Con la llegada de GameWorks de Nvidia, reavivó las viejas rencillas que mantiene con su rival AMD desde el lanzamiento del programa Nvidia The Way It´s Meant To Be Player en el 2002 (rencillas heredadas desde tiempos antes de que ATI fuera adquirida por AMD).

AMD-vs-Nvidia

Nvidia describe a GameWorks como su plataforma para convertir en realidad la promesa de TWIMTBP: una gran experiencia de juego para los poseedores de GPUs Nvidia. Para lograr dicho objetivo, GameWorks comprende un acercamiento mutuo entre Nvidia y los desarrolladores de juegos, a fin de implementar conjuntamente el amplio catálogo de tecnologías gráficas de Nvidia:

  • VisualFX (HBAO+, TXAA, Soft Shadows, DoF, FaceWorks, WaveWorks, HairWorks, GI Works y Turbulence).
  • Physics (PhysX, APEX, Clothing, Destruction y Particles & Fluids).
  • Core SDK (NVAPI, GeForce Experience API, Cross Platform Gamepad API y OpenAutomate).
  • OptiX For Games (RayTracing y Ambient Occlusion).

Nvidia niega las acusaciones de AMD, añadiendo que sus acusaciones son extrañas, pues no compartir código fuente con sus competidores es una práctica razonable en la industria. Instan a AMD a gastar más tiempo trabajando en sus controladores gráficos e invertir en juegos; en vez de hablar de ellos.

Por su parte AMD ha revelado la lista de juegos parte de su programa Gaming Evolved, instando a Nvidia a revelar la lista de juegos parte de su programa GameWorks, la que se negó a hacerlo  mencionando que GameWorks es un programa de tan largo alcance que les sería imposible mantener una lista actualizada de juegos.

Las provocaciones no terminan allí, AMD afirma que revelará públicamente algunos de los contratos que mantiene con los desarrolladores de juegos, para demostrar que Gaming Evolved no incluye ninguna cláusula que bloquee a sus competidores (como lo afirma Nvidia); e insta a Nvidia a revelar los contratos que mantiene con los desarrolladores de juegos integrantes de su programa GameWorks (sería interesante saber que cláusulas incluyen los contratos de ambas).

En fin, esta lucha entre ambas empresas (aparte de entretenida), es una buena señal para la industria de los GPUs, pues de ella nacerán nuevos y formidables avances en tecnologías gráficas; así como nuevas iniciativas (como la recientemente anunciada OpenFX); las que terminarán beneficiando al usuario y a la industria de juegos para PC.

Fuente: chw