Los contantes retrasos de TSMC han obligando a AMD a abandoarlos y dejar de lado TSMC por GlobalFoundries para construir sus gráficas en 2015.

El proceso de 28 nm SHP (Super High-Performance) permitirá a la compañía que sus chips gráficos trabajen a un menor voltaje dándole un mayor margen a la hora de aumentar las velocidades de reloj de su próxima familia de GPUs, GPUs que se basarían en su ultima arquitectura gráfica Graphic CoreNext 1.2 (GCN 1.2) siendo vital para la compañía reducir por todos los medios al mínimo la utilización del voltaje para aumentar las frecuencias.

AMD no ha abandonado TSMC al completo, pues los informes hablan de que AMD espera dar el salto al nodo FinFET de 16 nm para fabricar sus próximas CPU de nueva generación “Zen“, el sucesor de la arquitectura Bullzoder y sus derivados Piledriver y Steamroller.

Fuente: techpowerup