Como saben Una due las novedades más destacadas (por no decir la única) de la llegada de las placas base dotadas de la nueva Serie 9 de chipset de Intel es la interfaz PCIe M.2, que permite la instalación de SSDs capaces de alcanzar unas tasas de transferencia de hasta 10 Gbps.

ASRock-Ultra-M.2-Gen3-x4-1

ASRock da otra vuelta de tuerca a dicha tecnología anunciando su interfaz Ultra M.2 Gen3 x4, la cual permite pasar de esos iniciales 10 Gb/s a unos más que interesantes 32 Gb/s, siendo así 6 veces más rápido que la interfaz PCIe M.2 x1 y3 veces más rápido que la interfaz PCIe M.2 x2, lo que otorga un mayor rendimiento al equipo además de reducir significativamente las latencias y tiempos de respuesta.

Dicha interfaz la podemos encontrar en, por ejemplo, la ASRock Z97 Extreme6, la cual se adereza de un VRM de 12 fases de alimentación, audio Purity Sound 2, doble LAN e interfaz SATA Express.