Continuamos acompañando a Gigabyte en este lanzamiento mundial de su nueva serie de placas madre para gamers AORUS soportando la séptima generación de procesadores Intel Core “Kaby Lake” y nuevas características. En este oportunidad analizamos el Z270X Gaming 5.

Introducción

Luego de analizar el Gigabyte AORUS Z270X Gaming 7 en este review, nos toca su hermana menor que ofrece la misma calidad y rendimiento pero a un costo más accesible. Esta placa base apunta a los gamers que buscan exprimir la arquitectura de Intel de procesadores de sexta y séptima generación Core.

Aquí tenemos al flamante modelo Z270X-Gaming 5 de la nueva serie de Gigabyte AORUS, nombre que de ahora en más vamos a relacionar con el mundo del gaming ya que ofrece óptimo y elevado rendimiento junto a las tecnologías de última generación. En este caso podemos apreciar una portada que menciona cualidades precisas de la plataforma soportando altas frecuencias de memoria mediante overclock, soporte de VR (es decir plataforma preparada para realidad virtual), red Killer y muchas cosas más que veremos a continuación.

Contamos con varios accesorios para configurar la nueva plataforma. manual, guía de instalación rápida, conector todo en uno (G-connector), cables SATA (4 en total), backplate de entrada/salida, un cable de extensión RGB led y por supuesto el dvd con los drivers /software del fabricante.

Nueva generación AORUS

La placa base en cuestión presenta un formato ATX de 30.5cm x 24.4cm con un diseño que sigue la parte estética de AORUS combinado colores negro y blanco para que luego se puedan lucir las luces leds en todos sus colores. Si damos una mirada fugaz luce muy similar al Gaming 7.

Contiene el socket LGA 1151 de Intel soportando la séptima generación de procesadores “Kaby Lake” con un espacio suficiente para instalar coolers de gran envergadura ya que la capacidad de OC está latente.

A diferencia del Gaming 7, los disipadores pasivos ubicados en la zona de mosfets no se encuentran unidos mediante heatpipe, simplemente cada uno se encarga por su cuenta dispersar el calor. Allí figura el conector extra de energía PCIe de 8-pin para mayor estabilidad del CPU. Se mantiene la protección de plástico para el sector del panel trasero con el logo AORUS en la superficie. Por otra parte como es costumbre, la zona del zocket se encuentra reforzada con una placa metálica en la otra cara del PCB.

Respecto a las memorias DDR4, ofrece 4 ranuras en formato dual-channel soportando una capacidad máxima de hasta 64 GB y velocidades de hasta 4000 MHz mediante OC. Gigabyte ha decidido mantener el alto rendimiento sin remover calidad de componentes ni eficiencia.

También se ubican el conector de alimentación principal de 24-pin y en un extremo los botones automáticos de OC y ECO donde uno manifiesta mejorar el desempeño y otro reducir de manera eficiente la energía.

Desde este ángulo se aprecian las diferentes ranuras de expansión. La plataforma brinda tres PCIe 3.0 reforzadas (Dual Armor) de 16x que funcionan a 16x/8x/4x junto a tres PCIe 3.0 de 1x. Se destaca el soporte de las tecnologías Nvidia SLI y AMD Crossfire en caso de instalar más de una tarjeta de video y que trabajen en paralelo.

Gigabyte suma el chipset “Turbo B-clock” para overclockers para manipular la frecuencia de BCLK a cualquier tipo de valor.

El Z270X-Gaming 5 brinda una excelente calidad de componentes y prestaciones para que el entusiasta pueda exprimir la arquitectura de Intel al máximo y obtener una experiencia armoniosa.

El flamante chipset Z270 de Intel tiene encima un disipador fino con sel sello AORUS abarcando también otros chips de la zona para evitar el más mínimo sobrecalentamiento. El Z270 es el encargado de los dos puertos M.2 SATA y PCIe 4x (uno soporta el tipo 22110), más un U.2, tres SATA Express y seis SATA III de 6GB/s. En caso de armar sistemas con tecnología RAID podemos configurar en 0,1, 5 y 10.

El Debug led no podía estar ausente como herramienta para identificar errores al instante.

Gigabyte toma en cuenta la importancia que tiene el audio para el gamer y por ello implementa la solución avanzada con chipset de Realtek ALC1220 más el software de Sound Blaster X-Fi MB5 y el amplificador TI NE5532 (removible). Además emplea su tecnología AMP-UP Audio para proteger de factores externos y mejorar considerablemente la calidad de sonido. La solución se encuentra separada por completo del resto de los componentes (se aprecia mirando la línea divisoria led).

Los puertos de almacenamiento están posicionados en 90 grados con el objetivo de permitir la instalación de tarjetas gráficas de longitud extensa.

El panel trasero se compone de salidas de video DisplayPort y HDMI, tres puertos USB 3.1, un puerto USB Type-C (USB 3.1 Gen 2) y un USB 3.1 Gen 2 Type-A (rojo). En el audio ofrece un total de 5 jacks + una salida óptica S/PDIF.

