Parece que no están nada bien las cosas en el mercado de placas de vídeo, ya que se espera una caída brutal de las ventas durante el vigente 2º trimestre de 2014, caída que se espera que sea de un 30% a un 40%.

Asus-ROG-Bundle-GPUs

Esta caída de ventas se atribuye a la caída en la demanda de GPUs por parte de los mineros de cripto-monedas como el Bitcoin, los cuales se están moviendo a tecnologías mineras de bajo consumo y optimizadas como los ASIC. Estos mineros terminan vendiendo sus tarjetas gráficas de alta gama a precios muy atractivos en sitios web como Ebay, lo que afecta a las ventas de tarjetas gráficas de primera mano.

Análisis preliminares para el Q2 2014 (entre abril y junio), revelan que la tendencia no ha hecho más que incrementarse de forma muy preocupante, pues se reporta que el volumen de ventas de tarjetas gráficas basadas en GPUs de AMD y Nvidia se ha reducido entre 30 y 40% con respecto al Q1 2014 (entre enero y marzo).

Los ensambladores de tarjetas gráficas demandan a AMD y Nvidia que realicen recortes en los precios de sus GPUs, a fin de que estos sean trasladados a sus productos, con el fin de impulsar su demanda y limpiar sus excesivos inventarios.

Esta situación no es de extrañar, pues desde el año 2009 (con el lanzamiento de los GPUs Radeon HD 5000 Series “Evergreen”) tanto AMD como Nvidia han ido paulatinamente elevando el precio de sus GPUs con cada nueva generación de productos lanzada, precios que se han elevado a un nivel ridículo en algunos casos como el de GeForce GTX Titan Z (USD$ 2999.99), la que tiene un precio considerablemente mayor al de sus equivalentes del:

  • 2009 (Radeon HD 5970 “Hemlock” USD$ 599).
  • 2011 (Radeon HD 6990 “Antilles” USD$ 699 y GeForce GTX 590 “Dual-GF110” USD$ 699).
  • 2013 (Radeon HD 7990 “Malta” USD$ 999 y GeForce GTX 690 “Dual-GF104” USD$ 999).

Fuente: techpowerup