Lara Croft ha sido por siempre un personaje muy querido en el mundo del gaming, no solo porque vendría a representar al Indiana Jones hecho mujer sino porque ha perdurado en el tiempo con innumerables entregas que le han permitido crecer, redescubrirse y cambiar su perspectiva. Llegado al 2015 Lara vuelve con una precuela en Rise of the Tomb Raider en exclusividad para Xbox One, una entrega que pone a Lara mucho mas cerca del Metal Gear actual que de los arcades de cuando eramos mas pequeños.

rise-of-the-tomb-raider-01

Primeros pasos

Rise of the Tomb Raider se reinventa una vez mas en un juego que sigue todos los preceptos de la remake de Tomb Raider que vimos hace poco con algunas vueltas de tuerca y esta vez, remontando a una época anterior en donde Lara es mas joven e impetuosa. En Rise of the Tomb Raider el gameplay recibe cambios que le permiten acercarse en muchos aspectos a los juegos de estrategia e infiltración pero con algunas cuotas de combate que no terminan de definir de que lado quiere estar, convirtiendo al juego en una especie de híbrido que por momentos funciona muy bien y por momentos provoca una crispación de nervios, veamos, paso a paso, que es lo que destaca en esta nueva entrega.

Lara Croft y la última cruzada

Nos confundimos con Indiana Jones y Lara está buscando el Caliz de la vida eterna?, no, pero por momentos así lo parece, la historia ubica a una Lara Croft muy apegada a la figura de su padre, que profundiza en su relación de una forma similar a Indiana Jones y la Ultima Cruzada solo que sin Sean Connery, ya que su padre vendría a ser representado por una voz en off que le recuerda a Lara una y otra vez cual es su objetivo, la temática del juego es muy similar a esta película en muchos aspectos y focaliza casi por completo a nuestro personaje en demostrar que su padre no estaba loco y que en verdad, existe un dispositivo que le permite a una persona convertirse en inmortal.  Sin copiar los pormenores de la película de la cual se inspira, el juego idea su propio plan y camino para Lara, que la llevará desde los climas mas frios a los castillos y ciudades abandonadas mas impactantes en su busqueda de la inmortalidad y luchando contra Trinity, los malos de la película que intentarán por todos los medios, llegar antes que ella, algo asi como los Nazis en La Ultima Cruzada.

Sin copiar a la película de Indiana Jones y la Ultima Cruzada, Rise of the Tomb Raider toma la idea central y lleva a Lara por su propio camino en busca de la inmortalidad.

rise-of-the-tomb-raider-06

Gameplay

Rise of the Tomb Raider toma casi todo lo que vimos funcionar en Tomb Raider con algunas vueltas de tuerca, Lara es mas apta que nunca, con todo tipo de herramientas que le permiten hacer prácticamente de todo dentro del escenario del juego, a su vez, se agregan fundamentos básicos de un juego de estratégica e infiltración que le permiten realizar emboscadas, atacar en secreto y confundir a sus enemigos.

El gameplay así se convierte en una especie de acción y combate mezclado con exploración y partes de espionaje y el aditivo de partes cinemáticas interactivas, un verdadero popurrí sacado de los mejores juegos de nuestra época… hasta aquí todo está muy bien, salvo por el pequeño detalle de que todo esto junto, no funciona como uno esperaría y les voy a contar porque.

La exploración: lo mejor del juego

El juego destaca en un aspecto fundamental, que da la sensación al gamer de estar inserto en un mundo de fantasías en donde todavía existen los tesoros ocultos, los ejercitos de guardianes, los paraisos escondidos y todo un sinfin de enemigos en puerta. La sensación de exploración en Rise of the Tomb Raider es extrema, un recipiente para el disfrute  en cada paso, porque funciona?, porque Lara es muy hábil, puede hacer prácticamente de todo y porque el escenario a explorar es uno de los mas impresionantes que haya visto en un videojuego, absolutamente todo lo representado en pantalla es tan autentico como la consola puede representar y en algunos casos, llegando al límite de lo que es posible.  Eidos dejó absolutamente todo en este aspecto e incluso incorporó cosas que antes no eran posibles como explicaré mas adelante en el apartado de gráficos.

