Corsair nos hace llegar su mouse gamer de alto rendimiento con tecnología RGB con un sensor de 16000 DPI, omron switches y mucha precisión los juegos. Te comentamos nuestra experiencia del Corsair Glaive RGB en este review.

El Corsair Glaive RGB se diseñó específicamente para adaptarse a la mano con el objetivo de no solo obtener alto rendimiento sino que también mucha comodidad durante varias sesiones de juego. Su presentación es atractiva, bien al estilo de la compañía con su correspondiente manual de usuario, una pequeña bolsa para guardar accesorios y dos agarres intercambiables extras para la zona del pulgar. Cada uno de estos agarres tiene un fin específico dependiendo del juego y nuestra forma de jugar.

Corsair Glaive RGB

Aquí tenemos al flamante mouse gamer de Corsair con su cable trenzado USB (1,8m de largo) de gran durabilidad, algo indispensable en este tipo de productos donde se requiere que el cable sea lo más resistente posible.

Tiene unas dimensiones de 125.8mm x 91.5mm x 44.6mm y es bastante liviano con un peso de 122 gramos. Dispone de un sensor óptico (Pixart 3367) de 16.000 DPI y ofrece un total de seis botones (macro) programables donde utiliza interruptores Omron, que son muy sensibles y duraderos ya que soportan alrededor de 50 millones de clicks ¿suficiente no?

Para un suave y mejor desplazamiento emplea en cada extremo de su base patas de teflón.

Para modificar el DPI, emplea debajo de la rueda un botón de fácil acceso que a su vez podemos guardar y utilizar en otra PC sin la necesidad de configurarlo con el software, esto gracias a que tiene integrada memoria interna.

Si diseño es ergonómico y elegante, muy fino por donde se lo mire, totalmente resistente al uso intensivo aunque es muy propenso a ensuciarse rápidamente por lo cual requiere de un cuidado especial.

Software CUE

Aquí tenemos al CORSAIR Utility Engine (CUE), la utilidad para configurar los periféricos de la marca, así es, todo desde un solo lugar.

La interfaz es muy intuitiva con las opciones para configurar los botones del mouse, guardar los perfiles y asignar colores RGB a cada una de las tres zonas que tiene. También el software CUE deja implementar diferentes tipos de efectos de iluminación RGB 8arcoiris, pulsaciones, entre otros) para un atractivo visual mucho más llamativo.

Aquí permite selección el tipo de polling rate como puede ser el de 1000 Hz junto a un tiempo de respuesta de 1 ms.

Si no estamos seguros cuál es la mejor configuración de velocidad del periférico gamer con nuestro mousepad, que no pande el cúnico ya que permite analizar y calibrar automáticamente el mismo según la superficie ¿muy práctico no creen?

Experiencia de uso

Sin dudas estamos en presencia de un mouse competitivo donde la comodidad y rendimiento son cualidades a tomar en cuenta a la hora de elegir. Mediante el software ajustamos varios perfiles de DPI según los juegos y por supuesto cuando se trata de tareas cotidianas en el sistema operativo Windows. Todo es muy sencillo iniciando varias horas de prueba bajo distintas exigencias. Según la comodidad que buscamos, cambiar los agarres en la zona del pulgar es un simple paso (ya que son magnéticos y el cambio es inmediato).

Probamos la resistencia del Corsair Glaive RGB con varias y prolongadas sesiones de juego en títulos como Rise of the Tomb Raider, Black Ops III, Resident Evil 4, Starcraft 2, entre otros. Particularmente se siente muy bien cuando se trata de títulos en primera persona (FPS) ya que la precisión es excelente.

Vamos configurando los tres agarres intercambiables en la zona del pulgar.

Resulta ideal para los juegos del estilo Quake Champions, Counter Strike u Overwatch, creanme que funciona bastante bien ya que tiene un rendimiento y peso apropiado para sacar el mayor provecho.

Efecto de iluminación RGB

Se pueden configurar las tres zonas con cualquier efecto y color, exceptuando el de los niveles de DPI que siempre se mantienen en azul. Indudablemente es un agregado especial que está muy de moda y que se combina con el teclado y el resto de la PC.

Cumple con sus 1000 Hz como corresponde.

Conclusión

Corsair tiene a disposición un elegante y estupendo mouse para gaming con las prestaciones que cualquier entusiasta puede pedir hoy en día. Arrancamos con un diseño robusto y elegante que permite adaptarlo a nuestra mano según la forma de jugar y a su vez genera un confort satisfactorio sin darnos cuenta de que estuvimos mucho tiempo usándolo. Es muy resistente soportando altas sesiones de juego sin ninguna transpiración. Además permite calibrar el sensor según la superficie y modificar DPI (hasta alcanzar los 16.000).

El software CUE cumple un rol importante a la hora de personalizar el mouse Glaive con un RGB ubicado en diferentes rincones para lograr un efecto llamativo, y si que lo hace. Su rendimiento es elevado junto a un sensor de alta calidad que brindan una experiencia satisfactoria. Corsair ofrece una garantía dos años y figura a un precio estimado de 70 dólares (Amazon USA) que puede variar según la región y vendedor. Con todas sus cualidades y prestaciones, merece nuestra absoluta recomendación.

Lo bueno Lo malo
  • Diseño ergonómico muy cómodo, con tres tipos de agarre intercambiables en la zona del pulgar.
  • Calidad (Omron switches).
  • RGB en tres zonas diferentes.
  • Sensor óptico de alta precisión.
  • Ideal para juegos FPS.
  • No hay puntos para destacar.
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.