El programa intensivo diseñado por la organización tiene como objetivo desarrollar el interés por la tecnología y formar habilidades emprendedoras en chicas de entre 13 y 16 años.

Chicas en Tecnología, la organización sin fines de lucro que busca cerrar la brecha de género en tecnología, incentivando, motivando y formando a la nueva generación de innovadoras en tecnología y emprendedorismo, anunció la tercera edición de Programando un Mundo Mejor (PUMM). Este programa –libre, gratuito y de inscripción abierta– fue diseñado de manera exclusiva por la organización y tiene como objetivo desarrollar el interés por la tecnología y formar habilidades emprendedoras en chicas de escuelas y colegios secundarios de entre 13 y 16 años, de forma práctica y con enfoque social.

Para esta nueva edición se seleccionaron a 30 participantes de 10 escuelas y colegios y se buscó un balance entre escuelas públicas, privadas, confesionales y con diversas orientaciones y ubicación geográfica de la Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires.

PUMM se compone de diferentes etapas. El martes 1 y miércoles 2 de noviembre, se realizarán charlas con referentes mujeres exitosas en tecnología, dinámicas de integración y diferentes talleres y actividades que incluyen dinámicas en donde aprenderán a identificar problemas y programar sus prototipos de aplicaciones con fines sociales. Cada equipo identifica un problema social que les interesa ayudar a resolver en sus comunidades. Durante el fin de semana (sábado 5 y domingo 6), las participantes trabajan en equipo junto a un mentor o mentora que es, además, un modelo con el que ellas pueden identificarse y proyectarse en el futuro. Todo el programa se realiza en un espacio de trabajo vinculado a la tecnología con el objetivo de que vivan realmente cómo es el día a día del trabajo en este ámbito.

“La experiencia desarrollada durante las ediciones anteriores de PUMM nos permite afirmar que venimos a cubrir un espacio que estaba vacante. La escasez de personas dedicadas a carreras técnicas y especialmente de mujeres en el sector de la tecnología es un factor crítico para el desarrollo del país”, afirma Sofía Contreras, una de las co-fundadoras de Chicas en Tecnología. “Con demasiada frecuencia, las chicas no persiguen carreras en tecnología porque nunca han sido expuestas a ella y sus usos, o porque no ven el impacto que puede hacer en el mundo. A través de nuestro trabajo queremos incentivar a que más chicas consideren a la tecnología como una vocación con infinitas posibilidades, estamos creando el sistema de apoyo para lograrlo”, completa.

“Mi pasión es ayudar: a mis amigos, a mi familia. Descubrí que la tecnología iba a permitir que mi proyecto tenga cada día un impacto más grande. Quiero ayudar a millones de personas y la tecnología me está abriendo puertas para que pueda pensar en grande”

“Mi pasión es ayudar: a mis amigos, a mi familia. Descubrí que la tecnología iba a permitir que mi proyecto tenga cada día un impacto más grande. Quiero ayudar a millones de personas y la tecnología me está abriendo puertas para que pueda pensar en grande”, destacó Zoe Taranilla, de 15 años, alumna del colegio Northfields, que en octubre de 2015 participó del programa junto con María Mercedes Foyedo y Lucía Rivanera y desarrollaron la aplicación Help.er, una comunidad que permite conectar las ganas y posibilidades de ayudar con eventos y asociaciones solidarias.

Esta nueva edición de Programando un Mundo Mejor cuenta con el sponsoreo de Fibertel desde su primera edición y en esta tercera convocatoria se suma el apoyo de Google.

“Desde Fibertel apoyamos a ‘Chicas en Tecnología’ desde la primera edición de PUMM porque es central incentivar a jóvenes mujeres a usar Internet para producir tecnología, y no sólo para consumirla. Tenemos un desafío grande como industria de sanear la brecha de género en puestos de tecnología. Se proyecta que en 2017, el mercado de las aplicaciones móviles involucrará a más de US$ 70.000 millones a nivel mundial. Sin embargo, sólo el 20% de esos trabajos son hoy desarrollados por mujeres. Es poco probable elegir un camino profesional haciendo algo que nunca hiciste, que nunca experimentaste y que no entendés. ‘Chicas en Tecnología’ garantiza un espacio de calidad y de co-creación que emula la experiencia de trabajar en equipo para transformar la realidad usando tecnología en Internet”, afirma Mariana Brandeburgo, jefa de RSE y Sustentabilidad, de Cablevisión-Fibertel.

“Estamos muy orgullosos de apoyar esta iniciativa que persigue el mismo propósito que nosotros en Google: acercar cada vez más chicas a la tecnología”, afirmó Florencia Sabatini, gerente de Comunicaciones, de Google Argentina. “Hay dos pilares en nuestra cultura que hacen que este proyecto tenga todo el sentido para nosotros, por un lado, la democratización en el acceso y la igualdad de oportunidades y por otro, el respeto y la promoción de la diversidad”, finalizó la ejecutiva.

Desde su lanzamiento, las dos ediciones anteriores de PUMM reunieron a 45 chicas, que diseñaron 15 apps. Programando un Mundo Mejor fue declarado de Interés Social por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. El equipo de Chicas en Tecnología está integrado por Sofía Contreras, Carolina Hadad, Melina Masnatta, Lucila Rodríguez y Mariana Varela y cuenta con equipo de colaboradores permanentes y voluntarios.