Por el lanzamiento de Call of Duty: Black Ops III, Nvidia puso a disposición los nuevos controladores GeForce Game Ready donde agrega además optimizaciones en varios juegos, perfiles de SLI y óptimas configuraciones del GeForce Experience.