Analizamos un modelo entry level de Gigabyte con chipset Z370 soportando los procesadores de octava generación Intel Core integrando la tecnología Ultra Durable y soporte de AMD CrossFire. Completo análisis a continuación.

Si queremos armar una nueva PC o bien migrar la vieja PC a la 8va generación Intel Core, Gigabyte tiene a disposición una placa base accesible con las últimas tecnologías manteniendo la calidad y rendimiento que los caracteriza.

En esta oportunidad analizamos el Gigabyte Z370-HD3 que viene acompañado con su manual de usuario, cd con drivers/software, backplate de entrada/salida, conector G (para facilitar la instalación) y dos cables SATA.

Gigabyte Z370-HD3

Tiene un formato ATX de 30,5 x 22,5 cm donde emplea su tecnología Ultra Durable 25KV ESD y protección contra la sobre tensión, lo cual es bienvenido ya que la placa base está preparada ante cualquier eventualidad. También incorpora múltiples sensores para monitorear temperaturas y cabezales de ventilación híbrida (Smart Fan 5).

Respecto a la tecnología RGB, soporta la instalación de tiras RGB LED en 7 colores.

Presenta el socket LGA 1151 para los procesadores modernos de 8va generación “Coffee Lake”, rodeado por disipadores pasivos ubicados en al zona de mosfets. Tenemos espacio suficiente para instalar cualquier tipo de coolers compatibles.

En memorias DDR4, ofrece cuatro ranuras en dual-channel hasta una velocidad máxima de 4000 MHz (mediante overclock) y una capacidad de hasta 64 GB.

El chipset Intel Z370 se encarga de seis puertos SATA III de 6Gb/s en posición de 90 grados con soporte de RAID 0,1,5 y 10. También tomo control del conector de almacenamiento M.2 PCIe NVMe Gen3 4x (hasta 32 Gb/s) donde soporta tanto PCIe y SATA para dispositivos SSD M.2

Resulta compatible con la nueva tecnología de memoria Intel Optane.

En cuanto a las ranuras de expansión, tenemos un PCIe 3.0 de 16x, otros dos PCIe 3.0 de 16x (a 4x cada uno) y tres PCIe de 1x. Estamos bastante cubiertos en este aspecto. En caso de mejorar el desempeño de video, contamos con la tecnología AMD Crossfire.

Luego tenemos el sonido donde Gigabyte ha decido incluir la solución de Realtek ALC892 con soporte de hasta 7.1 canales.

 

Ofrece varios tipo de conexión en su parte trasera, contamos con salidas de video HDMI y DVI-D, dos puertos USB 2.0, cuatro puertos USB 3.1 Gen 1, un Gigabit LAN (RJ-45) y seis jacks de audio ¿suficiente no?

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i7 8700K
  • Ballystix Sport DDR4 2400 8GB Kit
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Bios

Gigabyte implementa su Dual-Bios, esto es disponer de un segundo Bios en caso de una mala actualización o corrupción del Bios primario, así nos evitamos dolores de cabeza.

Su interfaz UEFI es muy intuitiva y permite configurar cada componente de la placa base en detalle. Se destaca su tecnología Smart Fan 5 cuya pantalla permite a los usuarios identificar los conectores de los ventiladores y sensores térmicos ubicados a lo largo y ancho de la placa base. Además la plataforma soporta conectores híbridos lo cual significa que se encuentra adaptada para montar sistemas con refrigeración líquida. Tampoco podemos olvidar que ofrece monitoreo de temperaturas y voltajes de una forma práctica.

Información y software

Con Xpress Install seleccionamos los controladores que vamos a instalar al igual que el software, es un proceso sencillo al alcance de un click.

Aquí tenemos el panel de audio a través del chipset ALC892 que brinda un interesante nivel de sonido para disfrutar tanto de juegos como películas o aplicación multimedia.

Probamos con el procesador Core i7 8700K que se adapta perfectamente junto a la memoria en dual-channel de 32GB a 3000 Mhz. Se idenfica bien la placa base donde estamos listos para iniciar las pruebas para experimentas su grado de funcionamiento.

Overclocking

Si bien no es una placa orientada al overclock podemos aplicar esta técnica sin problemas donde el procesador alcanza los 5 GHz de velocidad. Esto demuestra la calidad y rendimiento que tiene el modelo Gigabyte Z370-HD3 cuando se desea estresar la plataforma Z370 al máximo.

Pruebas de rendimiento

Comenzamos con el programa sintético 3DMark Fire Strike con la tarjeta GeForce GTX 1070 obteniendo un puntaje atractivo superior a las plataformas Ryzen 5 1600 + Gigabyte X370 Gaming K5 y Core i5 8400 Gigabyte Z370 AORUS Gaming 3 que analizamos anteriormente. Sin dudas ofrece una buena base para sostener alta demanda de rendimiento con las prestaciones apropiadas.

Cosechamos un buen resultado en el PCMark10 que sobrepasa los 7500 puntos, producto del potente procesador Core i7 8700K. Si queremos armar un sistema con una equilibrada relación de costo / rendimiento, la opción de Gigabyte es tentadora.

Continuamos con el programa Cinebench que hace un uso intenso de todos los núcleos del procesador con un resultado de 15.52 puntos mientras que con overclock asciende hasta los 17.11 puntos lo cual demuestra que podemos exprimir aún más los componentes del sistema.

Finalmente damos un vistazo al comportamiento del CPU en el Passmark 9 con un importante desempeño por parte del Core i7 8700K que se ve beneficiado con la práctica de OC. Claramente esta plataforma de Gigabyte tiene la base suficiente para sostener alto rendimiento sin tener que gastar demasiado.

Las memorias DDR4 de ADATA con la tecnología XMP 2.0 ofrece un rendimiento sintético acorde a lo esperado. Podemos tranquilamente configurar frecuencias mayores a 3000 MHz siempre y cuando los módulos de memoria lo soporten.

Conclusión

Dentro de las plataformas para Intel Core, tenemos al chipset Z370 que busca posicionarse como una alternativa accesible a nivel económico sin tantas prestaciones pero con un excelente rendimiento. Dispone de un conector M.2 y la posibilidad de utilizar dos salidas de video (DVI y HDMI) en caso de emplear la opción integrada Intel HD Graphics.

También resalta su calidad de construcción y diseño ofreciendo un rendimiento eficiente y óptimo junto a un UEFI dual-Bios estable y fácil de configurar. Sin dudas es una interesante pieza que sostiene incluso a un procesador de la talla del Core i7 8700K con la frente bien alta (incluido con OC moderado).

En Amazon USA figura a un precio de 124,99 dólares, un valor muy accesible en caso de armar una plataforma Intel Z370 con calidad suficiente y últimas tecnologías del mercado.

Lo buenoLo malo
  • Soporta 2-way CrossFire
  • Soporta M.2
  • Calidad de diseño y componentes
  • Dual-Bios.
  • No hay para destacar.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!