Un vez más analizamos otra alternativa de Gigabyte para procesadores Intel de 6ta generación orientado a un público mucho más austero con las prestaciones esenciales pero manteniendo la calidad Ultra Durable con memorias DDR3. Análisis completo aquí.

Placa base

H170M-D3H DDR3-01

Pequeño pero rendidor, es lo que podemos decir de este producto que busca llamar la atención del usuario que no quiere gastar demasiado pero le urge migrar a la arquitectura Intel Skylake sin tener que adquirir nuevas memorias. Aquí entra en juego el chipset H170 con las tecnologías principales que necesitamos sí o sí en la PC para poder trabajar, jugar o bien formar parte de un centro de entretenimiento. Con ustedes la placa H170M-D3H DDR3.

H170M-D3H DDR3-02

No hay mucho para destacar cuando abrimos la caja, contamos con los cables SATA, DVD con drivers/software y el correspondiente manual de usuario.

H170M-D3H DDR3-13

Tiene un diseño similar al H170M-D3H DDR3 (que analizamos anteriormente) pero por supuesto recortado ya que presenta el formato micro-ATX de 24.4cm x 22.5cm por lo cual hay que reducir algunas cosas. La versión DDR3 viene a cubrir aquél segmento medio-bajo que no está dispuesto todavía a migrar a las memorias DDR4 (todavía caras en latinoamérica) y con su kit ya conformado directamente no resulta necesario instalar nada más. Aún así esta revisión mantiene todas las últimos tecnologías del fabricante que podemos apreciar a simple vista siendo un punto importante a la hora de decidir si conviene o no. Pasamos entonces a mirar un poco más en detalle algunos rincones del PCB.

Como hemos dicho, contiene el socket LGA 1151 con los pines bañados en oro que aseguran confiabilidad y longevidad en el proceso. Incluye un conector extra de alimentación PCIe de 8-pin dando lugar a la posibilidad de instalar procesadores potentes y aprovecharlos al máximo (no las versiones K). En la zona de fases de poder se ha incorporado un grueso disipador para mantener las temperaturas a un nivel aceptable de trabajo. Nótese también en el otro lado del PCB el refuerzo metálico para el socket, algo ya indispensable cuando hablamos de calidad y seguridad.

H170M-D3H DDR3-06

Aquí nos concentramos en las cuatro ranuras de memoria DDR3/DDR3L soportando una capacidad máxima de 64 GB y una velocidad de 1866 MHz. ¿Hay diferencia con la memoria DDR4? Si nos enfocamos en el video integrado podemos decir que sí, especialmente en la velocidad de operación configurada aunque por otro lado nos ahorramos en desembolsar más dinero, lo cual hay que poner en la balanza que resulta más conveniente.

H170M-D3H DDR3-07

La plataforma se destaca por la posibilidad de brindar al usuario varios tipos de conexiones de almacenamiento con un conector M.2 Socket 3 (soporte para SATA y PCIe 4x/2x/1x SSD), dos conectores SATA Express y un total de seis puertos SATA III de 6Gb/s con las tecnologías Raid 0,1,5 y 10.

H170M-D3H DDR3-08

En cuanto a las ranuras de expansión Gigabyte incluye dos PCIe 3.0 de 16x y dos PCI para aquellos que todavía tienen alguna tarjeta antigua por así decirlo. Además soporta AMD Crossfire si instalamos dos tarjetas similares donde hay que tomar en cuenta que las ranuras PCIe trabajan a 16x y 4x respectivamente.

H170M-D3H DDR3-10

El audio es otro factor importante a la hora de seleccionar una plataforma, por ello se ha decidido incluir el chipset de Realtek ALC892 con soporte de hasta 7.1 canales con la idea de brindar una experiencia placentera en sonido tanto en juegos como en multimedia. Se destaca la implementación de capacitores sólidos y un PCB aislado del resto que se puede diferenciar a simple vista gracias a la línea led.

H170M-D3H DDR3-11

Por último damos un vistazo al panel trasero del H170M-D3H DDR3 que provee un conector PS/2 (para teclado/ratón), varias salidas de video tales como VGA, DVI-D y HDMI, varios puertos USB de los cuales cuatro son 3.0, un puerto de red gigabit y 6 audio jacks.

Para mayor información visita el sitio oficial de Gigabyte.

Plataforma de pruebas:

Componentes que acompañan al producto:

  • Intel Core i5 6600
  • Memorias Corsair Vengeance Pro DDR3 1800 MHz 16GB kit (2x8GB).
  • Sapphire Radeon R9 380 Nitro
  • Fuente Thermaltake Smart M1200W .
  • Kingston SSD HyperX 240GB.
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Bios

H170M-D3H DDR3-Bios-04

El UEFI Bios mantiene la estética de Gigabyte incluyendo gran cantidad de opciones. En la pantalla principal ya tenemos un breve resumen de cómo funcionan los componentes principales y por supuesto cómo exprimirlos a su máxima expresión. Su actualización es muy sencilla y si el momento lo requiere podemos efectuarla rápidamente sin inconvenientes. Recordemos que son dos bios que Gigabyte integra en la placa base, por las dudas.

