El Tribunal General de la Unión Europea confirmó hoy una multa que la Comisión Europea impuso contra Intel en el año 2009 por prácticas anticompetitivas en Europa en contra de su rival AMD.

Intel_logo_2012

En el año 2005 la Unión Europea inició un proceso judicial contra Intel, luego de concluir sus investigaciones, por las que se descubrió que Intel ofrecía descuentos a fabricantes de PCs (Dell, Hewlett Packar, Lenovo y NEC) y distribuidores como Media Saturn Holding, con la condición de que estos no usaran microprocesadores de AMD en sus PCs y notebooks; resultando en una multa de €1060 millones, decisión que Intel apeló repetidamente los años 2009 y 2012.

La Comisión encontró que Intel había violado las regulaciones de la UE al otorgar reembolsos a compañías como Dell, HP y Lenovo por comprar todos o gran parte de sus procesadores a Intel, quien además intentó detener a su competidor AMD pagándoles a HP, Lenovo y Acer para retrasar o directamente detener el lanzamiento de productos que utilizaban chips de AMD.

Si bien la Comisión Europea celebra la decisión de la corte, a Intel aún le queda una última oportunidad para apelar a la decisión, aunque aún no deciden si lo harán.

Fuente: europa