Por si esto no fuera poco, el juego está literalmente plagado de criptas escondidas y tesoros por descubrir que no solo nos darán créditos sino que a su vez nos otorgarán la posibilidad de mejorar nuestro equipamiento.

La exploración es el aspecto que mas destaca en esta entrega bajo todo punto de vista, no hay absolutamente nada cuestionable en esto, funciona a las mil maravillas y convierte al juego en un deleite para los que gusten de explorar escenarios diversos en una noche junto a un cafecito caliente. Este es el plato fuerte de Rise of the Tomb Raider.

Combate, lo más cuestionable

Pero todo en la vida es una negociación, ¿no es así?,  donde Eidos no quiso negociar es en sus gráficos y allí cometió un pequeño error que provoca una insatisfacción grande a la hora de entrar en combate y esto puede definirse de una sola forma clara y precisa: latencia.

Los gráficos son tan descontroladamente altos que provocan una latencia en el mando de la Xbox One, una latencia que no solo es alta, es claramente perceptible mientras navegamos por los escenarios, esto implica que una de las cosas mas difíciles de realizar en combate sea la de apuntar correctamente, tanto si usas un arma como si usas el arco y la flecha, algunos escenarios son literalmente un dolor de cabeza para poder superar, sobre todo, si como yo, se te ocurre jugar en dificultad Survivor en donde el personaje no se cura automáticamente y deberás de basarte en crear tus propias curas con los elementos que juntes de la naturaleza.

Combate en escenarios abiertos, lo entretenido

Sucede que hay dos tipos de combate claramente diferenciables, por un lado tenemos los combates abiertos, sin duda, mis preferidos, en ellos estamos en un escenario grande que nos forzará a adoptar distintas técnicas para eliminar los enemigos, (generalmente entre 8 y 10) para poder avanzar a la siguiente sección.  Estos escenarios son divertidos, con latencia incluída porque nos permiten escondernos, atacarlos por la espalda, convertir a Lara en un asesino mas efectivo en lugar de salir a disparar a lo Rambo, claro está siempre y cuando no llamemos la atención de manera excesiva lo cual implicará el caos total. Los escenarios de combate abierto complementan muy bien con la exploración y nos permiten elegir nuestra mejor estrategia.

Los escenarios de combate cerrado, lo peor del juego

El problema lo tengo con los escenarios cerrados, los que literalmente se convierten en un cuadrado repleto de enemigos sin posibilidad de aplicar ninguna técnica mas que tener mucha suerte a la hora de apuntar, estos escenarios son, para decirlo de una manera directa y comprensible para todo ser humano:  odiosos, de poca inventiva, muy difíciles dada la alta latencia y extremadamente angustiantes.

¿Por qué?, simple, en estos escenarios los enemigos siempre llevan la ventaja, ellos no conocen de estos problemas de latencia y apuntan y golpean directo, nosotros, por el contrario, tendremos que volvernos literalmente locos intentando apuntar en lo que parece una especie de broma de mal gusto, moviendo de izquierda a derecha el mando y disparando a las paredes por no poder calcular correctamente el tiro, muriendo una y otra vez.. y otra vez… y otra vez, al nivel de querer volar el mando de la Xbox One por los aires y cerrar el juego para no tocarlo nunca mas.

Si tuviera un mouse y teclado te haría puré !!, es una de las expresiones mas usadas por mi en los escenarios de combate.

