Para acompañar una PC competitiva de gran rendimiento ADATA nos acerca su flamante kit de memorias de alta velocidad cuya capacidad asciende a los 32GB! Con ustedes las XPG DDR4 3000 32GB Kit .

Introducción

ADATA presenta su más reciente kit de memorias DDR4 para usuarios entusiastas que buscan no solo máximo rendimiento sino una estética llamativa para poder lucir en su plataforma. Las memorias ADATA vienen en diferentes revisiones de velocidad y capacidad siendo en esta oportunidad el suculento kit de 32GB de 3000 MHz para plataformas con tecnología Dual-Channel (tanto de AMD como Intel aunque en este último soporta Extreme Memory profile 2.0).

Los módulos de memoria LED DDR4 XPG de ADATA fueron concebidas para inspirar a usuarios entusiastas a mejorar el aspecto de sus respectivas computadoras incluyendo disipadores atractivos y LEDs rojos. Claramente estas memorias DDR4 emplean un PC de 10 capas y consumen hasta un 20% menos de energía en relación a las DDR3. Además se encuentran orientadas a ofrecer estabilidad en altas frecuencias.

Memorias para entendidos

Cuando buscamos memorias DDR4 de alto rendimiento para formar parte de nuestra PC generalmente no nos fijamos en el aspecto estético, más si vienen con disipadores con tecnología LED. Pues bien, ADATA propone una combinación que no solo permite obtener provecho de la arquitectura y desempeño general del sistema sino que también otorgue un estilo particular para que pueda disfrutado por nuestros ojos y compartirlo con el resto de los amigos/as. Sin dudas para los que realizan modding o quieran exhibir su PC resultan ideales.

Se mantiene la calidad en su construcción con componentes estables dando lugar a la posibilidad de realizar overclock si la placa base lo permite.

Indudablemente las memorias DDR4 ya se han vuelto masivas y su precio auqnue es elevado se va ubicando en niveles aceptables. Por supuesto un kit de 32GB no es barato pero es un número suficiente para sostener gran cantidad de aplicaciones elevando la eficiencia del sistema operativo ya que le da un gran margen para la administración de recursos.

Como hemos visto, este kit XPG de 16GB x 2 trabaja a 3000 MHz con latencias saludables.

Solo necesita de un voltaje de 1,35v para funcionar a 3000 MHz con latencias de 16-18-18 lo cual es bastante bueno.

Memorias para sistemas de alto rendimiento y por qué no que tengan un aspecto visual estupendo.

Plataforma de Pruebas

Componentes que acompañan al producto:

  • Intel Core i3 7350K
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Gigabyte Z270X Gaming 7
  • Fuente Thermaltake Smart M1200W
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Recopilando información

Procedemos a ejecutar este programa informativo que recopila datos del procesador y placa base, en este caso son opciones interesantes para que las memorias puedan demostrar su potencial, como el modelo de Gigabyte Z270X Gaming 7 que soporta altas frecuencias de trabajo con overclock. Por otro lado el procesador i3 7350K tiene las propiedades para acompañar apropiadamente a sus colegas.

Es importante tomar nota a la hora de configurar las memorias. Una vez instaladas iniciamos la computadora y el sistema por defecto toma la velocidad estándar de 2400 MHz con un voltaje de 1,20v en modo dual-channel (ubicadas en las ranuras de la placa base correspondiente). Luego al reiniciar y entrar el UEFI BIOS del motherboard Gigabyte habilitamos la tecnología X.M.P para que tome y configure automáticamente el valor predeterminado de 3000 MHz y las latencias de 16-18-18-36 a 1,35v por supuesto.

Dada las facilidades de la placa base que mejor que realizar un poco de overclock (OC) para lograr mejores resultados en performance. Aquí tengo en cuenta mucho la estabilidad y por más que podamos manipular voltajes hasta por ejemplo 1,45v esto puede generar inestabilidad y reducir la vida útil de los módulos.

Manteniendo el voltaje de 1,35v alcanzamos mediante OC los 3200 MHz con una excelente estabilidad aunque con latencias un poco elevadas de 18-20-20. Cuando se quiere alcanzar los 3466 MHz la respuesta es positiva pero no se logra mantener un nivel de estabilidad segura siendo necesario aumentar el voltaje. Las latencias suben hasta los 19-21-21.

Las memorias DDR4 XPG tiene un buen margen de OC, se puede aprovechar.

Luego de realizar varias pruebas de OC queda claro que este kit tiene un buen margen para esta técnica, solo requiere de paciencia y encontrar la combinación de valores exacta para sacar el mayor jugo a la arquitectura (en este caso de Intel).

Luminosas

Pero la frutilla del postre es ver iluminadas a las memorias de ADATA, sin dudas valen la pena. Con un rojo intenso, los módulos aportan una estética estupenda que sumada al estilo gamer de la placa base, tenemos un combo espléndido para disfrutar con la vista. También para presumirlas en un gabinete con ventana de acrílico (o plataformas abiertas que vemos en los eventos).

