VESA ha aprobado la nueva especificación DisplayPort 1.2a, la cual trae como gran novedad la sincronización adaptativa de la tasa de refresco de la pantalla, más conocida como Adaptive-Sync, lo que le otorga plena compatibilidad con las tecnologías Nvidia G-Sync y AMD FreeSync permitiendo que la tasa de refresco de la pantalla se adapte a la tasa de imágenes por segundo (FPS) que genera la tarjeta gráfica en tiempo real, evitando así molestos problemas como el tearing.

VESA

Obviamente que el gran ganador de esto es AMD ya que como recordaran poco despues que Nvidia anunciara G-Sync, llego FreeSync ofreciendo lo mismo pero sin costos adicionales de fabricación. Y es por eso que el nuevo estándar DisplayPort 1.2a incorpora la nueva tecnología denominada Adaptive-Sync, tecnología propuesta por AMD, la que será un componente esencial de su tecnología FreeSync, la que debutará entre octubre de este año y marzo del próximo, junto a los nuevos monitores compatibles con la especificación VESA DisplayPort 1.2a.

AMD adelanta que para poder disfrutar de FreeSync se requiere de cualquier tarjeta gráfica compatible con la especificación DisplayPort 1.2a, entre las que de momento tenemos a las tarjetas gráficas basadas en los siguientes GPUs de AMD:

  • Radeon R9 295X2 “Vesivius”.
  • Radeon R9 290X “Hawaii XT”.
  • Radeon R9 290 “Hawaii Pro”.
  • Radeon R7 260X “Bonaire XTX”.
  • Radeon R7 260 “Bonaire Pro”.
  • APUs AMD A-7000 Series “Kaveri” (GPUs integrados Spectre y Spooky).
  • SoCs AMD A/E Series “Kabini”, “Temash”, “Beema” y “Mullins”.
  • Otras tarjetas gráficas basadas en GPUs no-AMD que se sumen al estándar FreeSync (o que desarrollen su propia tecnología compatible con VESA DisplayPort 1.2a Adaptive-Sync).

AMD promete lanzar futuros controladores Catalyst con la tecnología FreeSync integrada, los que estarán disponibles coincidiendo con la llegada de los nuevos monitores compatibles con DisplayPort 1.2a (entre octubre 2014 y marzo 2015).

VESA-Adaptive-Sync

FreeSync en combinación con la tecnología VESA DisplayPort 1.2 Adaptive-Sync, permitirán que exista un funcionamiento síncrono entre la tarjeta gráfica y el monitor, por lo que este último adaptara su tasa de refresco de forma dinámica y variable, mejorando sustancialmente la experiencia de juego, reduciendo la latencia entre cuadros y eliminando el stuttering/tartamudeo.

Fuente: Bright Side of News