Es en estos momentos que el juego cae en su punto mas bajo, ya que que estos escenarios nos bloquean toda posibilidad de escalar sobre los ventanas superiores o piedras o cualquier estructura que se interponga. Venimos de una exploración en donde Lara hace absolutamente todo y nos encontramos luego trabados en un cuadrado lleno de puertas, ventanas y lugares que podríamos trepar pero que se nos niegan arbitrariamente para que derrotemos a los enemigos en escena, esto mismo es la definición de injusto y todos sabemos muy bien que para que un juego sea divertido tiene que ser difícil pero justo, lo opuesto no funciona !

Por mas frustrante que esto parezca, no puedo con toda honestidad decir que mancha la experiencia demasiado, ya que no son los escenarios que abundan y la mayoría de los otros combates ocurren en lugares abiertos donde tenemos mas posibilidades de maniobrar, es solo que este tipo de combates se podrían haber evitado por completo dadas las evidentes limitaciones con las cuales se encontró Eidos cuando desarrolló esta entrega y aún así hubieran tenido un juegazo en sus manos.

El problema de la latencia es que agrega una dificultad artificial al juego que no necesariamente lo hace mas divertido.

El problema fundamental de esta latencia que se incorpora como una piedra en la rueda a la hora de jugar las escenas de combate es que introducen una dificultad mucho mayor, sobre todo a nuestra habilidad de apuntar correctamente y esto hace que el juego se convierta en una frustración mas que en algo difícil, esto no es lo deseado y seguramente es algo que Eidos ha visto pero no ha sabido corregir a tiempo, estoy muy seguro que si sale la versión de PC mas adelante la podremos jugar a 60 cuadros por segundo y esta latencia no estará presente, convirtiendo lo que para la versión de Xbox One es un suplicio en algo entretenido, lo siento pero esta es la pura verdad, Eidos debería haber bajado el nivel de detalle en estas escenas específicas para garantizar una latencia baja y así sostener al juego en un nivel entretenido que no tenga partes que debamos sufrirlas para pasarlas.

Dificultad baja en términos generales

Verdaderos fans de la saga, les prohíbo que jueguen el Rise of the Tomb Raider en ninguna dificultad que sea inferior a Survivor.  La verdad es que la dificultad no es alta de por si y solo se ve inflada artificialmente por su latencia en el mando. A su vez, Rise of the Tomb Raider permite eliminar las “ayuditas” tales como el efecto de sentido que te ilumina el camino y las pruebas, aquí tenemos por lejos una de las cosas que le quitan la magia al juego.  Sucede que si tenemos activado el sense en absolutamente todo, nos va a dar todas las soluciones a los acertijos en las criptas y lugares donde quedemos atrapados y allí se va volando por la ventana toda la gracia de explorar una tumba !.

Si desactivamos el sense incluso para los puntos de la misión, la exploración no solo se hace mas interesante, se hace en efecto divertida!, un efecto secundario de desactivar una función que no se debería haber implementado nunca en el Tomb Raider para empezar,  bien por Eidos que nos permiten jugarlo como realmente debería haber sido desde un principio, no hay nada mejor en Rise of the Tomb Raider que quedarse atrapado en un pozo con muchos bloques de madera, balsas, algunas enredaderas y no saber para donde ir y no tener la menor idea de como avanzar, es aquí donde el juego se convierte en un desafío interesante.

Gráficos sorprendentes

Si el combate se ve afectado por sus altos gráficos, quiere decir entonces que este es un punto fuerte en el juego?,  definitivamente si.  Los gráficos del Rise of the Tomb Raider no solo son buenísimos son de lo mejor que podremos ver en la consola Xbox One y me atrevo a decir que lo mejor que vi hasta la fecha, lo mas interesante no es que tengamos gráficos increíblemente detallados, lo mas interesante es que el nivel no decae en ningún momento del juego, parece como si el equipo de desarrolló se hubiera inyectado adrenalina y hubiera hecho todo el juego con el mismo nivel de pasión y detalle, desde principio a fin.  ¿Cuesta creer lo que digo?, dense una vuelta por el juego y verán.

