Nvidia inicia un nuevo proceso judicial,  esta vez lanzándose contra Qualcomm y Samsung. Hace unos años tuvo una disputa con Intel de la cual salio victoriosa y al parecer ahora tiene nuevos horizontes que enfrentar.

juicio

Desde el año pasado Nvidia transformó su división de GPUs al modelo de negocio IP (propiedad intelectual), modelo caracterizado por mantener un amplio portafolio de patentes (la empresa clama poseer más de 7000 patentes), las que son licenciadas a otras empresas. Pero también caracterizado por perseguir a las empresas que se sospeche infringen alguna de sus patentes.

Nvidia afirma que los GPUs de Qualcomm y Samsung, infringieron 7 de sus patentes concernientes a tecnologías de iluminación, shaders programables, shaders unificados, procesamiento paralelo vía GPU y procesamiento gráfico.

La empresa afirma haber intentado llegar a un acuerdo con ambas empresas, el que fue infructuoso, por lo que les ha iniciado un juicio ante The U.S. International Trade Commission (ITC) y The U.S. District Court en Delaware.

Cabe mencionar que aunque los GPUs de Qualcomm (Adreno integrado en sus SoC Snapdragon) y Samsung (integrados en sus SoC Exynos) están basados en las tecnologías gráficas de AMD (basadas en la ex-división Imageon, vendida a Qualcomm) y ARM (Mali) respectivamente, estos contienen personalizaciones propias de ambas empresas, algunas de las cuales podría infringir las patentes de Nvidia (ello se tendrá que comprobar en los siguientes meses).

De momento, ni Qualcomm ni Samsung han dado su versión del juicio que les inició Nvidia.

Fuente: nvidia chw