El juego, aclamado por la crítica, se podrá conseguir en el país a un valor de $1.799 para Xbox One, y a $1.795 para Windows 10. Esta versión incluye la descarga completa del juego Alan Wake y dos packs accesorios: The Signal y The Writer

Microsoft Studios y Remedy Entertainment anunciaron la disponibilidad de Quantum Break en Argentina y en el mundo. El juego ya está disponible para Xbox One y Windows 10. La versión para Xbox One podrá conseguirse a un valor de $1.799 en Xbox Store, en microsoftstore.com, y en los principales retailers del país, esta última a partir de la segunda mitad de abril. La versión para Windows 10 puede adquirirse y descargarse en Windows store a un valor de $1.795.

Cada copia de Quantum Break para Xbox One incluye la descarga completa del juego de Alan Wake para Xbox 360, además de dos packs de accesorios: The Signal y The Writer, para jugar en Xbox One a través de la compatibilidad con versiones anteriores.

Los críticos proclamaron a Quantum Break como un gran éxito para Microsoft Studios y Remedy Entertainment. Se trata de una experiencia única, con una parte contundente de videojuegos, una parte emocionante de acción en vivo y un elenco estelar, que incluye a Shawn Ashmore (de “X-Men”) como el héroe Jack Joyce, Aidan Gillen (de “Game of Thrones “) como su némesis Paul Serene y Dominic Monaghan (de “El Señor de los Anillos”), como el hermano genio de Jack, William.

Quantum Break propone una historia vívida con los personajes ricos y los giros dramáticos que caracterizan a Remedy Entertainment. Las decisiones que cada uno tome afectarán el resultado final de este juego que ofrece una experiencia única para quienes lo experientan.

Acerca de Xbox

Xbox es la principal marca de entretenimiento de Microsoft para TV, teléfonos, PC y tabletas. En la sala de estar o en movimiento, Xbox es la base de los mejores y más variados juegos, así como una de las mayores reservas en el mundo de películas, programas de TV, música y deportes. Sus juegos, programas de TV y entretenimientos favoritos cobran vida de nuevas maneras a través del poder de Kinect, Xbox SmartGlass y Xbox Live, la principal red social de entretenimiento del mundo.