rise-of-the-tomb-raider-18

El tema es que no solo son buenísimos por el nivel de detalle, es la variedad de los escenarios lo que mas impacta, veamos, tenemos catacumbas con piedras, con pantanos, ciudades escondidas debajo del hielo, palacios, precipicios, cuevas, montañas con nieve, instalaciones secretas abandonadas, acueductos, criptas abandonadas, lugares míticos y bíblicos, no falta absolutamente nada (salvo que consideremos válido agregar instalaciones alienígenas) y en ningún momento decae, es como estar viendo una película interactiva,  a tal punto son de buenos que en muchos casos hubiera preferido no tener enemigos y que me dejen simplemente explorar el lugar hasta el mas mínimo detalle.

Los gráficos son tan buenos, con tanto nivel de detalle y tan variados que provocan una sensación de satisfacción por el solo hecho de caminar por ellos.

Lo mas interesante es que dado que el juego tiene mucho de exploración, se pueden combinar estos dos aspectos positivos (gráficos y exploración), provocando que queramos visitar todas las criptas y lugares abandonados aún cuando no sean parte de la misión principal, tan solo para no perder esa oportunidad de verlos.

rise-of-the-tomb-raider-23

Cutscenes In-game que fluyen

Ya no quedan dudas que la gente de Eidos se ha puesto con toda furia a optimizar el apartado gráfico del juego ya que todas las escenas intermedias de juego poseen un nivel de gráficos insuperable y están enteramente renderizadas con el motor in-game, las diferencias con el juego en si son sutiles pero están, Lara incrementa sus polígonos y el nivel de detalle en sus gestos faciales cuando estamos viendo las escenas intermedias, las partículas también lo hacen conjuntamente con el nivel de detalle en si, además, el juego corre enteramente a 1080p pero los cutscenes in-game parecen hacerlo a 900p, un cambio lógico teniendo en cuenta que se aumenta el nivel de gráficos para poder apreciar escenas con mas detalle todavía.

rise-of-the-tomb-raider-10
Lara pasa por una sesión de maquillaje tan pronto se activan las cutscenes

El cambio entre cut-scenes y juego es imperceptible y fluye totalmente natural, gracias a que ambos están hechos con las mismas texturas y el mismo motor in-game no hay cortes ni cargas y esto le permite fundirse por completo con el juego y poder apreciar en todo detalle a una Lara bellísima en su máxima expresión

Resumiendo el apartado de graficos

  • El juego corre a 30 cuadros por segundo a 1080p y el nivel de detalle es altísimo
  • La generación de particulas es impresionante.
  • La técnica de TressFX para el pelo de Lara está presente y se ve estupendo.
  • La nieve se desforma a nuestro paso, algo digno de ver para creer.
  • La latencia del mando es tangible a lo largo de todo el juego pero no afecta en la exploración
  • Esta misma latencia afecta considerablemente a los escenarios de combate cerrado convirtiéndolos en algo frustrante
  • Los cut-scenes corren también a 30 cuadros por segundo pero a 900p y son asombrosos

Música apropiada, voces estupendas

No voy a decir que el sonido es malo porque no es cierto, pero si que es apropiado sin destacar demasiado, sucede que Rise of the Tomb Raider tiene una banda de sonido dinámica, esto es, una banda de sonido que cambia acorde nos vamos acercando a una parte importante o si estamos en presencia de enemigos o bien si nos han visto o hemos encontrado un tesoro, los cambios en la música se adaptan a lo que hagamos en ese momento particular, esto brinda una sensación de fusionarse con el juego, mas que destacarse por si sola, por supuesto al hacerlo, deja de tener el protagonismo que podría tener en caso de ser temas compuestos con una duración fija como ocurre con las bandas de sonido tradicionales.

La música se adapta a lo que ocurre en pantalla, siendo una banda de sonido dinámica, acompaña al jugador y al hacerlo, no destaca demasiado por si sola.

