A finales del 2014 o inicios del 2015 tendría que debutar la nueva plataforma Lituya Bay de Intel, conformada por los microprocesadores Core Extreme Edition de cuarta generación “Haswell-E” y los chipsets 9 Series “Wellsburg-X”, la que se erigirá como la primera plataforma de Intel con soporte a los futuros módulos de memoria DRAM DDR4.

JEDEC_DDR4

Los módulos de memoria DDR4-2133 (se esperan versiones 3200MHz y superiores) se espera que ofrezcan un mayor rendimiento (ancho de banda 50% superior) y un menor consumo (35% inferior) que el de los actuales módulos de memoria DDR3, permitiendo incrementar el ancho de banda disponible para las aplicaciones intensivas.

Aunque inicialmente los módulos DDR4 serán usados en los equipos tope de gama, también llegarán a un promedio del 10% de las PC de escritorio tradicionales y notebooks durante el 2015; para durante el 2016 terminar igualando o superando en nivel de ventas a las actuales memorias DDR3, la que prácticamente quedaría condenada al mismo destino que el de sus antecesoras (DDR2/DDR).

No todo son buenas noticias sobre los futuros módulos de memoria DDR4, pues según nos informan desde TechWorld, inicialmente sus precios serán en promedio 30% superiores a los de memorias DDR3 con frecuencias de funcionamiento similares; factor que podría frenar sus ventas iniciales, al menos hasta que se masifiquen y reduzcan sus precios.

Se estima que DDR4 será la última memoria basada en el estándar DDR, por lo que no se esperan futuros módulos DDR5, en su lugar podrían llegar módulos de memoria basados en tecnologías actualmente en desarrollo como RRAM(Resistive Random Access Memory) y MRAM (Magnetic Random Access Memory).

Fuente: TechWorld