Probamos la placa base de Gigabyte Z370 AORUS Gaming 3 con el nuevo chipset de intel Z370 que soporta la octava generación de procesadores Intel Core que combina prestaciones gamers a un costo más accesible. Todo nuestro análisis en este review.

Pensado para obtener el máximo rendimiento pero sin tantas prestaciones extras que aumenten el costo, Gigabyte tiene este modelo que ofrece una interesante relación al respecto. Básicamente mantiene las características de RGB Fusion y Smart Fan 5 junto al controlador de red Killer E2500, soportar módulos de memoria de 4000 MHz y provee hasta ranuras M.2 PCI-E para mejorar el rendimiento en dispositivos de almacenamiento. Sin dudas es una opción a tener en cuenta, pero antes de adelantarnos vamos a ver que más tiene para dar.

El packaging es simple, contiene los accesorios indispensables para su instalación como es el backplate de entrada / salida, logotipo para pegar, guía de usuario, cd con drivers/software y dos pares de cable SATA.

Gigabyte Z370 AORUS Gaming 3

Aquí tenemos a la placa base de Gigabyte con formato ATX de 30.5cm x 24.4cm con el diseño que caracteriza a su línea gamer AORUS. Se destaca la sólida y efectiva disipación pasiva que tiene ubicada en los principales chipsets del PCB, como la zona de mosfets y el Intel Z370.

Dispone del socket LGA 1151 que soporta los procesadores Intel Core de octava generación i7,  i5 e i3. Necesita de un conector extra de alimentación energética de 8 pin, indispensable para mantener estabilidad y alto rendimiento. Tiene espacio suficiente para la instalación de coller de gran envergadura.

Soporta la arquitectura dual-channel DDR4 hasta una capacidad de 63 GB y velocidad de 4000 MHz mediante overclock. Indudablemente podemos instalar componentes potentes para armar una PC competitiva en todo sentido.

El chipset de Intel Z370 se encarga de los seis puertos SATA III de 6Gb/s y RAID 0,1,5 y 10 para configurar el rendimiento de varios discos.

También se encarga de controlar dos conectores M.2 (Socket 3, M key) como así de la tecnología Intel Optane Memory.

Respecto a las ranuras de expansión, ofrece un PCIe de 16x, otro PCIe de 16x a 4x y cuatro PCIe de 1x. Todos cumplen con el estándar PCIe 3.0. Si instalamos una segunda palca de video, hay que tomar en cuenta que soporta la tecnología multi-GPU de AMD Crossfire. Cabe destacar que las ranuras de 16x vienen con acero reforzado para soportar placas gráficas pesadas.

Uno de los conectores M.2 soporta módulos de hasta 110 mm de largo mientras que el otro de hasta 80 mm.

En sonido, Gigabyte mantiene el nivel incorporando la solución con chipset de Realtek ALC1220 con soporte de hasta 7.1 canales integrando capacitores sólidos japoneses Nichicon de alta calidad para conseguir elevada fidelidad en juegos, películas y efectos. más. Además integra un amplificador inteligente para auriculares contra el volumen bajo y las distorsiones.

El panel trasero cuenta con un puerto USB Tipo-C  (con soporte USB 3.1 Gen 2), cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 y un USB 3.1 Gen 2 Type-A (rojo). Además ofrece un solo puerto Gigabit LAN (Killer E2500) y una salida de video HDMI. En sonido tenemos 5 audio jacks + S/PDIF óptico. Se destaca el botón de overclock automático.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i5 8400
  • Ballystix Sport DDR4 2400 8GB Kit
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Bios

Gigabyte integra su UEFI Bios con la estética gamer correspondiente siendo muy sencillo de manipular y bastante completo ya que permite configurar adecuadamente y de manera eficiente cada componente principal instalado. Hay pantallas por doquier y opciones para todos los gustos.

Estamos frente a una interfaz UEFI Bios fácil de manipular, agradable a la vista y muy completa para configurar cada componente del sistema de forma eficiente y rendidora.

Como sucede en modelos superiores, en este BIOS se implementa también la tecnología Smart Fan 5, con la capacidad de habilitar o no los ventiladores dependiendo de los diferentes sensores de temperatura que se encuentran en la placa base. Además permite medir las temperaturas, el procesador incluído.

