Mientras que Hitachi es parte de Western Digital desde hace un año, la empresa sigue pensando en su expansión, es por ello que WD ha decidido comprar a la filial de Hitachi, sTec, empresa que se dedica a la producción de dispositivos de almacenamiento en estado sólido. Con la adquisición de sTec, Western Digital tiene como objetivo entrar en el mercado de los SSDs y competir con alguno de los grandes fabricantes que ya dominan dicho mercado.

La adquisición de sTec ha conllevado a WD un gasto de 260 millones de euros, esperando que la compra se finalice durante el tercer o cuarto trimestre de este año (2013), mientras que los primeros nuevos productos SSD Western Digital serán anunciados el próximo año.

Fuente: Uk.Hardware