La división D´Network se suma al Trading Desk, un nuevo concepto que garantiza el retorno de inversión publicitaria de los anunciantes.

D’arriens, la red digital global para publicidad Online y Mobile, incorpora la tecnología de Trading Desk que permite la compraventa publicitaria en tiempo real mediante un sistema de subasta (Real Time Bidding – RTB). A través de esto, D’Network –la unidad de negocios de comercialización de espacios publicitarios de D’arriens–, facilita que los anunciantes puedan optimizar el retorno sobre la inversión de sus campañas publicitarias, con un alcance de compra de inventario global de más de 8 mil millones de impresiones por día, segmentado por regiones, categorías y usuarios.

d´network

Los Trading Desks surgieron a fin de optimizar estos procesos de compra y venta de publicidad permitiendo que los anunciantes apunten sus campañas basándose en su público objetivo más que en el inventario disponible. De esta forma, cada anunciante selecciona su audiencia y realiza una oferta en tiempo real. Un algoritmo recibe las diferentes apuestas mediante un sistema de subastas y selecciona al ganador para que exhiba su anuncio ante la audiencia objetiva en el momento indicado. Esto ofrece la posibilidad de vender los espacios publicitarios de una forma más efectiva y en tiempo real, utilizando data inteligente para influenciar las decisiones de compra.

Inicialmente, el dueño de la página web (publisher) se contactaba directamente con el anunciante para venderle los espacios publicitarios, creaban las publicidades e incluían los banners en su sitio. Con el tiempo, estos publishers comenzaron a crear más páginas, lo que resultó en muchos espacios sin vender (inventario disponible). En ese momento surgieron los Ad Networks, como D´arriens, que trabajaban como representantes de ventas para los publishers, le compraban el inventario remanente, armaban campañasy se las ofrecían a los anunciantes para que pudieran alcanzar a su público objetivo. Dado que existían pocas barreras de entrada para este negocio, surgieron muchos Ad Networks que competían entre sí. El Trading Desk surgió como una alternativa a este modelo de negocio a fin de dar una solución puntualizada a un problema que estaba en la misma génesis del mercado publicitario.

Este novedoso concepto, ya ha sido implementado en Europa, y a partir de este año se ha comenzado a utilizar también en Latinoamérica. Los principales beneficios de esta nueva tendencia incluyen:

1. Acceso a un mayor inventario por un menor precio

2. Mayor rentabilidad por campaña

3. Optimización permanente en tiempo real por impresión y no por paquete (bundle)

“Un importante beneficio para el anunciante es que no necesita diversificar la compra, ya que puede realizar todo desde el mismoTrading Desk. En el caso de D’arriens, por ejemplo, los clientes pueden acceder a más de 8 mil millones de impresiones efectivas por día,” expresó Rodrigo Ritacco, Director de D´Network. “También es importante destacar que a través del Trading Desk y el Real Time Bidding, se pueden automatizar procesos y efectivizar el servicio, sin dejar de lado el trato personalizado del Account Manager que sigue de cerca la inversión de cada cliente”, continuó.

Estos conceptos están revolucionando el mercado de compraventa de publicidad en el mundo, y de la mano de D´arriens, han llegado Latinoamérica para garantizar el retorno de inversión de cada anunciante. Actualmente, empresas como Personal, Quilmes, Eco de los Andes y Always utilizan estos nuevos conceptos para potenciar sus campañas online y obtener mejores resultados de cada peso invertido.

Sobre D’arriens

D’arriens, es una de las redes digitales globales para publicidad online y Mobile más grandes del mercado latinoamericano, con más de 70 empleados y presencia comercial en Brasil, Chile, México y Argentina.

La empresa se presenta como socio de las marcas y agencias más reconocidas en el mercado nacional e internacional generando una respuesta directa a anunciantes, permitiendo la excelencia en los resultados de los publishers (editores web).