El CEO de Intel, Brian Brzanich anunció que el sucesor de los procesadores Haswell, Broadwell, los cuales llegarán con un proceso de manufactura de 14 nanómetros, se retrasarán hasta finales del próximo del 2014.

Los problemas de este retraso son el nuevo proceso de manufactura, los cuales están dando problemas de producción con un rendimiento insatisfactorio, ya que la gran mayoría de las obleas mueven un alto índice de fallos, algo que está aumentando considerablemente el coste de la creación de los procesadores Intell Broadwell, lo que ha llevado a Intel a aplazar la producción en masa del cuarto trimestre de este año a principios de 2014, esperando que la producción a este nuevo proceso de fabricación madure lo suficiente como para disminuir la tasa de error.

Los procesadores Broadwell se encuentran basados en la arquitectura Haswell, siendo compatible con el actual socket LGA1150 y teniendo como única diferencia la adición de unos transistores más pequeños. Debido a esto, se espera que Broadwell sea hasta un 30 por ciento más eficiente, algo que disminuirá la temperatura, eso sin mencionar que alargará significativamente la duración de la batería de los portátiles y Ultrabooks. Por ahora si estamos esperando a un nuevo lanzamiento de Intel para actualizar nuestro PC debes recordar que la variante mejorada de Haswell llegará durante el segundo trimestre del próximo año.

Fuente: Uk.Hardware