El mercado gamer de sonido está despertando.  Luego de que Microsoft decidiera unilateralmente quitar por completo el soporte de aceleración por Hardware en versiones mas recientes de Windows, los fabricantes de placas de sonido y hardware de audio tuvieron que adaptarse pero la eliminación de la aceleración de hardware también dió pie a toda clase de nuevas opciones, ya que al no haber hardware de por medio, el procesamiento es mas natural y con menos problemas.

Este cambio trajo la liberación definitiva de los pantallazos azules producto de malos drivers de sonido y también la posibilidad de ponerse mas creativo en el ámbito del audio. Las soluciones de software comenzaron a prosperar y Razer es una de esas compañias que con su ojo bien puesto sobre los gamers, supo sacar provecho de la situación, creando una herramienta ideal para todo gamer que disfrute del buen audio con Headsets.

Razer Surround Pro

Razer creó hace unos años el Razer Surround Pro, una solución enteramente de software que permite la mezcla perfecta de dos canales de sonido, provenientes de los canales izquierdo y derecho de cualquier headset en una mezcla virtual de 7.1 que logra efectos estupendos en cualquier videojuego.

La activación del software se realiza mediante la creación de una cuenta en Razer. Una vez que haces esto, no es necesario activarlo en las PC’s que vayas a usarlo, simplemente logueandose a la aplicación es suficiente para que active las funciones avanzadas.  Recuerda que si no las necesitas, también podrás usar su versión gratuita, sin costo alguno.

Lo bueno de este sistema, es que Razer almacena en el Cloud todos tus perfiles de calibración de sonido, por lo tanto, cuando lo instales la próxima vez, recuperará la información desde tu cuenta sin que tengas que realizar la calibración nuevamente.

El problema de muchas virtualizaciones de sonido es que producen efectos insospechados y muchas veces, lejos de ser óptimos, producto de no disponer de una virtualización real dentro de Windows.  Razer Surround Pro, que se ofrece como un software de descarga gratuita pero con funciones avanzadas en su versión Pro viene a resolver el dilema.

El software se instala y crea un nuevo controlador de audio virtual que toma como fuente el controlador de audio nativo del sistema, en nuestro caso el HD Audio de Realtek y funciona con cualquier motherboard y placa de sonido.

El controlador de audio adicional, virtualiza a Windows un stack de 7.1 canales que luego procesa internamente para enviar al headset.  El resultado es un sonido limpio, con estupendo efecto posicional de audio ideal para videojuegos.

Cuando el controlador se activa, todo el sonido generado por Windows y los videojuegos pasa a controlarse a traves de Razer Surround Pro.  Para todos los programas e incluso para los videojuegos y Windows, nuestro nuevo controlador de sonido tiene 7.1 canales. Tanto si es el último videojuego o una película que acabas de ver por Netflix. El controlador de Razer se ocupará de distribuir los canales para generar un estupendo efecto posicional que resulta acústicamente mucho mejor que si reproduces el audio en simple Estéreo.

El controlador virtual de 7.1 es visto en Windows como un equipo de 7.1 real. Windows no sabría cual es la diferencia.  Este stack de 7.1 es pasado tal cual está a cualquier aplicación que lo solicite, así, los videojuegos detectarán un equipo de música 7.1 cuando reproduzcas el sonido a través de los auriculares.

Cabe aclarar, que este software es solo exclusivo para virtualizar 7.1 canales en cualquier auricular.  No sirve para reproducir sonido a través de un equipo, puesto que iría en contra de todo el proceso.

Una vez que se encuentra activo, el programa permite seleccionar el dispositivo por el cual va a tomar la señal de origen y nos deja elegir el tipo de headset a optimizar. Si tus auriculares no son Razer, lo mejor es que simplemente eligas la optimización para Headsets estandar.  De todas formas, cuanto mejor calidad sea tu headset, cuanto mejor sonará todo lo que reproduzcas.

La versión gratuita no posee control avanzado de Estereo, ni Bass Boost. La versión que evaluamos aquí es la Pro, que tiene un costo de USD20.

El control de Bass Boost es excepcional para todos los que dispongan de un headset de muy buena calidad ya que amplifica el refuerzo de bajos para sacarle mayor provecho. El stereo enhancement mejora notablemente la reproducción de música y las opciones de Voice Clarity son ideales para mejorar el audio que proviene de las charlas en multiplayer.

El software viene con un equalizador gráfico que funciona bastante bien, es global y afecta a todo sonido que pase por el driver de Razer.

El software viene con el agregado de Stats & Heatmaps que te provee de información adicional de todos los clicks que has dado al teclado y mouse durante las sesiones de Gaming.

El software viene además con el agregado de Synapse Drivers.  Esta herramienta cómoda permite la creación de tu propio driver personalizado, con tus presets, que se guardarán en el Cloud de Razer, para que puedas instalarlos en cualquier PC de manera rápida y segura.

Conclusión

Razer Surround Pro suena excepcional, incluso para escuchar películas en tu PC. En muchos videojuegos en los cuales el algoritmo de virtualización de surround deja mucho que desear, configurar Razer Surround Pro e indicarle al videojuego que se tiene un equipo 7.1 provoca mucho mejores resultados, con un excepcional efecto posicional que te permitirá encontrar con mucho mayor facilidad los sonidos en el espacio. Juegos como Dragon Age Inquisition, PlayerUnknown Battlegrounds o Resident Evil 7 funcionan mejor con el algoritmo de virtualización de Razer que con sus propias técnicas de surround.  Si lo que quieres es tener la misma experiencia de audio en todos tus videojuegos, concentrar la virtualización en este software de Razer es una excelente opción.  Sin lugar a dudas muy recomendable.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!