Analizamos la nueva plataforma de AMD, con chipset X470 bajo el socket AM4 y con las prestaciones gamers de AORUS incluyendo una solución WiFi.

La serie AORUS apunta a los entusiastas gamers que quieren armar una PC competitiva con las últimas tecnologías del mercado y es aquí donde Gigabyte presenta una placa base llena de prestaciones para intentar seducir, en este caso agregando el soporte de conectividad inalámbrica y el nuevo chipset de AMD con soporte de la segunda generación de Ryzen.

En accesorios, encontramos que ofrece un manual de usuario, dos DVDs con controladores y software, un shield de entrada/salida, cuatro cables SATA III de 6Gb/s, dos tornillos M.2 / M.2 Standoff, un conector G (para facilitar la instalación) y cable thermistor.

X470 AORUS Gaming 5 WiFi

Sin dudas un diseño bastante robusto y atractivo por donde se lo mire. La placa base presenta el formato ATX de 30.5 x 24.4 cm con disipadores pasivos ubicados tanto en el chipset X470 como en la zona de mosfets (con un heatpipe de por medio) demostrando que se trata de una plataforma con las herramientas necesarias para ofrecer el mayor rendimiento de la arquitectura Ryzen.

Contiene el socket AM4 que soporta la primera y segunda generación de procesadores Ryzen como así también la séptima generación de A-series/Athlon y Ryzen con Radeon Vega Graphics. Además tiene un diseño de 8+3 Phase Hybrid Digital PWM, para una mejor y mayor precisión energética logrando estabilidad y alto rendimiento de la arquitectura de AMD.

Con su diseño de 8+3 Phase Hybrid Digital PWM podemos exprimir el rendimiento de los Ryzen de segunda generación al máximo.

Brinda cuatro ranuras en acero reforzado DDR4 con una capacidad máxima de 64GB soportando velocidades de hasta 3200 MHz mediante overclock.

El chipset de AMD X470 ofrece soporte para seis puertos SATA III de 6Gb/s en posición de 90 grados con la posibilidad de configurar la tecnología RAID 0,1 y 10. Se destacan los dos conectores M.2: el de socket 3, M key, tipo 2242/2260/2280/22110 para SATA y PCIe 3.0 x4 /x2 SSD y en segundo lugar el de socket 3, M key, tipo 2242/2260/2280 PCIe 2.0 x4/x2 SSD. El primer M.2 tiene un disipador removible (Thermal Guard) para mantener temperaturas de trabajo más efectivas sin afectar la placa de video dedicada.

Respecto a sus ranuras de expansión, contiene un PCIe de 16x (a 16x), otro PCIe de 16x (a 8x), ambos reforzados en acero, y un tercer PCIe de 16x (a 4x). Soporta la tecnología multi-GPU 2-Way CrossFire y SLI, a preferencia del usuario. Finalmente la plataforma AORUS incorpora dos PCIe de 1x. Todos los PCIe conforman el estándar 2.0.

En una PC Gamer el audio es fundamental, por ello Gigabyte ha decidido optar por el chipset de Realtek ALC1220 con soporte de hasta 7.1 canales. Además combina condensadores WIMA FKP2 de alta fidelidad y capacitores de audio Chemicon de alta gama (para proporcionar un sonido rico en graves y frecuencias más claras). Si a todo esto le sumamos la tecnología exclusiva AMP-UP tenemos una respuesta más que satisfactoria en materia de sonido, ideal para los exquisitos.

Por último damos un vistazo a su panel trasero, muy completo por donde se lo mire. arrancamos con cuatro puertos USB 3.1 Gen 1, un USB Type-C (con soporte de USB 3.1 Gen 2), un USB 3.1 Gen 2 Type-A (el rojo) y cuatro USB 2.0.  Se asoman también un puerto de Red Gigabit (RJ-45), cinco audio jacks + salida S/PDIF óptica y dos conectores para antenas MMCX (2T2R).

De manera inalámbrica, podemos alcanzar un rendimiento gigabit! con velocidades de hasta 1.73Gbps!

El módulo inalámbrico de Intel 11ac 2×2 WAVE2 en la placa base es compatible con Wi-Fi 802.11a / b / g / n / ac, con banda dual de 2.4 / 5 GHz, Bluetooth 5 y con el estándar inalámbrico 11ac 160MHz.

Además hay que destacar los puertos con tecnología USB DAC-UP 2 de voltaje ajustable con diseño de energía dedicado ideal para conectar el headset de VR, gamepads, SSDs/HDD externos, etc. Ofrece energía limpia, aislada compensando la caída de voltaje.

Cuadro Comparativo

Gigabyte tiene en su cátalogo diferentes opciones para el gamer, cada una con sus prestaciones extras. El X470 AORUS Gaming 5 WiFi se ubica en el medio, por encima de la versión Ultra gaming.

Para mayor información visita el sitio oficial de Gigabyte.

Plataforma de pruebas

  • AMD Ryzen 7 2700X
  • G.Skill Ballistix DDR4 2400 16GB Kit
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente Cougar VTX 700W

Bios

La nueva plataforma de AMD X470 de la mano de AORUS brinda dual UEFI Bios, para mayor seguridad en caso de una mala actualización o inconveniente específico. Contamos con una gran variedad de pantallas para configurar cada componente del sistema de forma precisa y completa. Con su estética clásica gamer, el Bios integra muchas opciones, incluidas las de overclock, que permiten exprimir tnato al CPU como a las memorias hasta alcanzar su máximo rendimiento. Resulta bastante estable para manejar, siempre y cuando no exgaremos con la manipulación de valores.

