Algo característico de las CPUs Intel es la coletilla “K“, la cual nos indica que estamos delante de un procesador con multiplicador desbloqueado que nos facilitará en gran medida las dotes de overclocking de la CPU. Si bien, las CPUs sin dicha nomenclatura veían como su multiplicador era bloqueado, aún se podían overclockear (pero en menor medida) gracias a las funciones “Non-K” de algunas placas base, pero dicha función no se encuentra existente en la actual generación de procesadores Intel Haswell.

Según fuentes del sector, Intel habría argumentado que dicha decisión se debe a que dichas CPUs están enfocadas a negocios y consumidores comunes que generalmente no necesitan aumentar su rendimiento, pero está claro que se intenta fomentar la venta de los procesadores K, que son más caros, en vez de ofrecer un producto más barato que permita algo de overclock, tal y como vemos en la actualidad en las CPUs Ivy Bridge, ya que aumentar su redimiendo de forma gratuita no hace daño a nadie, salvo a Intel.

http://www.fudzilla.com/home/item/31693-intel-kills-off-a-chunk-of-haswell-overclocking