Comunicado de Prensa

Tiene una apariencia similar a la de un pendrive, pero es una computadora equipada con procesador Intel Atom de cuatro núcleos. El Stick transforma a cualquier pantalla HDMI en una PC con sistema operativo para trabajos de productividad, consumo de archivos multimedia y navegar por internet. Estará en el país de la mano de Intel y PCBOX Fiel a su característica más importante durante tres décadas, la renovación permanente, la PC continúa transformándose. Ahora un nuevo avance está llegando a la región. El formato Intel Compute Stick, una PC de apariencia similar a la de un pendrive y que cabe en un bolsillo, estará disponible en Argentina cerca del Día del Padre de la mano de Intel y PCBOX. Equipada con un procesador Intel Atom quad-core, puede transformar cualquier pantalla HDMI en una computadora capaz de trabajar con aplicaciones de productividad, reproducir contenido local o transmitido, conectarse a internet y utilizar teclado y mouse a través del Bluetooth. Desde PCBOX aseguran que su instalación es muy rápida, posee bajo consumo, tiene conectividad inalámbrica, cuenta con almacenamiento interno, posibilidades de expansión con microSD y trabaja con Windows 8.1. “La característica más importante de la PC es la innovación y una constante es la de querer contar con mayor potencia en menos espacio. La llegada del Intel Compute Stick es una respuesta a esta demanda y constituye la mayor evolución en el rubro de la miniaturización de equipos para usuarios, tanto hogareños como corporativos”, afirmó Lorena Zicker, Gerente General de Intel Argentina. En el país lo comercializará PCBOX, la marca fabricante de dispositivos siempre a la vanguardia de las tecnologías de punta, con su consigna de ser tecnológicamente inconformistas. Próximamente anunciarán la disponibilidad de su modelo de computadora de bolsillo, denominado PC STICK PCBOX HEIT. En un contexto en el que la movilidad se impone, el Intel Compute Stick permite una alta flexibilidad en su uso. Por su diseño ultracompacto son ideales para desenchufar, llevar en el bolsillo y transportar de un lado a otro. Lo sorprendente es que a pesar de su tamaño, son extremadamente potentes y permiten realizar tareas demandantes con alto rendimiento, gracias a su procesador Intel de cuatro núcleos. Pero también son ideales para transformar una habitación en un centro con capacidades multimedia. En la oficina, por ejemplo, pueden dotar de una computadora 100% funcional con sistema operativo a cualquier sala de reuniones que simplemente tenga una TV, abriendo nuevas posibilidades de trabajo remoto y colaborativo entre equipos. En casa es la solución para volver “smart” a un LCD viejo y ver películas en internet, o fotos almacenadas localmente. Y durante las vacaciones alcanza con desenchufar el dispositivo y luego volver a conectarlo en la televisión del hotel. Con el Intel Compute Stick, la vida digital del usuario está siempre al alcance en el bolsillo.