Super Bomberman R llega a PC. El clásico de años atrás volvió el 3 de marzo de 2017, pero sólo disponible para Nintendo Switch. Más de un año después, llega a nuestras computadoras de la mano de Steam.

Es un juego de acción desarrollado por Konami y HexaDrive en el que los jugadores se mueven a través de un laberinto y deben lanzar bombas para derrotar a sus adversarios.

Primeros Pasos

En un principio, el juego ofrece dos modos de juego bien marcados: Estándar o Gran Premio (Grand Prix).

En el primero, tenemos la posibilidad de seguir un modo historia bastante acotado pero entretenido, y que sirve de excusa para empezar a sentirse cómodo con la jugabilidad y las distintas mecánicas. Además, nos ofrece la opción de jugar batallas en línea, en multijugador e incluso de participar en un sistema de ligas, muy similar a la mayoría de los juegos competitivos actuales.

En el modo Grand Prix dos equipos compiten por conseguir la mayor cantidad de puntos. El combate dura dos rondas, y vencerá el equipo que consiga más puntos en total. Hay dos tipos de combate: Cristal y Bomber básico; es decir, los puntos pueden conseguirse agarrado cristales repartidos por el mapa o bien eliminando a nuestros adversarios.

En ambos casos, las mecánicas de juego son prácticamente las mismas que el Super Bomberman de la Super Nintendo, nos enfrentamos a un laberinto lleno de enemigos, a quienes debemos eliminar teniendo cuidado de no explotar con nuestras propias bombas.

Modo Historia

El modo historia del juego abarca 50 etapas y puede ser jugado en modo cooperativo con otro jugador.

Super Bomberman R cuenta con una historia breve y simple, que sirve para ponernos un pequeño contexto o marco a las distintas pantallas que vamos completando. En sí es una temática bastante común, un villano de turno cuyo objetivo es dominar el universo, tarea que nuestros protagonistas tienen que impedir. Sin embargo, funciona muy bien y cumple con su función. Destaco las cinemáticas con estilo “viñetas” y el tono cómico que predomina.

Los objetivos de los distintos laberintos son variables, en la mayoría se deberá eliminar una cierta cantidad de enemigos, pero en otros niveles tendremos que activar interruptores, encontrar llaves o incluso rescatar a otros personajes. Esto ayuda bastante a que el juego no resulte monótono o repetitivo.

Sin duda el estilo general del juego tiene como objetivo no solo complacer a los jugadores nostálgicos, sino también de conseguir la atención de un público más joven, que no esté familiarizado con estos juegos clásicos.

Es un juego ideal para juntarse con un grupo de amigos.

Los jefes son muy entretenidos a la hora de pelear, el juego se las rebusca para que no sea una simple pelea contra un enemigo estático o que sigue un simple recorrido preestablecido. Así es como plantea peleas 1 vs 1 contra los jefes y luchas contra grandes máquinas, en las cuales hay que golpear los distintos puntos débiles para debilitar de a poco a nuestro enemigo… un recurso común, pero en este caso muy entretenido.

El modo historia propone un ángulo de cámara isométrico, un cambio bastante notable con respecto a la cámara clásica, pero fácil de acostumbrarse.

Multijugador

Sin duda uno de los puntos fuertes del Bomberman. Es un juego ideal para juntarse con un grupo de amigos y divertirse juntos luchando con bombazos en los distintos mapas y modos de juego.

El multiplayer en sí está muy bien logrado, se puede elegir entre las distintas arenas y participar de a 2 a 8 jugadores. El objetivo es eliminar a los otros jugadores en el tiempo establecido. Los jugadores eliminados participan desde afuera de la arena tirando bombas a los que aún siguen luchando.

En cuanto al modo online, lamento decir que aún no pude aprovecharlo completamente, ya que las colas para encontrar partidas son interminables, pueden pasar 20 minutos sin que encuentres un contrincante. Debemos suponer que esto se debe a que todavía no lo juega la cantidad suficiente de personas y esperamos que con el tiempo se solucione. Realmente es una lástima no poder aprovechar ese toque multiplayer online que tanto nos atrae hoy en día.

Gráficos y rendimiento

Los distintos niveles tienen un diseño y estilo muy distintivo que los diferencia entre sí. Visualmente están muy bien logrados, con una estética acorde al jefe que vayamos a vencer en ese planeta y con música que acompaña muy bien a los distintos tilesets.

Los requisitos del sistema son bastante bajos y accesibles incluso para una PC que no sea específicamente armada para gaming.

Las texturas son simples, pero se ven muy bien, y la mezcla de los mapas 3D con algunos elementos en 2D le da al juego un diseño moderno y retro a la vez, muy bien logrado y que funciona de maravilla.

Conclusión

Ideal para los gamers nostálgicos con intención de pasar un buen rato y divertirse jugando un juego clásico, pero con una vuelta de rosca que lo acomoda al nivel y las exigencias de hoy en día, sin perder su jugabilidad y mecánicas características.

Es muy entretenido, simple e intuitivo, un juego colorido de la vieja escuela que termina siendo algo más fresco en esta época de títulos cada vez más oscuros y complejos. Un buen intento de revivir los clásicos party-games de Nintendo 64.

Lo buenoLo malo
  • Gameplay sencillo, una fusión entre reflejos y estrategia.
  • Historia entretenida y con niveles desafiantes.
  • Apto para todas las edades.
  • Ideal para jugar en grupo.
  • Música repetitiva.
  • Pocos jugadores y mucho tiempo de espera en partidas online.
  • Modo historia demasiado corto.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!