Corsair nos hace llegar su más reciente teclado Corsair K55 RGB con switches de membrana que combina excelentes prestaciones a bajo costo con tecnología RGB, te contamos nuestra experiencia en este review.

Introducción

Su presentación es sin dudas muy atrayente con gran hincapíe en su tecnología RGB y su Dynamic Multicolor Backlight. Como verán el teclado mediante software permite y facilita configurar diferentes tipos de efectos de iluminación (como guardado de perfiles) lo cual es más que bienvenido y agrega un valor extra realmente interesante.

Acompañan al teclado el manual de usuario junto a la guía rápida y su correspondiente reposa muñecas de goma para un mejor confort al escribir y jugar.

Unboxing

Te compartimos nuestra experiencia de unboxing y su sistema de iluminación.

Corsair K55 RGB

Aquí tenemos al flamante teclado de Corsair K55 RGB con unas dimensiones de 480.2 mm x 166.3 mm x 34.6 mm y un peso de 822 gramos siendo bastante liviano para mover.  Se destaca su diseño elegante con superficie de aluminio y terminaciones de calidad. En este caso tiene su versión en español (con ñ) y pad numérico sumado a seis teclas macros configurables (del lado izquierdo) y botones Multimedia (del lado derecho superior) que incluyen control de volumen, reproducción de video, intensidad de RGB, bloqueo de tecla Windows, entre otros.

Como hemos mencionado, el teclado dispone de switches de membrana ya que se trata de un modelo intermedio de la línea, si queremos algo más preciso y profesional para gaming podemos mirar más arriba en el catálogo de Corsair.

Su función, creo yo, es brindar al usuario una combinación adecuada de uso diario y juegos sin tener que gastar demasiado lo cual abarca un amplio segmento de posibles interesados del mercado.

En la parte posterior se aprecian las patas de goma antideslizantes de cada extremo y si queremos darle un poco más de altura podemos hacerlo. Se aprecia también información detallada del producto (fabricado en China) y utiliza cable USB (que no se enreda).

Colocar el reposa muñecas es muy sencillo, simplemente ajustamos en cada extremo las uniiones y listo. También se saca con facilidad, eso sí al ser de plástico se puede romper con facilidad por lo cual recomiendo en caso de momentos de furia no golpear ni con el más mínimo roce.

¿Como lo ven? Insisto en su diseño, creo que es un gran acierto por parte de Corsair.

Resumen

Software

Si bien no es necesario instalar una aplicación para disfrutar del teclado, Corsair provee el software CUE que permite configurar las teclas macros, guardar perfiles y aplicar los efectos de iluminación RGB deseados.

De hecho si tenemos otro periférico instalado en nuestro sistema, como el mouse Harpoon, lo detecta de tal manera que facilita la configuración, todo en un solo lugar. Al instalar el teclado K55 RGB fue necesario actualizar el firmware en un paso sencillo y automático, el usuario no tiene que hacer prácticamente nada, solo esperar unos segundos.

También jugamos con el RGB aplicando colores y efecto hasta encontrar uno que mejor me identifique.

RGB en su plenitud

Así luce el teclado una vez conectado, con esta estética Corsair deja su sello.

Diferentes tipos de efectos podemos aplicar, desde el pulso al arcoiris o bien para mi gusto, prefiero usar cotidianamente un solo color, el blanco de fondo.

Pruebas a fondo

Al ser un teclado para todo tipo de uso, probamos al K55 RGB desde la navegación por internet, escribir artículos e incluso ver contenido multimedia haciendo uso de los botones de acceso directo. Es un teclado bastante completo por donde se lo mire ofreciendo las funciones necesarias para una experiencia enriquecedora con un tiempo de respuesta más que satisfactorio. Además no hace casi ruido, la fluidez con que se teclea es para destacar.

Ahora bien, en juegos probamos títulos como el Far Cry 4, Mass Effect Andromeda y el Company of Heroes 2 (así pasamos por distintos géneros) donde el K55 RGB demuestra estar a la altura de las circunstancias con su tiempo de respuesta y comodidad. Los switches de membrana accionan perfectamente cuando se necesita ese momento justo de precisión en el movimiento.

En definitiva, el K55 RGB arroja una experiencia de prueba realmente estupenda y eso que se ha castigado bastante durante muchas horas de trabajo y gaming. Su calidad permite soportar horas intensas de juegos y para un usuario que busca un teclado estándar que a su vez tenga iluminación y rendimiento, es más que una opción viable, especialmente si la decisión del bolsillo pesa.

Conclusión

Dentro de la línea de teclados que presenta Corsair en su catálogo, tenemos un modelo muy accesible que araña los 50 dólares (precio USA) proporcionando tecnología RGB con la posibilidad de, mediante su software CUE, manipular colores y efectos a nuestro antojo. Además provee teclas macro para guardar perfiles (lo he aplicado para mis juegos favoritos) e incluso para disfrutar películas, series y videos mediante los botones multimedia.

Quién no ha tocado la tecla de Windows por accidente y haber perdido una partida online, Agh! me ha pasado, pero que no pande el cúnico que tenemos el botón para bloquearlo al instante. Así como ese hay otros botones, como el de regular la intensidad o apagado del RGB. Es un teclado completo, para resumirlo.

Corsair deja un buen producto que combina switches de membrana con un diseño minimalista con el fin de cumplir la relación costo/rendimiento, segmento que siempre se necesita cubrir en el mercado y aquí lo logra con su modelo K55 RGB que junto a su reposa muñecas de goma estamos en presencia de un producto digno de su recomendación.

Lo buenoLo malo
  • Diseño elegante y minimalista
  • Tecnología RGB
  • 6 teclas macros
  • Botones Multimedia
  • Tiempo de respuesta
  • Reposa muñecas de goma
  • No hay puntos para destacar