Desde su anuncio en octubre del año pasado, el conjunto de librerías para desarrolladores de juegos de Nvidia: GameWorks, han despertado múltiples polémicas en los juegos escritos con ellas: Assassin´s Creed IV, Batman: Arkham Origins, Call of Duty: Ghosts y ahora también Watch Dogs de Ubisoft.

gameworksAnnounce

Robert Hallock, gerente de marketing de productos de AMD, afirma que GameWorks es una clara amenaza para los jugadores, afirmaciones basadas en los frenos al rendimiento gráfico de los GPUs AMD que impone (40% de los jugadores cuentan con GPUs AMD Radeon), a fin de favorecer a los GPUs de la propia Nvidia.

Se acusa a Nvdia de que como parte de su programa GameWorks, impide a los desarrolladores de juegos aceptar sugerencias de otros fabricantes de GPUs como AMD, para mejorar el rendimiento de sus títulos. Limitándolos a sugerir o escribir mejoras a las librerías GameWorks, impidiendo a AMD conocer dichos cambios o realizar sugerencias por su propia cuenta.

En teoría lo anterior coincidiría con la visión de Nvidia, la que buscaría eliminar todo el código Direct3D público de su web, a favor de una página donde se concedan licencias a las librerías GameWorks, las que ocultan el código Direct3D detrás de muchas capas de rutinas tortuosas y no evidentes. Práctica que AMD afirma no apoyar ni tolerar.

AMD también afirma que a pesar de los intentos de penalizar el rendimiento de sus productos, ha trabajado en realizar algunas mejoras al rendimiento de Watch Dogs con sus controladores Catalyst 14.6 Beta, pero aceptan que quizá no sean capaces de lograr mejoras de rendimiento adicionales con futuros controladores, debido a las prácticas desafortunadas del programa GameWorks.

Según test realizados por diversas webs, el rendimiento de los más potentes GPUs AMD, apenas se acerca al rendimiento de GPUs de gama media de Nvidia como GeForce GTX 770, situación que no se refleja en otros títulos no-GameWorks.

Fuente: ExtremeTech