Bajo el chipset de Intel B250, probamos el modelo ASRock B250M Pro4 que soporta las últimas tecnologías del mercado incluyendo Intel Optane Memory, conector M.2, USB3.1, entre otras cosas. Review completo a continuación.

ASRock B250M Pro4

La placa base tiene el formato micro-ATX de 24.4 cm x 24.4 cm implementando capacitores sólidos, con su tecnología propietaria ASRock Super Alloy (que agrupa Premium 50A Power Choke, Sapphire Black PCB , armadura de entrada/salida y PCB de fibra de vidrio de alta densidad.

Contiene el socket Intel LGA 1151 soportando los procesadores Intel Core de séptima y sexta generación con un diseño de 6 fases de poder. presenta un disipador alargado discreto en la zona de mosfets. Acompaña con cuatro ranuras (con contactos de oro 15μ) de memoria DDR4 en dual-channel soportando velocidades de hasta 2400 MHz y una capacidad máxima de 64GB. Si bien no es una solución orientada a usuarios avanzados, sin dudas tiene una base sólida para el usuario estándar que busca lo último en tecnología pero sin gastar demasiado.

En almacenamiento brinda seis puertos SATA III de 6.0 Gb/s y dos Ultra M.2 Socket donde el M2_2 soporta módulos M Key del tipo 2230/2242/2260/2280 PCI Express hasta Gen3 4x (de 32 Gb/s). Podemos instalar un módulo de Intel Optane Memory para incrementar el rendimiento en este aspecto pero por supuesto merece un artículo aparte.

Para la instalación de tarjetas, tiene dos ranuras PCIe 3.0 de 16x (16x – 4x) para formar CrossfireX , un PCIe 3.0 de 1x y un PCI (para opciones antiguas). En este segmento tiene lo justo y necesario en caso de expandirse.

Algo para destacar de la placa base de ASRock es la implementación de condensadores de audio ELNA que reduce el nivel de ruido de manera significativa. Con 7.1 canales, emplea el chipset de Realtek ALC892 aislado del resto del PCB.

Finalmente el panel trasero cuenta con varias salidas de video tales como VGA, DVI-D y HDMI. Se suman dos puertos USB 2.0, tres USB 3.1 Gen1 Type-A y un USB 3.1 Gen1 Type-C. Además contamos con un puerto gigabit LAN (de Intel I219V) y tres audio jacks.

Bios

El UEFI Bios dispone de dos tipos de interfaz, una para principiantes o usuarios que desean tener las opciones principales en un solo lugar, en una sola pantalla. Se trata del EZ Mode del cual podemos migrar al modo avanzado y navegar por múltiples pantallas con más lujo de detalles.

El Bios es bastante estable y tiene suficientes opciones para configurar y dejar 10 puntos el funcionamiento del sistema. Al ser una placa base de gama baja, no esperen aplicar overclock ni nada por el estilo. Tiene la facilidad de manipular las opciones de manera rápida y confiable.

Información y Software

En esta oportunidad instalamos el procesador Core i3 7350K de dos núcleos físicos funcionando a 4.2 GHz y un TDP de 60W. Se identifica bien la placa base de ASRock con la tarjeta GTX 1070 funcionando a 16x. Las memorias en cambio trabajan a 2400 MHz con la tecnología XMP 2.0 habilitada.

Con el dvd que acompaña ASRock para la instalación de controladores y software, ejecutamos el programa que agrupa todo que a simple vista luce bastante básico.

Identificamos y confirmamos el chipset de audio que integra ASRock en su producto, podemos estar seguros de obtener buen desempeño en este aspecto.

Pruebas de rendimiento

En el PCMark10 probamos de forma muy completa diferentes ámbitos de aplicación, desde navegación y video conferencia, hasta edición de video y juegos donde el rendimiento sintético arroja un puntaje superior a los 6300 puntos siendo muy competitivo frente a otros sistemas como el Ryzen 5 1600 por ejemplo.

Ejecutamos la aplicación sintética 3DMark Fire Strike con la tarjeta GTX 1070 donde cosechamos un puntaje aceptable que araña los 11900 puntos. La placa base cumple con las expectativas de brindar solidez y prestaciones adecuadas.

En el Passmark Performance Test 9, tanto el procesador Core i3 7350K como las memorias DDR4-2400 se comportan apropiadamente sin llamar la atención. Esto nos indica que resulta una plataforma ideal para oficina o hogar con las prestaciones más modernas.

Por último observamos el desempeño en el ámbito de multi-tareas del Core i3 7350K que tiene un total de cuatro núcleos (físicos y lógicos) en el programa Cinebench donde el resultado alcanza los 5.05 puntos a 4.2 GHz (frente a los 3.8 GHz del 7600K).

Armamos una PC competitiva que puede mejorar instalando mejores componentes tanto en video como procesamiento y almacenamiento dado que tiene las características para hacerlo.

Conclusión

Dentro de las plataformas para Intel Core, tenemos al chipset B250 que busca posicionarse como una alternativa accesible a nivel económico careciendo de cantidad de prestaciones pero no de rendimiento. ASRock agrupa interesantes tecnologías incluida la de dos conectores dos conectores ultra M.2 y la posibilidad de utilizar varios salidas de video ya sea VGA, DVI o HDMI ya que es muy probable que se use el video integrado del procesador Intel HD Graphics.

El ASRock B250M Pro4 es una placa base micro-ATX recomendada que no pega fuerte en la billetera y ofrece una excelente relación de precio / rendimiento.

Lo bueno Lo malo
  • Calidad de componentes
  • Dos conectores ultra M.2
  • Varias salidas de video
  • UEFI Bios estable y práctico.
  • No soporta NVIDIA SLI.
  • No soporta memorias superiores a 2400 MHz.