El tema de la red es importante y por ello Gigabyte mantiene la doble solución de puertos RJ-45 incluyendo el controlador Killer E2500 aunque en esta oportunidad el “Teaming” no está soportado.

Plataforma de pruebas:

Componentes que acompañan al producto:

  • Intel Core i5 7600K
  • Memorias Ballistix DDR4-2400 8GB kit (2x4GB).
  • Nvidia GeForce GTX 1070
  • Fuente Thermaltake Smart M1200W .
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Configurando el Bios

Una vez iniciado el sistema procedemos a ingresar por primera vez al UEFI Bios de Gigabyte con el objetivo de ver el tipo de opciones y configurar los componentes para que funcionen correctamente. Una de las cosas que por defecto aplicamos es la tecnología X.M.P (Extreme Memory Profile) en las memorias DDR4 para que el perfil de latencias y velocidad se configure de manera automática y así obtener un óptimo rendimiento de las mismas.

El UEFI Bios (es dual ya que tenemos otro de backup por si uno falla) resulta muy completo manteniendo el mismo nivel de información, complejidad y estabilidad que el visto en la serie Z270X-Gaming 7. Tenemos infinidad de opciones donde además de disponer de la pantalla “Easy Mode” para usuarios principiantes tenemos pantallas (como la de M.I.T) para manipular voltajes, frecuencias y valores de rendimiento.

Figura también la pantalla de Smart Fan 5, una cualidad que Gigabyte menciona mucho en sus publicidades, que básicamente sirve para monitorear las temperaturas y revoluciones de los ventiladores de una manera contundente detectando incluso (gracias a los pines híbridos de fan) que tipo de ventilador se encuentra instalado. Esta unción es realmente para resaltar.

El UEFI Bios de Gigabyte tiene los cimientos para realizar altas practicas de overclock tanto para los recién iniciados como expertos.

Información y Software

Para facilitarle la vida al usuario tenemos la función “Xpress Install” de Gigabyte para instalar todos los controladores y software propietario (en este caso para Windows 10 Pro) destacándose programas del tipo Easy Tune, @Bios, Color Temperature, Cloud Station,Easy RAID, Fast/Game Boot, Norton Internet Security, ON/OFF Charge, entre otros.

De todas maneras este review es tan nuevo que lo controladores todavía figuran como “G1 Gaming” de la generación anterior, ni siquiera figura AORUS por lo cual ahora que está todo publicando en internet tendremos mejor compatibilidad en este aspecto, así que a no preocuparse.

App Center, el lugar donde se juntan todos los programas de Gigabyte, el centro de control para manejar detalladamente cada pieza del motherboard.

Easy Tune es la herramienta elegida para capturar información acerca de los voltajes de cada componente, frecuencias de trabajo y temperaturas de operación. Se destaca porque permite manipular los valores de trabajo de una manera sencilla o bien avanzada según la experiencia del entusiasta que adquirió el producto. Sin dudas el overclock con conocimiento intermedios puede utilizar esta aplicación overclockeando tanto las memorias como el CPU guardando incluso perfiles si es necesario. Además podemos directamente habilitar la función ECO (si no utilizamos el botón en el PCB).

Por supuesto los más expertos se pueden ir a la aplicación propia de Intel Extreme Utility (muy recomendado). Por lo pronto el Easy Tune es muy práctica y amigable para utilizar.

Como hemos dicho el Audio es importante en este tipo de solución sin la necesidad de adquirir un producto por separada como en los viejos tiempos. Aquí tenemos el panel de Realtek ALC1220 con soporte de hasta 7.1 canales. Si quieren más profesionalismo pueden también utilizar la herramienta de Creactive X-Fi.

Damas y caballeros, con ustedes el procesador Intel Core i5 7600K “Kaby Lake” que tiene un proceso de fabricación de 14 nm, un TDP máximo de 91W y una velocidad inicial de 3.8 GHz siendo una solución de 4 núcleos sin tecnología HT (Hyper-Threading).

Emplea gran cantidad de set de instrucciones (algunas neuvas) y dispone de un total de 6MB de memoria cache L3. Claramente es una alternativa digna para esta plataforma de Gigabyte.

El programa informativo destaca al chipset Intel Z270 implementado en la placa base junto a la versión de Bios, ranura PCIe 3.0 a 16x con la GeForce GTX 1070 y los 8GB de memoria DDR4 en dual-channel a 2400 MHz (con el X.M.P activado).

La moda de Leds RGB

La serie AORUS se destaca por brindar un ecosistema de leds RGB de grandes proporciones y aquel usuario que quiera hacer un festín al respecto tiene la posibilidad de hacerlo de varias maneras posibles empleando el software correspondiente.

Podemos generar efectos de luces de acuerdo a nuestro criterio de diversión y programar perfiles que sean entretenidos.

La placa madre AORUS Gaming 5 se vuelve una fiesta con tantos colores.

Hay gran cantidad de efectos y formas de emplear esta tecnología, aquí te mostramos uno de esos ejemplos ¿Hermoso no?

Pruebas de Rendimiento

Con la GeForce GTX 1070 y el Core i5 7600K cosechamos puntajes muy favorables para la plataforma tomando en cuenta que la velocidad inicial comienza en los 3.8 GHZ para ir subiendo con Turbo Boost un poco más y así alcanzar resultados competitivos de forma eficiente.

