Junto con el resto de las novedades de Windows 10, Phil Spencer cabecilla de Xbox, dio a conocer en el evento de Microsoft que su nueva API gráfica, DirectX 12, ofrecerá un rendimiento gráfico hasta 50% superior al de DirecX 11, en escenarios limitados por el CPU.

Spenser considera que la versatilidad de Windows 10 era muy importante para Microsoft y para que decidieran mudarse a DirectX 12, API que traerá un control preciso sobre la carga de la CPU y la GPU, lo que permitirá a los desarrolladores optimizar aún más sus juegos.

También anunció que el popular motor gráfico Indie Unity ha adoptado su nueva API, por lo que los dispositivos móviles basados en Windows 10 también se verán beneficiados a la hora de recibir juegos bajo dicha API, ya que consumira hasta un 50% menos. No olvidemos que Epic Games es otro de los grande nombres que desde el inicio comenzaron a soportar DX12.

Por ahora está por verse como estas optimizaciones de DirectX 12 se trasladan al mundo real pero la propuesta inicial es, al menos, interesante. Además, la unificación por la que apuesta Microsoft entre sus aparatos significa que los beneficios podrían estar no solo en PC, sino también en móviles y el mundo de Xbox One.

Fuente: gamingbolt