Western Digital expandió de manera considerable la oferta y variedad de discos en el mercado, con la reciente incursión en el sector de SSD, solo era cuestión de tiempo para que se hiciera popular su versión de SSHD o disco híbrido que es ideal para utilizar como tu disco primario de Sistema Operativo o para jugar,  en este análisis vamos a contarte en detalle sus virtudes y defectos.

El disco rígido de la marca Western Digital que vamos a analizar hoy se ubica en la familia Blue en su formato de 4TB, ofreciendo una gran cantidad de espacio y el beneficio de poseer 8GB de espacio temporario de almacenamiento interno de SSD que es manejado por el controlador para poder acelerar los procesos esenciales del disco.  Vamos a contarte en detalle cómo funciona esta tecnología, en que escenarios podrías esperar una ventaja y como rinde en videojuegos.

Packaging y Aspecto

Antes de pasar a la parte técnica, vamos a proceder a mostrarles como vino el disco en su packaging original.

El disco viene muy bien protegido en una caja con plásticos de protección contra golpes y cerrado al vacío.

Aquí lo tienen, el WD40E31X

El disco lleva el mismo formato que cualquier otro disco rígido mecánico y se ofrece en su variante solo para PC, de ahí su nombre.

A continuación vemos el controlador responsable de manejar tanto la parte mecánica/magnética como el encargado de administrar el espacio de almacenamiento de SSD.

Como Funciona

Digamos que tienes mucha información en el disco almacenada, tal como el sistema operativo y varios videojuegos.  La tecnología híbrida tiene como estrella principal al controlador de disco que es el que determinará que porciones son las escenciales para reducir la carga del disco magnético y depositar entonces esa información en su parte de estado sólido.

El SSD de 8GB incluido en el disco funciona entonces como una memoria interna no disponible al usuario y a su vez intermedia entre el disco rígido y los datos.  Cuando el controlador determina que ciertas porciones de datos se repiten formando un patrón, almacena esos pequeños datos clave en esta memoria intermedia para acelerar el proceso del disco,  de esta forma, la parte magnética debe emplear menos movimientos en su acceso y reduce el tiempo total de carga.

La memoria de estado sólido cumple la función esencial de reducir el movimiento de los cabezales del disco magnético a base de guardar los datos mas importantes.

Como es de imaginarse, no todo puede almacenarse en el disco de estado sólido, en este caso particular WD ha empleado un cache que es a nuestro criterio muy pequeño, de tan solo 8GB y esto es una medida que no es suficiente para todos los tipos de cargas que el disco puede experimentar y por lo tanto el controlador del disco debe manejar de manera muy inteligente que archivos almacena para su posterior aceleración. A su vez, debido a que el parámetro para almacenarlos allí es la repetición de patrones de carga, el cambio abrupto por parte nuestra puede implicar que el disco se haga mas lento a medida que el controlador re aprende lo que estamos haciendo.

El disco entonces experimentará  performance que oscilará entre mas rápido y mas lento dependiendo de cuantas variaciones hagamos en nuestro uso del mismo. Esto implica que es un disco ideal para usar como Sistema Operativo o para videojuegos siempre y cuando no juguemos diversos juegos a la vez y nos mantengamos en un cierto tipo de juego por un tiempo prolongado o un patrón predecible de uso, como veremos mas adelante en los resultados.

Especificaciones

  • Interface SATA 6 GB/s
  • Capacidad 4TB
  • Form factor: 3.5-inch
  • Advanced Format (AF)
  • RoHS compliant
  • Performance Buffer to host: 6 GB/s
  • Performance Host to/from drive (sustained): 150 MB/s
  • NAND Type: MLC
  • NAND Size (GB): 8
  • Cache (MB): 64
  • Load/unload cycles: 300,000
  • Spindle Speed 5400 RPM
  • Non-recoverable read errors per bits read: <1 in 1014
  • Spinup (Max) 12VDC ±10% (A, peak): 2.8
  • Spinup (Max) 5VDC ±10% (A, peak): 1
  • Spinup (Max) (W): 38.6

Como pueden apreciar, el mayor problema de la parte mecánica es su incapacidad de poder correr a mas de 5400 RPM lo cual genera un limite físico de lectura secuencial de hasta 150MB/s a diferencia de su hermano de la serie Black que alcanza hasta 200MB/s.  Por otra parte, WD limita al disco a un promedio de lectura al azar mucho mas alto, ya que al correr a 5400RPM aumenta su tiempo de respuesta.  Vamos a ver mas adelante en las pruebas como esto representa uno de los puntos débiles del producto.

