Como ya todos sabemos, los sistemas de realidad virtual de alta gama como el HTC Vive y Oculus Rift, requieren de un potente hardware para un buen rendimiento. Esto significa, que mínimamente se recomienda un GPU superior a una GeForce GTX 970 de Nvidia o AMD Radeon R9 390, las cuales cuestan unos U$S 350 dólares americanos aproximadamente.

Según Roy Taylor, responsable de AMD. Polaris se centra en el rendimiento necesario para VR pero a precios más accesibles para los jugadores de PC. Y estas placas gráficas no serán simples rebrands de series más antiguas como hemos visto de AMD en el pasado. En su lugar, se basan totalmente en la nueva arquitectura y estarán al alcance de cualquier persona, ya se han dado a conocer informes en el cual la placa gráfica tope de gama posee un rendimiento similar a una GTX 980 Ti de NVIDIA pero a un precio 50% menor.

Pascal, por el contrario, se centra en crear una imagen más potente de un solo GPU a un precio en niveles similares a los actuales de NVIDIA.

Se espera que ambas compañías nos revelen más información sobre sus próximas placas gráficas antes de la Computex.

Comentarios

Se el primero en comentar !

Notificar de
avatar
wpDiscuz