El acceso masivo de los niños a las nuevas tecnologías y la utilización de Internet, no consiste solamente en el uso de las computadoras u otros dispositivos electrónicos. Se trata de nuevas formas de conocer, de acceder a múltiples saberes e informaciones y nuevas formas de relacionarse cultural y socialmente.

Los niños de hoy son nativos digitales, esto quiere decir que nacieron en el período de esplendor de la tecnología digital y adquieren rápidamente conocimiento en esta materia. Sus padres, muchas veces se sorprenden de la atracción y la rapidez con la que se desenvuelven, los más chicos superan ampliamente los saberes de ellos. Incluso, cada vez es más fácil encontrar experiencias en donde los adultos cuentan que los más pequeños les han enseñado a enviar e-mails o utilizar las redes sociales.

En tiempos donde la tecnología digital se ha vuelto imprescindible y en donde los niños se desenvuelven a la perfección, ellos ya no quieren utilizar las computadoras de juguete. A medida que la tecnología evoluciona, la capacidad de crear, compartir y consumir información es cada vez más abundante. Las computadoras “reales” son las que les permiten desarrollar su creatividad, aumentar sus aprendizajes y entretenerse. De hecho, un reciente estudio patrocinado por Intel demuestra que el uso de la computadora está asociado a la edad; en donde a medida que aumenta la edad disminuye el uso que se le da para las distintas actividades. A su vez, este estudio da cuenta de la importancia que tiene poseer Internet en los hogares. Tal es así que un 56de los encuestados argentinos considera que Internet es indispensable o muy importante.

En América Latina, Argentina es uno de los países en los que hay una mayor cantidad de hogares con PC entre los niños mayores de diez años (79 %). Además, un trabajo del Ministerio de Educación de la Nación señala que siete de cada diez chicos de 11 a 17 años en la Argentina tienen computadora en su casa y hacen uso de una red social; poseen teléfono celular y lo usan principalmente para enviar y recibir mensajes, en segundo lugar para escuchar música y, en tercer lugar, para comunicarse con sus padres.[1]

Los consumos de los más pequeños y adolescentes han cambiado y, por este motivo y para potenciar su desarrollo, es imprescindible que puedan contar con dispositivos que acompañen con su rendimiento y movilidad. Al comparar las computadoras que tienen más de tres años de uso con los nuevos dispositivos que poseen procesadores Intel® -como las Ultrabooks-,  es posible identificar diferencias en cuanto a peso, ya que las viejas notebooks son un 50% más pesadas que las Ultrabooks™ que no superan el 1.6kg, lo que permite, transportarla con mayor facilidad. Además, los nuevos dispositivos cuentan con seguridad integrada, touch en toda la pantalla y son convertibles o desmontables en comparación con las laptop tradicionales, ideales tanto para estudiar o simplemente entretenerse y ponerse en contacto con nuestros amigos y compartir nuestras experiencias.

De todas maneras, los adultos no deben perder de vista que es importante que los acompañen en el uso de las nuevas tecnologías. Una buena oportunidad para acercarse a ellos es acompañándolos en sus ratos libres y aprendiendo a la par que ellos. Además, se recomienda que utilicen herramientas de control parental. Los padres deben informarse y explorar programas de control y filtros del servidor para protegerlos de contenidos de los cuales no queremos que estén expuestos. Por último, es recomendable que se ubique la computadora en un lugar abierto y central, para que los niños no estén aislados durante el uso de la tecnología.

Acerca de Intel

Intel (NASDAQ: INTC) es líder mundial en innovación en cómputo. La compañía diseña y construye las tecnologías esenciales que sirven como base para los dispositivos de cómputo del mundo. Información adicional sobre Intel está disponible en http://newsroom.intel.com/community/es_lar y blogs.intel.com