Maquina de Pruebas

La maquina de pruebas es la siguiente:

  • Xeon E5-1280v2 ES @ 3.1Ghz (16-threads)
  • Corsair Dominator 32GB DDR3-1600
  • 1 x Vertex460 SSD
  • 1 x WD Black 6TB
  • 1 x WD Velociraptor 150GB
  • PS Sentey 1000W GSP

Programas Informativos y Benchmarks

Veamos primero que nos dice el CrystalDiskInfo respecto del disco en cuestión.

Recién conectado a la PC aquí pueden ver el dato mas importante, su velocidad de rotación de 5400RPM sin embargo, la parte de SSD es invisible a los programas informativos y para todas sus funciones, es considerado como un disco mecánico común tanto para los programas como para el sistema operativo.

En la parte informativa de HD Tune vemos replicado lo mismo sin información sobre la porción de SSD interna. Si bien el disco es SATA3 su velocidad se encuentra severamente limitada cuando se trata de su parte mecánica producto de una velocidad de rotación de 5400RPM que ubica a este disco en un lugar inferior a la serie Black que corre a 7200RPM.  Donde mas impacta este valor es en el promedio de búsqueda que pasa de 12ms para 7200RPM a 17ms.  En pocas palabras, cuando la porción SSD sea incapaz de almacenar los datos, el disco correrá mas lento que uno similar de la serie Black.

Los resultados en comparación con su hermano mayor hacen aún mas marcada la diferencia. La serie Black es superior en todos los aspectos cuando no se emplea la memoria intermedia de SSD interna, que es imposible de activar en patrones aleatorios de datos como estas pruebas.

CrystalDiskmark corrobora lo que vimos en HD Tune, la velocidad máxima absoluta de acceso secuencial, ya sea de lectura o escritura es de 160MB/s, 10MB superiores a la marca establecida por WD pero inferiores a la serie Black y su respuesta en 4K es bastante inferior a la serie Black producto de su mayor tiempo de respuesta de búsqueda dados sus 5400RPM de rotación.

Copia de Archivos

Veamos como la copia de archivos influencia al disco.

Copiando juegos diversos en el disco arroja un promedio de escritura de entre 80 a 120MB/s dentro de lo estipulado por WD y no es un área que pueda destacarse en el disco dado que los patrones de aprendizaje y almacenamiento en su memoria intermedia SSD se dan luego de reiteradas cargas de software en la PC.

Ahora, vamos a hacer lo que realmente el disco pide que hagamos para destacarse, vamos a cargar juegos y mostrarles que sucede cuando lo hacemos reiteradas veces.

Pruebas de Performance en Juegos

Estas pruebas fueron muy dificultosas de hacer, primero y principal porque no podemos cargar el mismo juego 2 veces en la misma sesión del sistema operativo ya que el cache interno de Windows entra en vigencia, negando la posibilidad de medir el incremento real de performance producto de utilizar la memoria SSD intermedia.  Por esta razón, las 3 veces que corrimos el test en el WD 4TB SSHD lo hicimos previo reiniciar por completo la PC, de esta forma, asegurándonos que la mejora en performance es puro y exclusivo mérito del controlador del disco y su memoria SSD.

Como ya les habíamos anticipado, la primer carga es la peor de todas, dado que el disco tiene una parte mecánica relativamente lenta en comparación a los discos evaluados, el resultado es una carga mayor, en este caso de un juego que se toma muy poco tiempo.  Una vez que cargamos al juego por segunda vez ya podemos apreciar que inmediatamente la memoria intermedia SSD entra en juego, superando incluso a su hermano de la serie Black e incluso a un WD Velociraptor que corre a 10.000 RPM !.   Como este es un juego liviano, la tercera carga no hace mas que confirmar que en efecto, el disco se encuentra leyendo de la memoria SSD los datos mas importantes.

