Deck13, los desarrolladores del conocido Lords of the Fallen vuelven al ataque con un juego que es bastante similar en muchos aspectos a dicha entrega pero en un escenario por completo distinto adentrandose de lleno en el Sci Fi en un mundo condenado por la tecnología y el abuso de una corporación que quiere hacerse dueña de todo.

Primeros Pasos

The Surge es un juego de acción RPG que tiene mas cuota de combate que cualquier otra aventura que hayas visto  hasta el momento.  La jugabilidad es uno de los factores mas destacados en esta nueva entrega de Deck13 que apuesta casi todo a ella.

En The Surge eres una persona minusválida que decide darle una oportunidad a la corporación mas grande del planeta, CREO para someterte a una operación que te permitirá recuperar la mobilidad y a cambio, trabajar como un empleado mas en el engranaje de una de las fábricas de esta corporación multinacional.

El juego comienza de una manera bastante escueta luego de una muy buena presentación inicial y nos dará a elegir entre ser un obrero de carga pesada o un técnico agil. Esto determinará el tipo de exo-traje que usarás y la elección no tiene vuelta atrás, así que elige apropiadamente o calla para siempre,  lo mismo puede decirse sobre el nivel de dificultad, que no tiene vuelta atrás y no puede cambiarse una vez que comience la aventura.

Los primeros minutos de The Surge, no son lo mejor del juego ya que comienza lento, el personaje es extremádamente tosco y moriras una buena decena de veces hasta que logres tomarle la vuelta a su extraña mecanica de combate y gameplay pero no te desanimes, por lo que mas quieras, no lo abandones o te perderas de su exquisita forma de juego y progresión, que es de los mas adictiva.

El mundo futurístico de The Surge ocurre en una fábrica de CREO que luego de una misteriosa descarga electrica que provoca un fallo general de todo el equipamiento deja a todas sus maquinas y humanos con exo-suit en estado fallido provocando que todo deje de funcionar apropiadamente.

Los humanos con exo-suit perderán su habilidad racional producto de una falla de su link neuronal y se convertirán en psicópatas desesperados por matar a quien se les acerque y las maquinas de procesamiento en monstruos despiadados que te golpearán de la forma que sea con tal de evaporarte de este mundo, por supuesto, nuestor personaje no se vera afectado, junto con algunos otros sobrevivientes que te encontrarás en tu camino.

Un concepto muy simplista que no funciona bien si el argumento fuese lo principal pero que si sirve en este caso particular.

Lo que sucede es que una vez que entiendes que su argumento no es la estrella de este circo,  te encontrarás con un juego exquisito en donde su gameplay lo es todo.

Gameplay

Se nota que Deck13 apostó todas sus fichas al combate y lo cierto es que la mayoría de las veces funciona no solo por si mismo sinó también como un reemplazo de todo lo demás que no funciona.

En The Surge deberás no solo ser preciso con tus golpes sinó combinarlos de manera apropiada.  Los reflejos y la coordinación son todo en este juego. Una falla por nuestra parte en poder combinar una serie de golpes o hacerlo en el momento incorrecto detona un golpe del enemigo que en el 95% de los casos resulta fatal.

Esto convierte a su combate en algo  tremendamente intenso, corto y letal.  Debido a que combatir es arriesgado casi siempre, requiere de toda nuestra atención y los errores se pagan caro, ya que comenzaremos en la sala de operaciones en donde renaceremos una vez mas para lidiar con todos los enemigos nuevamente.

La parte mas llamativa de The Surge es su parecido con la entrega anterior de Deck13, el Lords of the Fallen y por supuerto el conocido Dark Souls.  Todos los analisis que han comparado este juego con Dark Souls en lo que a dificultad respecta son acertados, es muy dificil… es tremendamente dificil, es… endiabladamente dificil y es un juego que no perdona los errores.

No hay peor cosa que salir de la sala de operaciones disgustado por haber muerto y rápidamente encarar los enemigos, es casi una receta perfecta para fallar una y otra vez y terminar por revolear el teclado por los aires.

Pero así como el juego penaliza al gamer emocional, también premia al trabajador, aquel gamer que se esfuerza por progresar y mejorar su equipamiento, convirtiendo a Warren, tu personaje, en una maquina de matar mas eficiente.

Morir, un tramite mas…

The Surge guarda un gran parecido al Outlast 2 en cuanto a la cantidad de veces que uno puede morir en una sesión de juego pero pasado este punto se termina el parecido ya que donde el Outlast 2 es una frustración de principio a fin el The Surge es un juego que tiene su mayor satisfacción en el éxito de cada combate.

