Ayer era el día esperado para ver la nueva placa de video mono núcleo más potente del mercado, hablamos de la AMD Radeon R9 290X, la cual fue presentada ayer en la AMD GPU14 en Hawái, sitio escogido ante el nuevo corazón de dicha gráfica, la GPU Hawaii, basada en la arquitectura GCN trayendo un mayor rendimiento, una mayor eficiencia energética, y la compatibilidad con la API DirectX 11.2.

La AMD Radeon R9 290X hace uso de la GPU Hawaii XT, la cual se conforma de 2816 Stream Processors (SPs), 44 Compute Units (CUs), 176 Texture Mapping Units (TMUs) y 44 Raster Operating Units (ROPs), tal como indicaban los rumores, estando acompañada de 4 GB de memoria GDDR5 unida a una interfaz de memoria de 512 bits, superando un ancho de banda de 300 GB/s, arrojando más de 4.000 millones de triángulos por segundo, y conformándose por más de 6.000 millones de transistores, existiendo más adelante modelos con 6 GB de memoria para configuraciones multi-monitor o soportar mejor los monitores de nueva generación con resoluciones mucho más allá de las Full HD, concretamente la resolución Ultra HD (resolución 4K).

Las características técnicas se completan con un VRM de 5+1+1 fases de alimentación, cuatro salidas de pantalla en forma de dos DVI, un HDMI y un DisplayPort, su alimentación corre a cargo de dos conectores PCI-Express de 8+6 pines para satisfacer su TDP de 300W, tecnología de sonido AMD TrueAudio firmada por Astound Surround, que permite comprimir 24 canales de sonido en un sonido envolvente 7.1 enfocado a gamers respaldado por la investigación durante 25 años de como el sonido estimula al cerebro (sólo disponible en las Radeon R7 260X, Radeon R9 290 y Radeon R9 290X), además de ayudar a reducir la carga de la CPU y hacer uso de la licencia de AMD, lo sentimos Nvidia.

La AMD Radeon R9 290X llegará a mediados del próximo mes de octubre a un impresionante precio de USD$600, estando acompañada por una copia gratuita del Battlefield 4.