Pasando al Metro Last Light obtenemos el mismo resultado, la primer carga es la mas lenta, sus condiciones mecánicas son inferiores a los demás discos utilizados y eso se nota en un tiempo de carga mayor.  Sin embargo, cuando pasamos a la segunda ejecución ya logra superar a ambos, mostrando que la memoria SSD interna se adapta al nuevo contenido.

El Dragon Age: Inquisition es un juego en extremo exigente con la carga, sobre todo por usar el motor de Frostbite y tener una cantidad de texturas elevada. Esto combinado con sus mapas extremadamente grandes hace que el tiempo de carga sea muy elevado, incluso para las estrellas en performance.  Aquí el Velociraptor de WD logra superar en la primer carga a todos los demás, seguido del Black con el WD SSHD en último puesto.  Sin embargo, tan pronto como ejecutamos el juego por segunda vez, el WD 4TB SSHD logra empatar a sus hermanos, pero es recién en su tercera ejecución que logra evaporar a la competencia, producto de poder  almacenar la parte mas importante de carga en su memoria interna.  El Dragon Age: Inquisition es un juego muy demandante con el disco y tiene toda su lógica que el controlador interno recién se haya puesto al día en su tercera ejecución.

Algo similar sucede cuando cargamos un mapa especifico, aquí el primer tiempo de ejecución resulta el peor, seguido de una mejora en su segunda ejecución para finalmente vencer a la competencia en su tercera ejecución.  Sin dudas, si sumamos los tiempos de carga inicial mas la carga del mapa y vemos la diferencia entre su primera ejecución y última, el disco de WD logra ahorrarnos un gran tiempo de carga cuando su memoria interna de SSD funciona con éxito.

Stepmania es un software de simulación de DDR/Pump it Up y Bemani que resulta ideal para medir el tiempo producto de tener que cargar un gran catalogo de música desde el disco (1212 canciones en nuestro caso).  Aquí nuevamente podemos ver como el patrón se repite, con un tiempo de carga inicial mas alto y superando a la competencia, incluso empatando con un SSD real en su segunda ejecución.

El problema de la tecnología se hace evidente sin embargo cuando reintentamos cargar otro software una vez que el controlador aprendió la ejecución del actual, ya que en la mayoría de los casos, si la memoria interna se encuentra llena, la deberá vaciar y re-aprender el proceso, provocando que una ejecución de otro tipo de software vuelva a ralentizar al disco para re-aprender lo que estamos cargando.  Lamentablemente con esto no podemos hacer nada, ya que depende de la poca memoria interna que posee este disco híbrido.

Conclusión

Con un concepto interesante de implementar un disco SSD como memoria interna de cache para el disco rígido, el WD Blue de 4TB SSHD es una excelente elección si tenemos patrones de uso predecibles y si no nos molesta tener un disco mas lento del promedio en sus primeras ejecuciones para ganar provecho en las posteriores.  Para la gran mayoría de los casos, este disco representará una mejora en los tiempos de carga, sobre todo si somos de jugar al mismo videojuego hasta terminarlo y representando también una muy buena opción para utilizar como disco del sistema.

WD es inteligente si promociona a este disco como una opción ideal para el gaming ya que los resultados así lo demuestran y solo podemos imaginar el tipo de performance que este disco tendría si hubieran optado por un disco mecánico de 7200RPM con una memoria intermedia de 64GB en vez de 8, claro que eso hubiera elevado los costos significativamente.

Lo bueno Lo malo
  • Estupenda performance de Gaming cuando el Cache entra en acción.
  • Muy silencioso
  • Muy fresco en funcionamiento
  • Confortable tamaño de disco, ideal para instalar una cantidad masiva de juegos
  • Performance inferior a la serie Black e incluso Blue cuando se carga contenido por primera vez.
  • Acceso secuencial alto, con un promedio superior a la serie Blue y Black.