The Surge resuelve tu frustración por haber muerto con escenas de combate épicas en donde tu personaje literalmente descuartizará a su oponente de la forma mas despiadada posible, quitándole los miembros, su torso o su cabeza para usarlas como una buena forma de mejorar tu propio traje.

Tus combates a su vez definen cuales serán tus upgrades ya que podrás marcar selectivamente que parte del enemigo quieres atacar y si la parte es fuerte podrás obtener un upgrade a la parte del traje que dicho enemigo llevaba cuando lo eliminaste.

The Surge tiene un aire al Bioforge con un esquema de juego muy similar al Lords of the Fallen creando una mezcla única que logra ser superior a ambos.

El juego es sencillamente brillante balanceando la jugabilidad ya que podrás eliminar los enemigos mas rápidamente si marcas las partes débiles que se ven en azul pero a su vez si haces esto te perderás la oportunidad de encontrar alguna pieza útil ya que las partes débiles de tus enemigos sin duda se romperán cuando las cortes mas las fuertes podrán sobrevivir permitiendote upgradearlas en tu sala de operaciones a cambio de hacer el combate mucho mas dificil para conseguirlas.

Gratificación instantanea

No importa cuantas veces mueras porque el juego te permitirá vengarte de aquella rata inmunda que te ha quitado la vida, una y otra vez si es necesario.

The Surge no se conforma con ofrecer un combate intenso y despiadado ya que lo mejor del juego se esconde también en su forma de progresión. Todas las armas que uses son, en realidad, producto de los elementos de construcción disponibles en la fábrica.  Ya que este no era un complejo militar, no hay municiones ni ametralladoras y tanto los enemigos como tu personaje deberán utilizar elementos del entorno como armas.

Estas llevan incorporadas una progresión o proficiencia que subirá de nivel acorde realicemos mas y mas combates y te permitirán moverte con mayor libertad y conectar una mayor serie de combos.  A su vez, cada arma le permite al personaje realizar distintos combos fatales, cambiando las animaciones de finalización de combate y dándote esa variedad necesaria.

Combate y mas combate, combate por doquier

Las armas lentas, medianas y rápidas combinan a la perfección la velocidad vs daño y sucede algo que es extraño suceda en un juego… todas son útiles y necesarias dependiendo del tipo de enemigo que tengas adelante, por lo tanto, te encontrarás mas de una vez cambiando entre armas acorde a los enemigos, aumentando así las chances de que quieras seguir subiendo de proficiencia en combate con dicha arma.

El juego motiva la expansión de tu personaje con el agregado de puertas selladas por niveles que solo pueden abrirse si el personaje alcanza un nivel determinado de Core que es la pieza escencial que permite a tu traje funcionar apropiadamente.  Con el podremos sobrecargar dichas puertas.

Es interesante además ver que estas puertas bloqueadas con niveles muy altos se encuentran repartidas por todos los mapas, por lo tanto te motivan a volver atrás incluso cuando ya hayas superado dicha sección. Mas adelante el juego incluye las puertas activadas por nivel de seguridad con lo cual, mas motivos para volver tus pasos atrás y ver que esconden.

Sonidos

Como si el combate en sí no fuera poco, un detalle clave en The Surge para lograr un mayor impacto es el sonido.  El juego logra reproducir con asquerosa precisión todos los detalles del combate, incluso hasta los ruidos de una cabeza cortada o un pedazo de brazo volando por el aire.

Desde los enemigos, los ruidos del entorno y los sonidos de las maquinarias de fondo todo está cuidadosamente calibrado en lo que a sonido respecta. El juego carece por completo de una banda de sonido que en este caso no representa un punto debil ya que convierte al escenario en mucho mas claustrofóbico, recordando solo la música que se repite una y otra vez en la sala de operaciones que terminará por grabarse en tu mente, convirtiendo a toda la experiencia en una especie de sueño de terror.

Mapas cerrados, la claustrofobia impera

Los mapas son escenarios cerrados en si mismos, como pequeños laberintos que deberás resolver avanzando por todas sus habitaciones, eliminando sus enemigos, una y otra vez para poder llegar al boss y así desbloquear el paso al siguiente nivel.  Lo interesante en The Surge es como el esquema de juego funciona.

Tu dinero virtual será llamado tech scrap y es el producto de recolectar tecnología de tus víctimas.  Este dinero  podrás depositarlo en el banco en tu sala de operaciones y con el subir de nivel tu Core o bien utilizarlo para actualizar tu equipamiento pero lo realmente interesante es como todo esto funciona ya que al morir o bien recargar tu energia o depositar dinero en el banco en tu sala de operaciones provocará que todos los enemigos salvo el boss se regeneren.

