Introducción

La frase “La teoría es el capitán y la práctica, el soldado” dicha por Leonardo da Vinci, es la mejor manera para definir esta nueva franquicia de acción RPG en tercera persona, construida en cuerpo y alma por Ubisoft y especialmente enfocada en su multijugador, pero que cuenta con un modo campaña totalmente disponible en las plataformas PC, PS4 y Xbox One.

En For Honor el conocimiento y la experiencia en combate, nos abre los caminos hacia la supervivencia y la auto superación. La ignorancia y la inexperiencia, nos brinda muerte y frustración.

Por ende, en este nuevo título de Ubisoft si te gustan los juegos al estilo Mortal Kombat y Dark Soul, debería encanarte y maravillarte, ya que nos brinda una enorme profundidad en su sistema de combate y ambientación.

¿Por quien lucharías?

Es la primera pregunta que se nos presenta en For Honor, en nuestro primer contacto, donde debemos elegir entre tres facciones de súper épicos y conocidos guerreros de la historia.

Caballeros, Vikingos o Samurái sin importar lo que elijamos podemos cambiarlos cuando queramos, más adelante en el juego, al igual que el escudo que debemos hacernos al principio para representarnos, al mejor estilo avatar de perfil.

Luego tendremos un tutorial rápido de movimientos básicos; fijar enemigos, defenderse, atacar, capturar y defender puntos de control que ayudan a manejarnos mejor tanto en el modo campaña como en el multijugador.

Aprender a jugar “modo campaña o modo a palos”

For Honor está divida en dos partes que se pueden complementar si se juegan en el orden correcto, enriqueciendo de este modo nuestra jugabilidad, esto quiere decir que, si queremos jugar de manera decente al multijugador y no pasar vergüenzas, es recomendable jugar el modo campaña, de lo contrario sería fallar y morir una y otra vez hasta aprender ciertas cosas a los palos.

En caso de que prefiriéramos primero ir por el multijugador, antes tendríamos que abrirnos paso ante nuestro comandante de facción (IA).

Modo campaña

El modo campaña de For Honor es poco destacable a comparación de su multijugador, ya que dependiendo de nuestras habilidades puede llegar a durar entre 5 a 7 horas, bastante cortito, pero con un buen contenido en cinemáticas y ambientaciones sonoras que hacen de las luchas cosas realmente épicas.

Por otro lado, carece de buenos argumentos y es una historia muy improvisada donde relata el conflicto de las facciones que conocemos (caballeros, vikingos y samurái) cada una con su historia en particular, a causa de un personaje que se autodenomina la guerra misma (Apollyon).

La campaña está divida en tres capítulos distribuidas por las tres facciones y seis episodios de los cuales se unen cronológicamente en una guerra creada y elaborada por Apollyon.

En cada facción podremos jugar con la mayoría de personajes que podemos elegir en el multijugador, lo cual nos sirve en gran parte para aprender a usarlos bien y conocerlos mejor.

En cuanto a la jugabilidad, esta es muy repetitiva en las tres facciones ya que veremos el mismo tipo de objetivos con ligeras variaciones que, al fin y al cabo, cuando ya sepamos manejarnos bien no van a ser tan desafiantes.

Por otro lado, la campaña nos trae ciertas misiones secundarias como, por ejemplo, puntos observables que nos cuentan pequeños detalles de la historia de nuestra facción y vasijas rompibles que nos dan recompensas para personalizar nuestros personajes.

Las veintiséis proezas (skills/habilidades) que se desbloquean, solamente se pueden usar en el modo campaña.

En conclusión, el modo campaña es para aprender mejor los personajes, sus movimientos y tener un par de cosas cosméticas para lucir en el multijugador, además de poder jugarlo con amigos en el modo cooperativo.

Modo multijugador

El modo multijugador es su principal pilar y problema, ya que cuando queremos jugar, vienen los percanses en distintas formas tales como: problemas de conectividad, matchmaking injustos, errores o inferioridad numérica (todos contra uno).

Centrándonos en lo que trae este multijugador, podemos apreciar que todos los modos se complementan de acuerdo a nuestra facción en una lucha territorial entre las tres.

Cada vez que jugamos cualquier modo, podremos a través de nuestros recursos bélicos, defender o atacar territorios que van cambiando constantemente en una lucha crossgaming, es decir multiplataforma. Al final de una determinada fecha nos recompensara (si nuestra facción es la ganadora) con cosas cosméticas para nuestros personajes.

Cada facción tiene dos mapas propios, haciendo un total de seis mapas distintos totalmente decorados y ambientados a la facción que les pertenece, pero si este mapa es conquistado y ocupado por una facción enemiga, su decoración cambia radicalmente a la facción propietaria.

  • Duelo y pelea: en este modo nos enfrentaremos a un rival (Duelo) o junto con un aliado a dos enemigos (Pelea). Básicamente consta de enfrentarse en un combate singular o en dúo, usando nuestras habilidades o nuestro entorno (precipicios, hogueras, sierras entre otras), para poder poner fin a la vida de nuestro contrincante.
  • Eliminación y escaramuza (Combate a muerte): en este otro modo formaremos un grupo de cuatro jugadores, donde tendremos que matar a todos nuestros enemigos para ganar (eliminación) o esperar a sumar mil puntos matando enemigos, para crear una “ruptura” (escaramuza).
  • Dominio: tiene algo de similar con el modo escaramuza, ya que para poder ganar hay que llegar a los mil puntos y recién ahí cuando los enemigos no pueden respawnear, se puede matar a todos de una buena vez y ganar la partida. Lo que la diferencia del modo escaramuza, es que, para poder llegar a los mil puntos, además de matar a los enemigos también se puede controlar objetivos como si fuera un Team Fortress 2 y dar una sensación de MOBA en el punto de control central (hay soldados tipos minions tratando de capturar el punto).

