Con una inversión de cuatro millones de dólares y cuatro años de desarrollo, fue lanzado en la fábrica Da Dalta, ubicada en La Matanza, el primer auto eléctrico argentino: Sero Electric. El vehículo presentado el viernes pasado, un prototipo sobre el que se fabricarán 150 unidades hasta fin de año, con un lanzamiento previsto para marzo de 2016, mide 2,35 metros y su diseño está basado en el Movitron Teener italiano. El pequeño vehículo tiene baterías de ácido de ciclo profundo, pero se espera que en el futuro pueda utilizar baterías de litio, prolongando su autonomía de los actuales 65 kilómetros a 120. La recarga del Sero Electric no difiere de la un teléfono celular: se enchufa a un toma eléctrico doméstico y se carga por completo entre cinco y siete horas. sero-electric-02 Como aun no está homologado, el Sero Electric podrá ser utilizado en ámbitos cerrados con fines industriales, de seguridad, traslado en barrios privados y aeropuertos, y su primer destino de exportación es Estados Unidos.

El empresario Pablo Naya precisó que se trata de un auto que “nos enorgullece como argentinos: el 85 por ciento de sus piezas son nacionales, cuando el promedio de la industria automotriz local ronda el 30 por ciento”.

Como detalle adicional, el auto corre a una velocidad máxima de 45km/h con lo cual no es apto para las rutas, no está permitido usarlo en la calle ni en la ciudad, así que por el momento no se hagan fantasias con usar este auto para hacer las compras, su precio estimado inicial ronda los USD10.000

https://www.youtube.com/watch?v=Tbx5wjUd3nQ