NVIDIA acaba de lanzar sus últimos controladores Game Ready que incluyen mejoras y optimizaciones para los juegos Rise of the Tomb Raider, y Tom Clancy’s The Division (versión Beta). También ofrecen soporte Beta para los GPUs GeForce GTX utilizadas en soluciones gráficas externas a través de la interfaz Thunderbolt 3 de 40 Gb/s.