Ya podemos encontrar a la venta las primeros CPUs Intel Core “Haswell Refresh” para el socket LGA1150, pero las CPUs más importantes, el Intel Core i7-4790K y el Intel Core i5-4690K no fueron lanzados, y es porque se tratan de dos CPUs designadas como “Devil’s Canyon“, las cuales cobran vida mediante un proceso de fabricación de alto rendimiento con unos puntos de contacto extra-durablesdiseñados para soportar un mayor voltaje, además de un material térmico de mayor calidad entre el DIE y el IHS para transmitir el calor de una forma más rápida y eficiente.

Intel_Haswell_K_devil_01

Estos modelos vendrán con mejores materiales térmicos (TIM & IHS), además de mayores frecuencias con que sus predecesores. A continuación una tabla con los nuevos modelos comparado con los modelos K series actuales de Haswell.

Intel_Haswell_K_devil_02

A contar de junio el nuevo tope de gama de la cuarta generación de procesadores Intel Core será el Core i7-4790K (renovación del Core i7-4690K), con diseño quad-core, 8MB de cache, 4.0 GHz de frecuencia base y 4.4 GHz de frecuencia Turbo. El segundo modelo es el Core i5-4690K (renovación del Core i5-4670K) que vendrá con una frecuencia base de 3.4 GHz, un Turbo Clock de 3.9 GHz, recortando el cache a 6MB y sin soporte para HyperThareading. Estos CPU contarán también con gráficos Intel HD 4600 con una frecuencia de hasta 1250 MHz.

Intel_Haswell_K_devil_03

Ambos modelos cuentan con un TDP de 84W y son compatibles con placas con socket LGA-1150 de chipset Z87 (Wildcat Point), aunque Intel recomienda placas Intel Z97 (Lynx Point), debido a que ofrecen mejoradas características para el OverClock.

Fuente: wccftech