Damos otro vistazo a la placa base de Gigabyte Z370XP SLI con tecnología Ultra Durable brindando gran cantidad de prestaciones junto a un diseño atractivo. Te compartimos nuestro análisis en esta nota.

Seguramente se pregunten si se trata de un motherboard gamer. Pues bien, Gigabyte tiene en su catálogo su línea AORUS que integra infinidad de características gamers mientras que la serie Ultra Durable es más acotada en este aspecto, como es el caso de la placa base Z370XP SLI aunque contiene la palabra mágica “SLI”.

Su presentación contiene lo que necesitamos saber, viene acompañado con cuatro cables SATA III, drivers /software, el protector de Entrada/Salida, manual de usuario, la guía de instalación rápida y el diminuto conector G (para las conexiones del panel frontal).

Gigabyte Z370XP SLI

Presenta el formato ATX de 30,5 cm x 22,5 cm y es completamente en blanco y negro lo cual creo conveniente para este caso y a gusto personal también. Al pertenecer a la línea Ultra Durable no se hace hincapié al segmento RGB, solamente vamos a observar algo leds en la línea divisoria de audio y en el logo de XMP cuando está activado (en la esquina inferior derecha) o bien instalando las tiras de RGB leds (no incluidas).

El Gigabyte Z370XP SLI soporta los procesadores de octava generación Intel Core bajo el socket LGA 1151 con una disipación pasiva apropiada en el área de mosfets. En cuanto a las memorias, posee cuatro ranuras del tipo DDR4 en Dual-channel soportanto hasta un máximo de 64 GB de RAM y velocidades de hasta 4000 MHz mediante overclock; así es, efectivamente podemos realizar esta práctica dado que contamos con las herramientas, calidad y componentes para hacerlo.

En almacenamiento contamos con un conector M.2 (socket 3, M key y SATA tipo 2242/2260/2280/22110 y PCIe x4/x2 SSD) y otro M.2 (socket 3, M key, 2242/2260/2280 PCIe x4/x2 SSD). Podemos instalar módulos de Intel Optane Memory ya que es compatible. También figuran seis puertos SATA III de 6Gb/s donde permite configurar las tecnologías RAID 0, 1, 5 y 10.

Las dos primeras ranuras PCIe de 16x se encuentra reforzadas en acero, para sostener placas pesadas.

Si queremos expandir, la placa base de Gigabyte dispone de una ranura PCIe de 16x, otra PCIe de 16x (a 4x) y otro PCIe de 16x funcionando a 8x. Soporta tanto SLI como 3-way Crossfire. En caso de las pequeñas ranuras, brinda un total de tres PCIe de 1x.

El procesamiento de audio se encuentra controlado por el chipset de Realtek ALC1220 (7.1 canales) totalmente aislado del resto de los componentes para evitar interferencias con hasta 120dB de SNR para un sonido nítido.

Respecto a su panel trasero, cuenta con una salida de video HDMI, un puerto USB Tipo-C, con soporte USB 3.1 Gen 2, seis puertos USB 3.1 Gen 1 (los celestes) y un puerto USB 3.1 Gen 2 Tipo-A (rojo). Se suma un puerto de red gigabit LAN (RJ-45) de parte de Intel y seis jacks de audio sin un S/PDIF óptico.

Vale destacar que Gigabyte todavía apuesta por los conectores de entrada PS/2, levante la mano quién lo sigue usando.

Tabla comparativa de placas base de Gigabyte.

Para mayor información visita el sitio oficial de Gigabyte.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i5 8600K
  • ADATA XPG DDR4 3200 32GB Kit
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente Cougar VTE 600

Bios

Como en todos los motherboards de Gigabyte, el Gigabyte Z370XP SLI ofrece dual UEFI Bios con una estética agradable con muchas opciones para configurar el sistema, y si los componentes lo permiten por qué no aplicar OC.

Resulta muy interesante la función de Smart Fan 5 (que también podemos manipular desde el sistema operativo a través de su software correspondiente) donde básicamente habilita la posibilidad de activar los ventiladores según los distintos sensores de temperatura que tiene integrado en el PCB.

El Bios es práctico tanto para usuarios avanzados como principiantes, contiene todas las opciones necesarios para sacar rédito del CPU, memorias y resto de las piezas de hardware que instalemos.

Pruebas de rendimiento

Con el programa informativo CPUz recopilamos datos del procesador Intel Core i5 8600K que trabaja a 3.6 GHz del cual podemos, con un buen disipador o watercooler, aumentar sus frecuencias de operaciòn mediante OC. El kit de memorias de 32GB se detecta perfectamente en su modo XMP con latencias aceptables de trabajo.

Para observar el comportamiento de la plataforma, que mejor que ejecutar la aplicación sintética de PCMark 10 arrojando una performance competitiva superior a los 7100 puntos , un valor esperable para el Core i5 8600K en su conjunto.

Continuamos con el 3DMark Fire Strike junto a la tarjeta GeForce GTX 1070 donde conseguimos arañar los 15200 puntos, otro valor apropiado para la plataforma con chipset Z370.

En el programa Cinebench junto al Core i7 8700K alcanzamos un promedio en multi-tareas de 10.63 puntos utilizando todos sus núcleos (6 físicos + 6 lógicos). Claramente estamos en presencia de un sistema de gran rendimiento que saca bastante provecho a la arquitectura de Intel Coffe Lake e incluso podemos mejorarla acompañando con alta clase de componentes (un SSD, entre otras cosas).

Por último en el Passmark Performance Test 9 el procesador de octava generación logra un desempeño óptimo  mientras que las memorias DDR4 en su arquitectura Dual-Channel mantienen un buen nivel que podemos incrementrar subiendo un poco el voltaje en este caso.

Conclusión

En la búsqueda de un motherboard accesible pero con algunas características sólidas para sostener un buen procesador Intel Core de octava generación, figura el Gigabyte Z370XP SLI. Presenta una excelente calidad de construcción, de componentes y de rendimiento sumando gran cantidad de tecnologías modernas y funciones que incrementan la satisfacción en la experiencia de uso, como por ejemplo la integración de sus puertos M.2 como así también el USB 3.1, audio 7.1 (aunque sin S/PDIF óptico), entre otras cosas.

Como su nombre lo indica soporta la tecnología de NVIDIA SLI con dos ranuras PCIe 3.0 de 16x con acero reforzado, siendo una característica destacada en caso de mirar esta solución por encima del resto de la línea gamer de Gigabyte.

En términos generales el desempeño ha sido satisfactorio, eficiente y coherente con lo que propone siendo una opción más que recomendada a la hora de armar una PC de escritorio competitiva sin gastar demasiado. En Amazon USA el Gigabyte Z370XP SLI figura alrededor de U$132.80 ¿Qué opinas?

Los componentes que vas a elegir para acompañar este motherboard quedan a tu criterio, pero sabiendo que cualquier pieza que sumes responderá como corresponde.

Gigabyte Argentina ofrece su servicio de garantía post venta, para más información visita su sitio oficial aquí.

Lo buenoLo malo
  • Calidad Ultra Durable.
  • Panel trasero completo con protección.
  • Soporte de velocidad de memorias hasta 4000 MHz.
  • Sensores múltiples de temperatura y soporte de conectores híbridos para ventiladores.
  • Carece de S/PDIF óptico.
  • Tiene una sola salida de video integrada.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!