Forza Motorsport 7 estará disponible el 3 de octubre y el 29 de septiembre a través del Early Access. Es el título de carreras más vendido de esta generación de consolas, donde los conductores experimentarán gráficos de 4K en 60fps, con auténtica resolución HDR. Esta versión contará con más de 700 autos disponibles y formará parte del programa Xbox Play Anywhere.

Forza Motorsport 7 permite a los usuarios alcanzar un mayor nivel de personalización con el cual podrán crear el auto de sus sueños. Por primera vez en la saga, se incluirán kits de carrocería completa para una serie de autos. Un número selecto de estos kits ha sido diseñado por Turn 10; desde diseños inspirados en máquinas clandestinas, hasta kits aerodinámicos basados en el automovilismo profesional. El Garage dispondrá de 77 autos japoneses en total, entre ellos se destacan:

  • 2016 Honda Civic Type R: para los fanáticos de los autos, la letra “R” en un auto por lo general significa algo especial. En este caso, esta letra viene de la palabra Racing (nacido para correr). Esa “R” también significa que cuenta con una potencia Ridícula, alcanzando casi 300 caballos de fuerza. Por último, su carrocería elegante y aerodinámica, podrá significar Radical.
  • 2017 Acura NSX: es un automóvil híbrido superdeportivo cuyo motor central, tracción en las cuatro ruedas y sus turbos gemelos le dan un rendimiento perfecto. Alcanzando cerca de 600 caballos de fuerza gracias a la combinación de su motor V6 de 3.5 litros y tres motores eléctricos que dan potencia a las cuatro llantas, se convertirá en un auto balanceado y capaz de competir con otros autos que cuestan hasta diez veces más. Hay nueve velocidades para alcanzar 96.5 km/h en sólo tres segundos.

Además, el Garage de Forza Motorsport incluye la colección más grande de Porsches, Lamborghinis y Ferraris que se haya visto en un juego de carreras. Algunos de ellos son:

  • 2014 – Porsche 918 Spyder: fabricado con fibra de carbono, la fuerza de este auto alcanza casi los 900 caballos gracias a su motor V8 de 4,6 litros y un sistema eléctrico híbrido. El 918 Spyder ya cuenta con un récord de vuelta para un auto de fabricación en serie en el Mazda Raceway Laguna Seca, y batió el récord para un auto de fabricación en serie en Nürburgring por 14 segundos. Los diseñadores optaron por dejar de lado lo convencional, diseñando el 918 desde cero para ofrecer innovaciones en todos los aspectos. El resultado es la nueva generación de vehículos de alto desempeño.
  • 2011 – Lamborghini Sesto Elemento: su nombre quiere decir “sexto elemento” en italiano, refiriéndose al carbono en la tabla periódica. Casi toda su carrocería está compuesta por carbono. Tiene una apariencia primitiva y agresiva con detalles en color rojo. Contiene un motor V10 de 5,2 litros y alcanza los 96.56 km/h en 2,5 segundos
  • 1967 – Ferrari Spa 330 P4: El cambio más importante, comparado con el modelo anterior P3, fue la reingeniería en su fuente de poder, el motor Lampredi V12 más grande en el arsenal de Ferrari, que impulsaba al auto a 450 caballos de fuerza.

Además, se presentaron los autos vintage en el Garage de Forza Motorsport 7, entre ellos el regreso de Volkswagen a la franquicia. Se incluyen corredores previos a la guerra y autos posguerra. Algunos de ellos son:

  • 1958 – Alfa Romeo 158: Juan Manuel Fangio, junto con Giuseppe Farina, llevaron al 158 al primer lugar de casi todas las carreas. Fangio obtuvo cinco títulos mundiales en el World Driver’s Championship, convirtiendo al 158 en una leyenda automotriz. Tiene un motor de 1,479 cc de 8 cilindros que genera cerca de 350 caballos de fuerza.
  • 1967 – Volkswagen Karmann Ghia: Este auto fue diseñado por Ghia, una firma de diseño italiana de gran prestigio,se comercializó por más de 20 años a través de los cuales su diseño sufrió cambios mínimos en los parachoques y las luces.
  • 1953 – Chevrolet Corvette: Fue un auto diseñado para que resultara atractivo para un mercado más joven e hizo crecer las ventas por encima de Ford. Tiene un motor de 6 cilindros Blue Flame, con 235 pies cúbicos y dos velocidades que alcanzaban los 160 caballos de fuerza.