Como es costumbre, Gigabyte tiene un pleno repertorio de opciones para configurar nuestro procesador Ryzen, en este caso de segunda generación.

En una de las pantallas, RGB Fusion, podemos configurar directamente los colores y efectos de la plataforma. Se destaca también la función Smart Fan 5 manipular las revoluciones de ventiladores y monitorear temperaturas.

Información y software

Para mejorar la experiencia y configurar, monitorear y recopilar información de la PC, Gigabyte integra ciertas herramientas que se juntan en el APP Center, tales como el @BIOS (para actualización desde el Windows), VTuner para overclock, game boost, EasyTune, entre otros.

También tenemos los controladores (drivers) para instalar en el sistema operativo, donde hacemos hincapié en la interfaz de Audio con el chipset de Realtek ALC1220.

Vaya, vaya… he estado esperando bastante tiempo poder ver y presenciar en persona al procesador de AMD de segunda generación Ryzen 7 2700X de ocho núcleos (16 hilos de ejecución) que merece su review aparte. En su modo de ahorro de energía trabaja a 2.2 GHz mientras que las memorias DDR4 en dual-channel lo hacen a ni más ni menos que 3400 MHz gracias su perfil XMP. Por otro lado el motherboard y su chipset X470 se detectan perfectamente, al igual que la tarjeta PCIe de 16x con la GeForce GTX 1070.

RGB Fusion

Desde el Windows 10 Pro manipulamos el RGB de diferentes formas, según nuestro criterio y gusto. La placa base tiene leds en varios lugares para armar una fiesta de colores.

El sistema luce vívido y atractivo.
Efectos de iluminación, ciclo de colores.

Overclocking

El overclocking ha sido dentro de todo esperado, con picos de 4.3 GHz en la plataforma de Gigabyte (para un solo núcleo). Sin embargo hago mucho hincapié en la estabilidad ya que al overclockear todos los núcleos se vuelve muy difícil mantenerla en altas frecuencias. con 3.9 GHz (all cores) tenemos una decente velocidad con un rendimiento realmente interesante. El motherboard sin dudas tiene las cualidades para sostener y promover este tipo de práctica.

Pruebas de rendimiento

Realmente un rendimiento muy similar, en términos generales, a la plataforma Intel con chipset H370 + el procesador Core i5 8600K (cosecha 7143 puntos). Indudablemente la plataforma de AMD tiene un buen nivel cuando se trata de realizar tareas cotidianas que impliquen edición de video, gaming y tareas esenciales.

En el programa sintético 3DMark Fire Strike la placa de video de Nvidia GeForce GTX 1070 (reference) cruza los 15.500 puntos demostrando que junto al chipset X470 tiene una buena base para desplegar todo su potencial.

Continuamos con el programa Passmark Performance Test 9, donde en las pruebas sintéticas de CPU y memorias cosecha puntajes adecuados con un buen nivel del kit DDR4 a 3000 MHz. Si aplicamos overclocking el resultado del CPU MArk asciende hasta los 17513 puntos demostrando la gran capacidad de la plataforma para exprimir la arquitectura Ryzen de segunda generación, y eso que no lo hemos llevado al límite aún.

Por último medimos el rendimiento del procesador en el Cinebench cuyo desempeño del Ryen 7 2700X demuestra gran contundencia, especialmente cuando se trata de utilizar varios núcleos a la vez y en este caso es considerable (El rendimiento per core sigue estando por debajo si lo comparamos con la arquitectura Intel de octava generación). En overclock para tener una diferencia notable, debemos aumentar aún más las frecuencias de las que hemos efectuado en este review.

Conclusión

Gigabyte propone una muy buena opción basada en la plataforma de AMD X470 integrando lo mejor del universo AORUS en prestaciones y calidad. Combina componentes de alta calidad (Ultra Durable) con un diseño sólido y atractiva, sumado a la iluminación RGB que termina de completar como postre. En esta revisión se destaca la inclusión de la tecnología WiFi Gigabit 802.11ac Wave 2 con velocidades de hasta 1.73Gbps.

Presenta un UEFI Bios intuitivo y completo, con funciones que mejoran el rendimiento de las piezas de hardware principales del sistema. Tiene una muy buena capacidad de overclock ideal para los procesadores Ryzen 2700X y 2600X de segunda generación.

Sin dudas se trata de una placa base recomendada que contiene características interesantes para obtener un rendimiento óptimo y eficiente con las últimas tecnologías de AMD.

Lo buenoLo malo
  • Diseño 8+3 Phase Hybrid Digital PWM.
  • Ranuras de memoria y PCIe reforzadas en acero.
  • RGB Fusion.
  • Dos conectores M.2 (uno con disipador).
  • Soporte de WiFi Dual-Band (2.4 y 5 GHz) gigabit y Bluetooth 5. Ofrece 802.11ac Wave 2, permite velocidades de hasta 1.73Gbps.
  • Audio Realtek ALC1220.
  • Puerto USB DAC-UP 2.
  • No hay para destacar.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!