Información y software

Recopilamos información del sistema con el nuevo procesador “Coffe Lake” Intel Core i5 8400 que alcanza los 4 GHz de rendimiento y tiene un TDP de 65W. La placa base de Gigabyte se detecta perfectamente donde acompaña la tarjeta de video NVIDIA Geforce GTX 1070. Respecto a las memorias, funcionan en dual-channel a 2400 MHz, nada de otro mundo.

Gigabyte ofrece su centro de comando denominado “APP Center”, que agrupa todas las herramientas para acceder de forma cómoda, rápida y eficiente en simples clicks. También permite realizar prácticas de overclock, siempre y cuando el procesador lo permita. Podemos recopilar información o bien monitorear los ventiladores y temperaturas de las piezas de hardware principales gracias a la aplicación Smart Fan 5 (que también figura en el Bios).

RGB Fusion

Gigabyte incorpora su tecnología RGB Fusion que permite activar efectos, manipular colores de iluminación RGB, entre otras cosas, donde básicamente le damos vida a la placa base.

Ahora bien, la nueva serie Z370 de placas base AORUS ahora son compatibles con las tiras LED externas digitales, donde cada LED es direccionable digitalmente así los usuarios pueden experimentar estilos de iluminación. Soportan tiras de LED digitales de 5v o 12v y hasta 300 luces. ¿Fascinante no creen?

Tiene su aplicación dentro del marco del APP Center, donde configuramos cada efecto de iluminación a nuestro gusto. Es muy completa y necesaria para aprovechar al máximo la tecnología RGB LED de la plataforma.

Pruebas de rendimiento

En el PCMark10 alcanzamos un rendimiento sintético de alrededor de 6600 puntos (200 puntos más que en la plataforma Ryzen 5 1600 + Gigabyte X370 Gaming K5). En términos generales la experiencia es buena ya que ejecutamos la versión extendida que analiza completamente la performance del sistema a través de diferentes escenarios, incluido el gamer.

Ejecutamos la aplicación sintética 3DMark Fire Strike junto a la tarjeta GTX 1070 donde cosechamos un puntaje resultado superior a los 14700 puntos.Sin dudas la placa de video no tiene limitaciones sobre esta plataforma Gamer de Gigabyte siendo una interesante opción para el entusiasta que prefiere invertir más en gráficos.

En el Passmark Performance Test 9, tanto el procesador como las memorias arrojan resultados apropiados aunque el Core i5 8400 arroja un puntaje inferior al que podemos obtener con un Ryzen 5 1600. Las memorias DDR4-2400 en cambio funcionan bastante bien en la plataforma de Intel, por ello es importante chequear antes las compatibilidades de memoria para conseguir el máximo desempeño. Además si aplicamos OC a los módulos podemos llegar a conseguir muy buenas frecuencias de trabajo. Será cuestión de saber hasta cuanto nivel de latencia estamos dispuestos a aceptar.

Finalmente damos un vistazo al desempeño del Core i5 8400 que tiene un total de seis núcleos siendo fundamental para ambientes de trabajo de multi-tarea. En este caso probamos con el Cinebench donde el resultado con el procesador (con todos sus núcleos funcionando) alcanza los 10.79 puntos. Indudablemente hemos armado una PC ideal para gaming, multimedia y entretenimiento.

Conclusión

Para quien desea iniciar el armado de una nueva PC con la plataforma con chipset Z370 y procesadores Intel de octava generación sin gastar demasiado tiene como alternativa el Z370 AORUS Gaming 3 que tiene las principales prestaciones que todo gamer pueda pedir, desde red gigabit LAN Killer E2500, USB 3.1, iluminación LED, aceptable capacidad de OC, conectores M.2,AMD Crossfire, hasta audio de alta fidelidad y soporte de memorias de 4000 MHz.

Si buscamos más características sin preocuparnos por el bolsillo, contamos con los modelos AORUS Gaming 5 y 7. Aquí radica una interesante  opción para el consumidor dispuesto a tener ciertos privilegios en rendimiento, calidad y modernas tecnologías en su PC que incluso puede mejorar con futuras actualizaciones de componentes. Sin dudas se trata de un producto recomendado.

Lo bueno Lo malo
  • Tecnología RGB Fusion.
  • Calidad de componentes.
  • UEFI Bios estable y completo.
  • PCIe de 16x reforzados.
  • Dos conectores M.2
  • Puerto LAN Killer E2500.
  • Botón de OC.
  • No soporta NVIDIA SLI.
  • Carece de salida de audio S/PDIF óptica.