Sin embargo, si hay algo que si destaca es la actuación de las voces de nuestros personajes, aquí, vamos a darle un aplauso al equipo porque es que sin las voces de los protagonistas principales como así también nuestros enemigos, este juego no sería ni la mitad de interesante de lo que es.

Ejemplos claros de esto se dan por ejemplo en las escenas intermedias, que te permiten escuchar en detalle lo que Lara tiene para decir como así también escenas como las que se suceden cuando encontramos objetos tales como grabaciones, estos relatos por ejemplo son tan bien realizados que invitan al jugador a escucharlos por completo, aún cuando se disponga de todo el texto en pantalla, el juego invita al explorador a disfrutar de toda la experiencia, tanto de sus escenarios como parte de su historia y es un aspecto que realmente destaca.

Criptas, más divertidas que la misma campaña

Si bien Rise of the Tomb Raider se sucede en su gran parte como una búsqueda por mapas grandes siguiendo objetivos como en cualquier juego tradicional, lo que realmente lo destaca y lo convierte en único son sus misiones alternativas o “criptas” que se encuentran repartidas a lo largo de todos los mapas del juego y que lo convierten en un aditivo insuperable, tanto por la originalidad de sus escenarios como por los enigmas que hay que resolver para finalizarlos, estas criptas se suceden con un verdadero estilo Indiana Jones y son, en muchísimos casos aún mas divertidas que la campaña principal.

El hecho de que haya muchísimas repartidas a lo largo del juego hacen que el encontrarlas y jugarlas a todas sea algo mucho mas entretenido y hacen que la campaña principal se sienta mas completa.

Les tengo que advertir sin embargo que la campaña no es un paseo por el parque y que su duración es realmente extensa por lo tanto, Rise of the Tomb Raider no es un juego recomendado para terminar de manera maratónica porque puede provocar cansancio y le quita ademas la magia que tanto posee a la hora de explorar escenarios nuevos,  es mejor jugarlo de a sesiones de no mas de 2 horas y así poder sacarle el mayor provecho a sus dos aspectos mas interesantes, la exploración y sus tremendos gráficos en escenarios que son, hasta el momento, lo mejor que se ha visto en la saga Tomb Raider, superando incluso a su remake.

Conclusión

Rise of the Tomb Raider es un juego que se reinventa a si mismo tomando ideas de otros juegos similares y algunos que hasta el momento no tenían ninguna relación con la saga, tal es el caso del Metal Gear del cual Rise of the Tomb Raider parece haberse inspirado en sobremanera. A su vez, el juego brinda escenarios realmente brillantes con colores, texturas y efectos atmosféricos que son de lo mejor que se ha visto en la plataforma Xbox One gracias a su avanzado motor de renderizado que se ha optimizado lo mejor que se pudo para la plataforma. Sin embargo, Rise of the Tomb Raider no está libre de fallas y su alta latencia en la respuesta puede traer muchos problemas para los que vayan a buscar en este juego mucha acción y combate, quitándole algunos puntos en el proceso por sus escenas repetitivas de acción que no son necesariamente divertidas.  Por otra parte, es de destacar que la exploración es tremenda y sobrada a lo largo del juego, lo suficiente como para que sea altamente recomendado.  Rise of the Tomb Raider es el mejor Tomb Raider hasta la fecha y uno que no te puedes perder en esta exclusividad de Xbox One.

Puntajes
Graficos
96 %
Sonido
85 %
Gameplay
78 %
Argumento
83 %
Compartir
Artículo anteriorPowerColor presenta su Radeon R9 380X MYST Edition
Artículo siguienteASUS lanza en Argentina la ZenBook UX305
Fundador, sysadmin y diseñador de TecnoGaming como así también su propia empresa de hosting. Auto-didacta y con mucha pasión por los videojuegos ama tanto la tecnología como la naturaleza. Vive en su casa de campo en Merlo, San Luis.