Comunicado de Prensa

El 1° de Mayo se celebra en Argentina el Día del Trabajador, pero el significado de esta palabra no siempre fue el mismo. De las extenuantes jornadas de trabajo manual y las tediosas tareas burocráticas de oficina, al ejecutivo móvil moderno, la vida laboral de los argentinos se ha ido transformando con los años, acompañando el avance de la tecnología e internet. Las oficinas no se ven como hace 20 años ni las costumbres son las mismas, aunque muchos siguen aferrados a viejas tradiciones. Un estudio de Intel en PyMEs de Buenos Aires y del Interior reveló que el 55% de los trabajadores usa a la vieja PC de escritorio como el dispositivo de uso laboral, administrativo y de facturación por excelencia. Sólo el 17% reconoce a las tabletas para ese mismo fin aunque, según el mismo relevamiento, comienzan a crecer en las preferencias laborales los equipos móviles, como NUC, All In One, 2en1 y notebooks ultracompactas.

“No tanto tiempo atrás, un empleado necesitaba mandar un correo físico para contactar a su casa matriz, o gastar fortunas en llamadas de larga distancia. Los espacios de la oficina debían ser más grandes para albergar computadoras enormes, y organizar reuniones entre distintos sectores y clientes era mucho más complicado. Hoy avances como las All In One, NUC o Notebooks permiten un escritorio mucho más organizado. Además con las videoconferencias, los emails y las herramientas colaborativas online trabajar se vuelve mucho más fácil”, aseguró Lorena Zicker, Gerente General de Intel Argentina.

Según la ejecutiva, los empleados “implementaron las nuevas tecnologías en su vida personal antes que en el trabajo”, pero todavía son vistas con cierta resistencia en la oficina. Pero la tendencia va cambiando. Las notebooks de última generación, más ultradelgadas, portátiles y potentes, son usadas por el 35% para uso laboral y tareas administrativas. En el caso de las AIO, que renovaron la PC diseños más elegantes, compactos, funcionalidades touch y todas las ventajas clásicas de la desktop, la preferencia está aún más marcada: 41%. Uno de los motivos por el que los usuarios argentinos todavía ven a la PC tradicional como el único equipo para uso laboral es el teclado físico. La computadora de escritorio sería el dispositivo para productividad y los equipos móviles para consumir contenido. De hecho, el uso de las tabletas se reparte en pequeñas cuotas entre chequeo de mails (20%), navegación por internet (17%), comunicación (13%), lectura (8%) y entretenimiento (8%), entre otras tareas. Pero la innovación en la PC trajo en 2015 a las 2en1, que permiten lo mejor de los dos mundos y ya son vistas por el 37% de los encuestados como óptimas para uso laboral. “Los 2en1 combinan la movilidad y el diseño de una Tablet con la potencia de una PC. Equipados con procesadores Intel de 5° Generación no necesitan ventilación interna, lo que garantiza diseños más delgados, elegantes, portátiles y una reducción de hasta un 30% en el consumo de batería”, destacó Gonzalo de la Fuente, Gerente de Ventas de Distribución para Intel Cono Sur. Además, con la llegada de nuevas tecnologías como la cámara de Intel Real Sense 3D para reconocimiento facial y lectores biométricos para seguridad, estos dispositivos se vuelven mucho más atractivos para un usuario.

Qué herramientas usan en la oficina los trabajadores

El relevamiento de Intel en PyMEs porteñas y del interior del país mostró las preferencias de los ejecutivos a la hora ejecutar sus rutinas diarias de trabajo dentro de la oficina. Según el informe, las herramientas más utilizadas son las de comunicaciones: 8 de cada 10 empleados utilizan el email como instrumento principal para mantenerse en contacto con compañeros y clientes, mientras que 6 de cada 10 ven a la mensajería instantánea como parte esencial de su rutina. Por detrás están las redes sociales (2 de cada 10), Skype (2 de cada 10) y videoconferencias (sólo 1 de cada 10). La movilidad y las modalidades de teletrabajo empujan algunas aplicaciones. De hecho, 3 de cada 10 ejecutivos utilizan el acceso remoto a sus equipos laborales, mientras 2 de cada 10 que almacenan sus archivos en la nube para poder editarlos en cualquier momento y lugar. “A través del uso hogareño de smartphones y tabletas, los usuarios se acostumbraron a estar siempre conectados. Por eso parece natural que estas prácticas se trasladen a la oficina. El desafío de las empresas hoy es proveer a sus empleados con recursos praa que sigan en contacto con los procesos del negocio, incrementando la productividad”, concluyó Lorena Zicker, Gerente General de Intel Argentina.

Fundador, sysadmin y diseñador de TecnoGaming como así también su propia empresa de hosting. Auto-didacta y con mucha pasión por los videojuegos ama tanto la tecnología como la naturaleza. Vive en su casa de campo en Merlo, San Luis.