Sky Fortress, el primer paquete de contenidos de Just Cause 3 estará disponible a partir del 8 de marzo para aquellos jugadores que tengan el Expansion Pass denominado Air, Land and Sea, y para el resto de jugadores estará a la venta el 15 de marzo.

Sky Fortress contiene nuevas misiones que introducen una nueva amenaza, la Coporación eDEN con su enorme y terrorífica Sky Fortress, con un ejército de mortales robóticos drones. Para hacer frente a su nuevo adversario, Rico Rodriguez usará un nuevo wingsuit de bavarium repleto de mejoras, propulsado por cohetes y, equipado con ametralladoras y misiles guiados. Además, también tendrá un fusil de asalto con divisor de bavarium y un dron de evasión para defenderse.

El nuevo contenido cambiará significativamente como los jugadores afrontarán el juego, estamos expectantes de ver como los fans se adaptan al nuevo wingsuit” afirmó Tobias Anderson, Productor Senior en Avalanche Studios. “Las nuevas misiones, los nuevos desafíos y los gadgets que puede ser utilizados en el juego principal, verdaderamente mezclan las cosas y podemos esperar a que los jugadores revisiten Medici y sean aún más creativos.”

El DLC Sky Fortress tundra un precio de $11.99 USD mientras que el Expansion Pass “Air, Land & Sea” estará disponible por $24.99 USD. Los tres DLCs se publicarán antes del final del verano 2016 y estarán disponibles una semana antes para los jugadores que tengan el Expansion Pass.

Como preparación al nuevo contenido, el juego también recibirá una nueva actualización el viernes 4 de marzo que incluye:

  • Reducción del tiempo de carga del juego entre un 20%-50%
  • Reparación de algunos problemas de memoria que provocaban que el juego “crasheara”
  • Reducción de crashes esporádicos
  • Mejora del streaming
  • Optimización del desempeño del juego
  • Implementación del sistema DLC para preparar la llegada del DLC Air, Land and Sea

Fundador, sysadmin y diseñador de TecnoGaming como así también su propia empresa de hosting. Auto-didacta y con mucha pasión por los videojuegos ama tanto la tecnología como la naturaleza. Vive en su casa de campo en Merlo, San Luis.