Personajes, economía y armamento

Jugado el modo campaña y probado la variedad de héroes épicos que nos ofrece este título, notaremos que cada personaje que toquemos es un mundo lleno de posibilidades gracias a su gran variedad de combos (ataques, empujones o agarres). Dándoles una gran fortaleza a la hora del combate o una gran debilidad.

Dentro de For Honor podremos elegir entre cuatro clases de personajes, una por facción:

  • Vanguardia (guardianes, invasores, kensei), estos héroes son los más equilibrados. No son muy pesados ni muy agiles y se centran en atacar con combos a los enemigos que bajen su guardia.
  • Pesados (conquistadores, huscarles, shugoki), los pesados en cambio son lentos y se centran más en su capacidad defensiva, dando golpes potentes a su debido momento.
  • Asesinos (pacificadores, orochi y berserkers), y al contrario de los pesados los asesinos son los más veloces tanto en ataques como en movimiento.
  • Híbridos (justicieros, nobushi y valquirias), los Híbridos son la clase más difícil de dominar ya que usan técnicas y combos más complejos, armas más largas y una combinación de características de las demás clases que los hacen complicados.

En cuanto al equipamiento de cada guerrero en For Honor podemos personalizarlos por completo, pieza por pieza.

Tanto nuestras partes de la armadura como las partes de nuestra arma sea espada, hacha o katana se pueden cambiar, reemplazar o simplemente mejorarlas con nuestros recursos que vamos obteniendo desmantelando objetos.

No solo podremos escoger entre una gran variedad de piezas de armamento si no también adornarlas o pintarlas a nuestro antojo, elegir el sexo que queramos y de acuerdo a la progresión de nuestro personaje elegir distintas proezas (skills) activas o pasivas en un total de doce, cuatro por cada hueco disponible.

El sistema de progresión a lo que respecta la personalización (armamento, cosméticos, compra de nuevos héroes) es algo lento ya que la demanda de recursos que necesitamos y el dinero del juego (acero) que obtendremos en cada partida es baja a las exigencias del mercado. Pero lo bueno es que contamos con contratos (misiones secundarias) diarios y temporales, además de las de evento que nos ofrecen recompensas adicionales; acero, experiencia, entre otras.

En el caso de que queramos las cosas más rápido, en For Honor existe la posibilidad de micro transacciones que facilitan la obtención de recursos varios, cosméticos, héroes y demás cosas que se tardarían en conseguir sin pagar.

Gráficos, sonido y requisitos

Lo más destacable además del sistema de combate, es su calidad visual y sonora que nos mete de lleno en el ambiente tanto por las explosiones, gritos y choques de espadas como los tambores, cuernos y coros que transforman un combate normal en algo totalmente épico.

Las animaciones de los personajes están muy bien logradas ya que se puede sentir la sensación de pesadez de todo el equipamiento y eso sumado a las mecánicas de combate más un ambiente hermoso y un fondo sonoro bien logrado lo vuelven muy realista.

Y en cuanto al rendimiento, el juego va bastante bien y a veces muy apenitas se ralentizan algunas cinemáticas o movimientos rápidos. Estos son los requerimientos:

Mínimo:Recomendado:
SO: Windows 64bits (7 / 8.1 / 10)SO: Windows 64bits (7 / 8.1 / 10)
CPU: Intel Core i3 550 | AMD Phenom II x4 955CPU: Intel Core i5 2500K | AMD FX 6350
RAM: 4GBRAM: 8GB
GPU: NVIDIA GeForce GTX 660 / 750Ti / 950 / 1050 (2GB) | AMD Radeon HD 6970 7870 / R9 270 / 370 / RX 460 (2GB)GPU: NVIDIA GeForce GTX 680 / 760 / 970 / 1060 (2GB) | AMD Radeon R9 280X / 380 / RX 470 (2GB)
Almacenamiento: 40GBAlmacenamiento: 40GB
Red: Conexión de banda ancha a InternetRed: Conexión de banda ancha a Internet

Conclusión

For Honor es un juego donde debemos aprender a dominar por completo las técnicas y combos de nuestro personaje, conocer las debilidades y fortalezas de nuestros enemigos, como también las ventajas tácticas (trampas) que nos ofrecen los diversos mapas a través de la pura y explicita experiencia al jugar.

Su sistema de lucha es excepcional combinada con una buena ambientación sonora y visual nos sumerge a un estado de concentración y determinación.

Lo malo de For Honor es sin duda su servicio de conexiones. No solo hay que esperar mucho tiempo, sino que talvez el tiempo de espera termine en algún error de conectividad o alguna partida ya terminada. A esto más el matchmaking que es realmente injusto y ciertos personajes desnivelados dan gran disconformidad.

Este juego es recomendable solo si te gustan los juegos de lucha con combos y la auto superación de intentar y volver a intentar mejorando la técnica y los movimientos, For Honor es un juego que sin duda tendrías que jugar.

Con una campaña que se presenta simplemente como un tutorial largo para prepararte al multijugador (el verdadero enfoque de esta franquicia).

Comentarios

2 Comentarios en "For Honor"

Notificar de
avatar
Ordenar por:   nuevos | viejos | mas votados
RicoSlot
Invitado
RicoSlot

Me encanta este juego, pero mi PC es basura.

Admin

Quizas haya llegado el momento de actualizarla !

wpDiscuz