En el 3DMark 11 conseguimos superar la marca de 16700 puntos por lo cual si hablamos de rendimiento con la generación anterior no hay mucho para destacar, si por supuesto las prestaciones más elevadas que tiene y el manejo energético.

Un buen resultado para el AORUS Z270X-Gaming 5 junto al Core i 5 7600K siendo una solución acorde a la esperada donde a través de varios escenarios estresantes el sistema logra salir airoso. También podemos optar por un CPU no “K” si no vamos a aplicar overclock y de paso nos ahorramos un buen dinero.

Indudablemente uno piensa bastante antes de comprar un CPU Intel y no tanto en una placa base. Si bien esto es así dependiendo del modelo de CPU hay que saber elegir que plataforma es la indicada para poder exprimirlo y la serie AORUS tiene el potencial para hacerlo. El Core i5 7600K se comporta apropiadamente como pez en el agua dentro del marco del programa Sandra Lite arrojando resultados interesantes en punto flotante, ámbitos de multimedia y cálculos aritméticos.

En el Passmark 9 también cosechamos puntajes bienvenidos estresando tanto al CPU como a las memorias DDR4. En este último caso no hay mucho para decir ya que a 2400 MHz se comportan bien sin demasiado para destacar.

El Core i5 7600K no tiene tecnología HT por lo cual en escenarios multitasking el rendimiento es más bajo a lo acostumbrado. Sin embargo logra un resultado muy competitivo junto a la placa base AORUS de Gigabyte con un total de 2.05 puntos (por núcleo) superando por ejemplo a un Core i7 4770K (con 1.79 ptos).

Overclocking

Tenemos un procesador con el multiplicador desbloqueado y para ello con las cualidades que ofrece la placa base de Gigabyte tratamos de encontrar la mejor configuración utilizando refrigeración por aire, en este caso el Noctua NHU-14S. Luego de varias idas y vueltas logramos alcanzar los 4.8 GHz aunque no con la estabilidad deseada ya que importa que pueda generar un resultado y no solo para la foto.

Por ende nos conformamos con 4.7 GHz que ha sido un valor realmente estable que durante horas no ha generado ningún inconveniente. Gigabyte propone muchas formas de hacer OC, de la manera fácil, compleja o de prueba y error con formas de protección y calidad que se hace muy difícil dañar el producto.

Por otra parte las memorias alcanzaron los 2800 MHz sin sobre saltos.

De los 9875 puntos superamos la barrera de los 10500 puntos demostrando el gran nivel OC y por supuesto el potencial que tiene este ecosistema.

Conclusión

Gigabyte tiene en su catálogo varios productos de la serie AORUS donde cada uno tiene cualidades únicas dentro de un denominador común que es calidad de componentes, leds RGB y gaming! En este caso el Z270X-Gaming 5 tiene recortada varias características si lo comparamos con el Gaming 7 tales como la falta de Thunderbolt 3, puntos de medición, botones y stwiches, carencia de Teaming en dual lan, entre otras cosas (que por supuesto lo hacen más accesible para el bolsillo). Sin embargo mantiene el nivel de rendimiento con soporte de memorias de hasta 4000 MHz, Dual UEFI Bios completo e intuitivo, controlador Killer E2500, PCIe 3.0 de 16x reforzados, amplio cantidad de puertos de almacenamiento y un panel trasero contundente.

El Z270X-Gaming 5 tiene calidad, componentes reforzados, buen manejo de energía, amplia capacidad de OC y una fiesta para la vista con sus luces leds.

El overclock junto al procesador Kaby Lake ha sido satisfactorio dejando la sensación de mejorar el valor conseguido y aparte incorpora una solución de audio realmente importante digna de escuchar tanto con parlantes como con auriculares gracias al chipset de Realtek de última generación.

Indudablemente estamos en presencia de un producto recomendado por la calidad y rendimiento que tiene para el público gamer y además permite en un futuro mejorarlo con la instalación de dispositivos nuevos (de almacenamiento especialmente). La serie AORUS ha llegado para competir fuerte y creo que con el pie derecho.

Lo buenoLo malo
  • Sistema de luces RGB Leds distribuidos a lo largo y ancho del PCB totalmente configurables.
  • Dual UEFI Bios muy estable e intuitivo.
  • Gran capacidad de overclock.
  • Calidad de componentes, PCIe de 16x reforzados.
  • Gran cantidad de conectores para almacenamiento.
  • Sistema de Audio excelente.
  • Dual Gigabit LAN (con controlador Killer E2500).
  • No hay puntos para destacar

Comentarios

2 Comentarios en "Gigabyte AORUS Z270X Gaming 5"

Notificar de
avatar
Ordenar por:   nuevos | viejos | mas votados
Clanelite
Invitado
Clanelite

Lindo mother la verdad, espero puedan tener también en sus manos Ryzen muchachos, asi comparamos!, saludos.

Alex Dau
Invitado
Alex Dau

Esperemos que sí! 🙂

wpDiscuz