Esto te permitirá por ejemplo, realizar innumerables sesiones de combate por el mismo camino, una y otra vez, para subir de nivel a tu personaje, si es que quedas atorado en algún sitio,  a su vez, si avanzas lo suficiente el juego te premiará al permitirte desbloquear alguna puerta que te salteará el tener que pasar por el camino anterior y llegar mas rápidamente a una sección mas avanzada del mapa.

A su vez, si eres valiente y habil, también te premiará con mayores habilidades si decides pasar un gran tiempo fuera de la sala de operaciones pero esto aumenta las chances de que mueras y al hacerlo perderás todo lo que hayas conseguido, forzandote a tener que volver al mismo lugar a recojer lo que perdiste.

Incluso cuando te conviertas en una máquina asesina, cualquier enemigo, hasta el mas estúpido podrá embocar un golpe y dejarte tumbado en una esquina, es un juego que no admite que lo subestimes.

Resumiento,  que el gameplay está tan cuidadosamente pensado y funciona tan bien que muy fácilamente compensa las falencias en su argumento… no querrás despegarte del juego hasta que tu personaje se convierta en una maquina asesina capaz de lidiar con cualquier enemigo que se le acerque y aún así, te sorprenderás  una y otra vez, cuando creas que ya tienes todo cubierto y venga el mas estupido de los enemigos y logre colocar un golpe que te deje tumbado en una esquina, obligandote a repensar tu estrategia.

Si hay un juego que te mata con clase, sin lugar a dudas es el The Surge.  Si mueres no será por ninguna injusticia sinó por tu misma falta de atención y práctica.

Versión de PC

Los gráficos de la versión de PC son muy buenos sin embargo el juego cláramente no pretende depender de ellos para lograr un impacto.  En la mayoría de los casos son apropiados y no logran ser algo realmente destacable. Deck13 usa FLEDGE engine que es un motor propietario desarrollado por ellos mismos.

De todas formas, los escenarios están bien logrados y te permiten sentirte dentro de este escenario claustrofóbico en el cual tu personaje se encuentra atrapado.

Si existe un ejemplo de que los buenos gráficos no hacen a un buen juego, The Surge es la prueba viviente de ello.

La versión de PC permite correr en 4K pero requerirá de una placa de video apropiada para dicho fin. En 1080p con una Geforce GTX970 o GTX1060/1070 podrás correr todo en el máximo nivel de detalle sin el menor problema sin embargo llevarlo a 4K requerirá de al menos una Geforce GTX1080 para mantener las cosas en un nivel jugable.

Galeria 4K

El juego soporta todas las técnicas de renderizado moderno pero sin lograr un resultado visual que sea impactante. Gráficos apropiados es una afirmación mas precisa para The Surge, sin embargo, la habilidad de poder verlo en 4K mejora la situación y los resultados son muy buenos si la configuración de tu PC lo soporta.

Versión de Xbox One

La versión de Xbox One no tiene nada que envidiarle a la versión de PC, por supuesto, no corre a 60 cuadros y tampoco lo hace en 4K pero sus gráficos aparentan mantener un nivel alto en la mayor parte del juego y su jugabilidad no se ve afectada. Jugar con un gamepad no hace las cosas mas dificiles para The Surge y en muchos casos incluso mas facil que jugarlo con un teclado y mouse.

El juego es igual de recomendado tanto en su version de PC como Xbox One y lo único que extrañarás en esta versión será poder observarlo en 4K a 60 cuadros, salvo que para hacer semejante cosa en una PC necesitarás realmente un monstruo.  La versión de Xbox One es igual de recomendable y si estás pensando en cual versión adquirir y tu PC no es capaz de correrlo en 4K, ambas versiones son muy similares.

Conclusión

The Surge es un juego que pone todas sus apuestas en el combate y la progresión del personaje descuidando de manera severa su argumento pero teniendo un gameplay tan bien calibrado que convierten a su argumento y sus falencias en algo que ocurre en segundo plano.  Su combate furioso está tan bien  logrado que sirve de base para dejarte pegado al juego y su adicción es muy alta pese a sus defectos.

Este es un juego que seguramente será de culto, mezcla entre Bioforge y Lord of the Fallen pero que logra mantener y destacar su propio estilo.  Si estas buscando un desafio, no des mas vueltas y juega ya mismo The Surge.

Felicitaciones a Deck13 por un juego que logra superar a su entrega anterior con un estilo muy particular y divertido que resulta muy recomendable, pese a sus defectos.

Puntajes
Gráficos
75 %
Sonido
88 %
Gameplay
96 %
Argumento
56 %

Fundador, sysadmin y diseñador de TecnoGaming como así también su propia empresa de hosting. Auto-didacta y con mucha pasión por los videojuegos ama tanto la tecnología como la naturaleza. Vive en su casa de campo en Merlo, San Luis.