Continuamos navegando por el resto de las pantallas de manera bastante fluida y práctica, monitoreamos los estados de funcionamiento, habilitamos ciertos voltajes, configuramos las memorias con el Extreme Memory Profile y muchas cosas más. El UEFI Bios es práctico, una cualidad que hoy en día se busca bastante aunque también que disponga una cuota de profesionalismo al buscar mejorar el rendimiento en algunos aspectos. Recordemos que la plataforma no soporta overclock, no está pensado para ello.

Drivers & Software

Gigabyte sigue acompañando con un amplio repertorio de programas y controladores que podemos acceder desde el sistema operativo y así obtener una experiencia óptima a la hora de trabajar o divertirse frente a la computadora. Es recomendable tener todo instalado y actualizado para evitar luego inconvenientes de estabilidad o algo por el estilo. Para agrupar todos los programas en un solo lugar, contamos con el APP Center, simple y contundente.

En esta placa base con chipset H170 instalamos el procesador Core i5 6600 perteneciente a la familia Skylake de 6ta generación. En el PCIe de 3.0 se localiza la tarjeta Radeon R9 380 donde es importante que sea en el primer PCIe si es que buscamos aprovechar los 16x en todo su esplendor. En esta oportunidad las memorias en dual-channel figuran en 1333 MHz con unas latencias aceptables formando una capacidad de 16GB. Como verán aquí acompañan buenas piezas de hardware pero queda más que claro que podemos utilizar componentes menos costosos con el objetivo de tener un desempeño global apropiado.

Experiencia de uso

Llega el momento de probar la placa base de Gigabyte en diferentes segmentos para demostrar su destreza y cómo resuelve determinadas exigencias. Generalmente cuando armamos una PC ponemos como tareas primordiales la navegación en internet, tareas de archivos, ejecución de aplicaciones multimedia y algunas cositas más.

H170M-D3H DDR3-pruebas-11

El PCMark es un buen medidor para tener en cuenta acerca del rendimiento general del sistema, aquí arroja un desempeño muy eficiente arañando los 6500 puntos, el cuál podemos obtener en cualquier modelo Z170 (si comparamos exactamente la misma versión actualizada de pcmark).

H170M-D3H DDR3-pruebas-01

La R9 380 en el 3DMark “Firestrike” en modo estándar arroja un resultado competitivo sin tener que envidiar a otras plataformas lo cual queda demostrado que como PC para aplicaciones gráficas y gaming se defiende muy bien. Recordemos que soporta Crossfire.

H170M-D3H DDR3-pruebas-03

También es importante saber elegir un procesador que pueda manejar bien el ámbito multitasking, esto es ejecutar varios programas a la vez y no morir en el intento. Con la opción H71 tenemos la posibilidad de sostener tecnologías de última generación

Tanto el CPU como las memorias trabajan perfectamente sin sobresaltos. Con puntajes más que bienvenidos me permite asegurar que estamos en presencia de un componente que no le tiene miedo a nada, cumple su función correctamente cuando se lo necesita.

Conclusión

En resumen la placa base H170M-D3H DDR3 tiene buena calidad (Ultra Durable de Gigabyte) con componentes sólidos y que soporta el paso del tiempo. Su diseño y distribución también es correcta con gran variedad de tecnologías para incrementar el rendimiento, especialmente en el segmento de almacenamiento con la integración de conectores SATA-Express y M2. El audio también tiene su mención especial al priorizar su eficiente funcionamiento sin interrupciones que hagan decaer la experiencia de sonido (en música y juegos).

H170M-D3H DDR3-09

Si bien tiene varios puntos a favor tengamos en cuenta que carece de una ranura PCIe de 1x para placas modernas, y el uso de memorias DDR3 no aprovecha del todo la nueva arquitectura de Intel. No caben dudas que es un producto especial para el mercado latinoamericano que busca migrar si vieja PC a un sistema competitivo sin gastar demasiado pero con las últimas tecnologías.

Z170 o H170 ¿Cuál elegir? En rendimiento no hay diferencias pero sí en prestaciones (mayor cantidad de puertos usb 3.0, etc), será cuestión de analizar qué es prioridad para ti. La elección es tuya.

Lo buenoLo malo
  • Calidad de componentes (audio) y rendimiento.
  • UEFi Bios estable
  • Varias salidas de video.
  • Soporte AMD Crossfire.
  • Soporte de SATA-Express y M.2
  • Carece de conector PCIe de 1x.
  • No se aprovecha al máximo el CPU Skylake con memorias DDR3.