Aquí podemos apreciar la sinfonía visual de ADATA, llaman la atención verdad?

Pruebas de rendimiento

Pues bien, luego de maravillarnos un poco con sus leds pasamos a ejecutar algunas pruebas de rendimiento utilizando la configuración X.M.P 2.0 que configuramos en el Bios.

En el PCMark 8 el resultado es competitivo donde las memorias DDR4 acompañan de manera contundente brindando un soporte valioso en diferentes ámbitos de aplicación donde los 3GB tiene un peso a la hora de realizar múltiples tares en simultáneo.

Continuamos con la prueba sintética 3DMark Firestrike (estándar) que junto a la tarjeta GTX 1070 tenemos un interesante resultado superior a los 12.000 puntos confirmando que las memorias acompañan bastante bien.

Cuando ejecutamos las memorias en 3200 MHz, en este caso particular se genera una penalidad en el resultado final producto por las latencias superiores. Por eso es importante a la hora de aplicar OC manual buscar la mejor configuración posible para evitar este tipo de situaciones ya que mayor velocidad no implica mejor eficiencia y rendimiento, se tiene que dar buena cantidad de MHz, latencias y voltaje para una vida útil de los módulos esperada.

Ejecutamos otro clásico programa de análisis de desempeño como es el caso del Sandra. Con las pruebas de ancho de banda y latencia cosechamos resultados bienvenidos utilizando la tecnología X.M.P 2.0 que permite al usuario seleccionar la óptima configuración de las memorias de forma automática. Por un lado tenemos la capacidad de procesamiento de las memorias con su ancho de banda que se ubica en aproximadamente 35 GB/s (tanto enteros como punto flotante). Por otro tenemos a su latencia que arroja alrededor de 20ns que resulta menor en relación a arquitecturas de Intel anteriores lo cual, por supuesto, es bueno.

Llega el turno del CrystalMark donde nos enfocamos específicamente en las memorias con un rendimiento admisible en lectura y escritura a sus 3000 MHz.

Cuando trabajan a 3200 MHz no conseguimos un buen resultado por lo cual es mejor seguir intentando hacer overclock hasta mejorar este segmento de lectura.

En la escritura la situación es diferente donde cruzamos la barrera de los 21555 MB/s en los 3200 MHz. Es importante dar con la tecla en la configuración para sacar el máximo provecho.

Por último toma la palabra el programa Passmark 9 que analiza varios aspectos de las memorias de ADATA. En general los módulos DDR4 se comportan apropiadamente entregando una performance competitiva tomando en cuenta que se trata del kit de 32GB.

En DDR4-3200 la mejora se aprecia con un leve incremento en el puntaje sintético. Claro que esto es meramente informativo ya que dependiendo de la aplicación podemos sacar provecho o no.

También probamos la plataforma con estas memorias en juegos tales como Mass Effect Andromeda y Doom con una experiencia bastante buena y sin preocupaciones (si se usa video integrado aumentan los fps). Si bien la gran capacidad de RAM influye en el sistema, disponer de un buen SSD (disco de estado sólido) es fundamental para lograr la experiencia “ultimate”.

Conclusión

La línea de memorias XPG de ADATA ya tiene su historia y son conocidas dentro del ambiente de hardware por lo cual sabemos que tienen calidad y buen rendimiento. Con este kit en particular se destaca la implementación de disipadores efectivos con tecnología led que permiten a entusiastas mejorar aún más el aspecto visual de su PC. Además los 32GB permiten realizar múltiples tareas a la vez sin preocupaciones donde el sistema operativo (en este caso Windows 10) hace uso intensivo y eficiente para que la experiencia frente a la pantalla sea productiva y placentera.

Con la tecnología XMP 2.0 (en la plataforma Intel) el kit presenta un perfil automático de DDR4-3000 con un voltaje de 1,35v que provee en general un desempeño óptimo en las aplicaciones y juegos. Al tener capacidad de overclock incluso permite elevar las frecuencias más allá de sus límites alcanzando tranquilamente los 3200 MHz o 3466 MHz aunque aumentando las latencias. Si bien cuesta encontrar una configuración de OC apropiada que rinda bien, las memorias permiten hacer uso y razón de esta técnica lo cual es bienvenido.

ADATA sigue brindando nuevos productos a medida que salen nuevas tecnologías y con este KIt de 32GB DDR4 XPG tenemos una opción solo para entusiastas y entendidos que buscar elevada capacidad RAM para su sistema sin perder rendimiento pero a su vez obtener un plus especial en cuanto a la visibilidad de las mismas, si antes era “cool”que tengan un disipador llamativo ahora que tengan leds las convierten en algo especial y único.

Lo bueno Lo malo
  • Capacidad de 32GB (2x16GB).
  • Velocidad de 3000 MHz con perfil automático.
  • Tecnología LED (en rojo).
  • PCB de 10 capas.
  • Disipador eficiente.
  • En OC no llegan muy lejos de manera estable.