Con la 6ta generación de procesadores “Skylake” Intel busca lanzar toda la carne al asador, especialmente con un gran incremento de rendimiento en el gráfico integrado. Esto no solo es necesario para competir con las tarjetas discretas (entry-level) de NVIDIA o AMD, sino más bien para ubicarse mejor en el uso de mayores resoluciones.

Los diseñadores de notebooks y tablets buscan poder brindar altas resoluciones en sus pantallas , tales como la de WQHD (2560 x 1440), 4K (3840 x 2160), entre otras y resulta imposible lograrlo con las soluciones integradas de Intel. Por ende, se busca que el iGPU finalmente permita a los usuarios poder jugar a 720p o 900p de una forma aceptable, como por ejemplo en títulos como el League of Legends.

Respecto al CPU, el desempeño sería entre el 10 y 20% sobre la arquitectura “Broadwell”.

Aquí tenemos algunas diapositivas filtradas en internet: