Ambas empresas firmaron un acuerdo de colaboración a partir del cual desarrollarán entornos virtuales para facilitar el uso de esta tecnología y generar un impacto directo en los negocios.

El advenimiento de la realidad virtual al día a día de los argentinos es una certeza. Hasta el momento ya existen varias compañías que han aprovechado las bondades de los teléfonos inteligentes y que han desarrollado herramientas y servicios vinculados a la realidad virtual, pero con la mirada puesta en el consumidor final y en su tiempo de esparcimiento.

En el día de ayer, la empresa multilatina de origen argentino, Pragma, y Syncro VR, creada por emprendedores locales, firmaron un acuerdo a partir del cual ambas compañías avanzarán en el desarrollo de entornos virtuales para el uso en las corporaciones. “El hecho de comenzar a trabajar juntos es que apuntamos a transformar la forma en la que se investiga y se desarrolla en el país para poder acompañar a las organizaciones en sus procesos de transformación y adopción de estas tecnologías para afrontar los desafíos que se vienen. Buscamos mejorar las operaciones, mejorar la experiencia al cliente, modificar los modelos de negocio, aprendizaje y entrenamiento en condiciones normales o de organizaciones que requieren alta confiabilidad” explica Carlos Farfán, Director de Pragma.

“Si bien es cierto que existen varias iniciativas vinculadas al desarrollo de entorno virtuales, también lo es que el foco está puesto en el entretenimiento de las personas más que en el desarrollo industrial. Syncro VR y Pragma trabajaremos en llevar el conocimiento de industria y de la realidad virtual a nuevas soluciones de negocio para los clientes de distintas industrias”, completa Dalmiro Maggioli, socio fundador de Syncro VR.

Ambas empresas parecen haber encontrado una veta de negocio con futuro. Según diversos estudios, el mercado de realidad virtual alcanzaría hacia fines de 2016 sus primeros mil millones de volumen, donde aún el 70% de la facturación se concentra en los dispositivos, pero el ascendiente 30% lo hace en los contenidos y sus beneficios.

2016 es el año en el cual se prevé que afloren varios proyectos de realidad virtual con carácter exploratorio. “Desde Pragma entendemos que hoy la tecnología, la capacidad de procesamiento y la familiarización de los usuarios con los dispositivos ya están lo suficientemente maduros”, detalla Farfán. “Hoy estamos trabajando y explorando soluciones que, desde los entornos virtuales, ayudan a las organizaciones a mejorar los entrenamientos para sus profesionales, a resolver problemáticas en formas diferentes, más ágiles, ahorrando tiempos y costos”.

En Argentina, hasta el momento, el foco de los proyectos de realidad virtual estaba concentrado en el entretenimiento y algunos proyectos exploratorios. “La realidad virtual, aplicada al entorno corporativo y estatal, apoyado por big data y el análisis de datos, transformará sustancialmente la forma en la que se piensan y se ejecutan los negocios en todo el mundo. En este sentido, en Argentina hoy Pragma y Syncro VR, estamos dando un paso fundamental para igualar la cantidad de oportunidades de las empresas en el país frente a otras organizaciones en cualquier parte del mundo”, comenta Javier Moreno Gurrea, de Syncro VR.

“Estamos desarrollando un proyecto completamente innovador que pone al país en un lugar distinto en la región. En breve empresas del sector retail, energético, farmacéutico y sanitario, salud, entre otros segmentos, ya estarán usando este tipo de soluciones” señala Farfán. “Hemos dado el puntapié inicial que se sumarán muchas empresas más en el mediano plazo y donde el mercado parece no tener techo”, completa el ejecutivo.

Acerca de Grupo Pragma Consultores

Grupo Pragma Consultores brinda servicios de Consultoría de Negocios, Gestión de Proyectos, Calidad y Tecnología. Es un grupo multinacional, con prestigio en Latinoamérica y Europa, que reúne gran diversidad de culturas. Sus profesionales comparten estándares técnicos y operativos, así como metodologías, entrenamiento y tecnología. Hoy el grupo cuenta con oficinas propias en Argentina, Bolivia, Chile, España, México, Perú y Uruguay, 9 socios y más de 800 profesionales especializados. Además, ha desarrollado proyectos en países tales como: Armenia, Ecuador, Egipto, Indonesia y Venezuela, entre otros.