryzen 7 2700X tiene las cualidades y potencia suficiente para alcanzar buenos resultados y ser una opción competitiva.

En las memorias DDR4 en modo dual-channel, los resultados son admisibles, especialmente para nuestro Ryzen 7 que supera sin inconvenientes la barrera de los 2300 puntos.

El PCMark10 en su versión extendida analiza todos los aspectos del sistema, incluyendo el de gaming con intensas pruebas que llevan al límite el rendimiento de cada arquitectura. En este caso nuestro Ryzen 7 logra un excelente nivel, similar al que podemos obtener con un Core i5 8600K ya que ambos se ubican en los 7100 puntos.

Indudablemente la segunda generación de Ryzen ha comenzado con el pie derecho tomando notoriedad en cuanto a la performance general siendo una interesante alternativa para el armado de PCs tanto para Gamers como entusiastas que desean, sin gastar demasiado, poder correr con fluidez todas las aplicaciones y juegos de la actualidad.

Con la GTX 1070 de por medio, en el 3DMark Firestrike (modo estándar) cosechamos un puntaje ideal para el procesador 2700X superando los 15.500 puntos, por encima del 8600K. Queda claro que AMD busca un lugar de reconocimiento con esta nueva generación y tratar de equiparar el mercado de CPUs que viene dominando hace tiempo Intel.

Ahora bien, AMD hace bastante hincapié en la cantidad de núcleos y con un 2700X con 16 hilos de ejecución se espera que en el ámbito de multi tareas se desempeñe con holgura. Efectivamente logra un estupendo resultado con 18.2 puntos demostrando que tiene la capacidad suficiente para superar cualquier situación compleja.

Por otra parte si nos enfocamos al rendimiento por núcleo, todavía AMD queda un poco relegado (aunque no por mucho), el 2700X cosecha 2 puntos, ligeramente por debajo del 8600K.

En definitiva, el AMD Ryzen 7 2700X ofrece todo lo necesario para sostener intensas sesiones de gaming, aplicaciones y ediciones, todo lo que se te ocurra siempre y cuando acompañemos con una apropiada tarjeta de video y memoria RAM (lo ideal es tener 16 GB).

¿Y en calor cómo anda?

Con la solución de refrigeración de Corsair H100i Pro RGB tenemos unas excelentes temperaturas de operación con un modo reposo (esto es sin realizar tareas complejas) que comienza con un piso de 28 grados y no supera los 30 grados.

Cuando comenzamos a ejecutar programas demandantes que utilicen todos los núcleos la temperatura asciende hasta casi los 36 grados lo cual es realmente para el aplauso. Con este tipo de refrigeración líquida podemos exprimir al máximo al Ryzen 7 2700X y elevando sus frecuencias.

Overclocking

El procesador no tiene demasiado margen de overclock, alcanzando de manera estable los 4.3 GHz para todos sus núcleos físicos. Anulando algunos núcleos y manipulando voltajes podemos incrementar un poco el rendimiento pero sinceramente no se busca un récord sino más bien un comportamiento óptimo y estable.

Conclusión

El Ryzen 2700X tiene una excelente relación de precio / rendimiento, si lo comparamos con un 8700K, con frecuencias realmente elevadas alcanzando los 4.3 GHz y tecnologías complementarias que ayudan a obtener una mejor experiencia frente al computador.

Si bien se encuentra pensado para plataformas con chipset AMD 470/450, también es compatible con versiones anteriores con chipset X370 y B350 (con Bios actualizado, claro está). Además soporta altas frecuencias de memoria donde alcanzamos, con el XMP, 3400 MHz utilizando dos módulos.

Otro aspecto a destacar son las temperaturas que si bien con un cooler stock tiene temperaturas superiores a las expresadas en este review, se mantienen en un rango totalmente aceptable tomando en cuenta que tiene un TPD mucho mayor (al 1700X por ejemplo). Claro que merece una mención especial la refrigeración de AMD Wraith Prism con RGB Led integrado siendo la mejor opción incluida para el que no quiere gastar de más pero obteniendo temperaturas de trabajo óptimas y eficientes. El RGB puede ser controlado por las aplicaciones que tienen las placas base de cada fabricante.

AMD ha hecho un importante trabajo en proporcionar al usuario entusiasta de una herramienta competitiva para monitorear y practicar overclock sobre el procesador Ryzen desde el sistema operativo. Así es, AMD Ryzen Master.

En cuanto al overclock per se, no me ha generado un impacto contundente dejando la sensación que la capacidad en este aspecto se encuentra limitada por la arquitectura por más empeño que se le haya puesto. Particularmente siempre he buscado un OC que sirva de algo y no cosechar un simple número para conquistar a la comunidad.

Finalmente para concluir seguramente te preguntarás si vale la pena este procesador. Debo decirte que es una alternativa a tomar en cuenta si tu PC es un poco vieja (6 años o más de antigüedad), ya que si presentas un sistema con Ryzen de la generación anterior (tipo un 1700X con motherboard X370) prácticamente no notarás los cambios. Ahora bien, si estás por armarte una PC completamente desde cero, pues sin dudas vale la pena, especialmente si realizas múltiples tareas al mismo tiempo.

Lo buenoLo malo
  • Incluye el cooler AMD Wraith Prism con RGB Led.
  • Utilidad AMD Ryzen Master para monitorear y practicar OC con facilidad y seguridad.
  • Excelente rendimiento, especialmente cuando se trata de múltiples tareas.
  • Buenas temperaturas de trabajo.
  • Multiplicadores desbloqueados.
  • Compatible con placas base X370/B350 actualizando el Bios.
  • Capacidad de OC limitada.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!