Lo dijimos varias veces en nuestras noticias pasadas. Microsoft estaba trabajando en una nueva Xbox con el codename Scorpio.

Cuando vimos la presentación de hoy, no pensamos que lo iban a anunciar, habiendo lanzado al comienzo de la presentación la nueva Xbox One S como una versión 40% mas reducida de la conocida Xbox One, todo parecía resuelto en mencionarla mas cercano al 2017 pero a último momento y apenas cuando estaba por finalizar el show, se subió Phill Spencer al podio y lo dijo..  La nueva consola Xbox de Microsoft que actualmente está en desarrollo se llama Scorpio, de ahí su nombre clave Project Scorpio.

La consola nueva tendrá una performance sin precedentes en comparación a la actual Xbox One con hasta 6 TeraFlops de capacidad de cálculo y segun Spencer, lo que garantizará que la Xbox pueda correr a 4K, sin embargo nosotros, no estamos tan seguros.

Viendo que la Xbox One lleva partes de AMD en su totalidad, es muy posible que la Scorpio esté basada en el futuro GPU gráfico de AMD llamado  Vega con su nuevo proceso de manofactura FinFet, ya que el siguiente en la lista, llamado Navi recién está programado para su lanzamiento en el 2018. Recuerden que AMD ha lanzado sus nuevos GPUs basados en Polaris con una critica regular con respecto a su performance pero estupendos en cuanto a su costo.

Ahora solo resta esperar, para ver si podremos tener una mejor idea de sus especificaciones, sin embargo, como habiamos dicho, la politica de Microsoft se focaliza ahora casi por completo en el ecosistema Xbox y Windows 10.  Esta unificación le permitirá al Scorpio correr juegos de Xbox One e incluso compartir lanzamientos con Windows 10, así que ya lo saben,  la Xbox One, la Scorpio y la PC con Windows 10 serán ahora grandes amigas y compartiran todos sus lanzamientos, la única diferencia importante se dará principalmente en la resolución que cada una muestre en pantalla, otorgandole la ventaja a las plataformas Windows 10 y Scorpio.

La idea de unificar todo le permitió a Microsoft poder introducir un mismo kernel para Windows 10 y Xbox One y dar paso así a una evolución natural que le permitirá a la empresa poder seguir sacando versiones actualizadas de su consola, todo lo que desee, además, sus dispositivos serán retro-compatibles, todo gracias al poder del Kernel de Windows 10 y la arquitectura de PC.

Así que ya lo ven, a pesar de que se ha anunciado una nueva consola, parece que la PC ha ganado la batalla después de todo y en el dia de hoy, las generaciones de consolas así como las conocíamos, han muerto para dar vida a un nuevo ciclo en donde veremos a la consola Xbox crecer, mas que como una unidad de videojuegos, como una plataforma pseudo-PC con mejores gráficos en cada encarnación.